La gran inocentada

Mariano Rajoy, en un sopesado discurso minuciosamente calculado para la persuasión general, ha hecho balance no negativo de su primer año de gestión al frente del Gobierno. Como todo buen criminal, nada de cuanto ha dicho se puede entender adecuadamente sin conocer la jerigonza que maneja la casta política, cuya riqueza expresiva va mucho más allá del uso frecuente de términos sobresdrújulos como “implementación” o “transversalidad”, más aún, cuando el mismo se ha pronunciado el 28 de Diciembre, día de los Santos Inocentes. De ahí, la necesidad urgente de aplicar el traductor a lo más granado de su intervención antes de que alguien se la crea:
 
Sobre los ajustes el Presidente ha reconocido que “Las circunstancias nos han obligado (…) Hemos intentado ser equitativos” Y nosotros hemos de entender que – no nos ha dado la gana tratar a funcionarios, pensionistas, trabajadores, desempleados e hipotecados como a Bankia y resto de entidades financieras.
 
Sobre los sacrificios el Presidente ha expresado “Hemos pedido un esfuerzo a los españoles. Pero era necesario para asegurar la eficiencia y eficacia en la prestación de los servicios de sanidad y educación” Y nosotros hemos de entender que – Hemos impuesto sacrificios al conjunto de los ciudadanos, sobre todo a los más desfavorecidos para mantener el fraude fiscal de los privilegiados que a fin de cuentas son quienes nos ponen en el Gobierno o al menos no nos derrocan, aunque ello suponga socavar la eficiencia y eficacia de la sanidad y educación de todos para varias generaciones.
 
Sobre el descontento de la población con su gestión el Presidente ha dicho “Sabemos que mucha gente se está dejando llevar por el escepticismo cuando no por la decepción. Pero estamos haciendo lo que es necesario e inevitable hacer”. Y nosotros hemos de entender – Vuestra es la culpa por dejaros arrastrar por el escepticismo y la decepción. Debéis aceptar de buena gana lo que os vamos a imponer sí o sí. Si no lo hacemos nosotros, lo harán otros. Es la nueva Democracia; se elige quien manda, pero no lo que manda. Así que ¡Ajo y agua!
 
Sobre las Pensiones el Presidente ha confesado que “Hemos pedido grandes sacrificios a los pensionistas, a los que no hemos podido actualizar las pensiones en la medida en que hubiéramos deseado. Pero esta política está dando sus frutos” Y nosotros hemos de entender  que – Hemos impuesto grandes sacrificios a los pensionistas a los que no hemos querido actualizar las pensiones. La medida está dando sus frutos para otros.
 
Sobre la Reforma del sector Financiero y Laboral el presidente ha comentado “Quiero llamar la atención sobre la reestructuración del sector financiero y la reforma laboral” que traducido significa – el primero ni lo voy a tocar y del otro ¡Os vais a enterar!
 
Sobre la reforma Constitucional el Presidente ha dicho “En estos momentos lo prioritario en España no es reformar la Constitución” en otras palabras – En la Nueva Democracia, sólo reformamos la Constitución al dictado del mercado que es donde descansa la soberanía popular del consumidor, como hiciéramos el PPSOE para imponer a las cuentas públicas el déficit cero.
 
Sobre el Euro por receta el Presidente ha mantenido que: “El Gobierno ya lo ha recurrido en el caso de Cataluña y sería impensable que tomara una decisión diferente en el caso de la Comunidad de Madrid” Y nosotros hemos de entender – dejaremos que la lentitud de la justicia se pronuncie. Entre tanto lo aplicaremos en todo el territorio gradualmente según la gente deje de protestar.
 
Sobre ley de huelga el Presidente ha aventurado que: “No tenemos pensado hacer una ley para el derecho a huelga, porque hay una sentencia del TC del año 1981 que la regula” Y nosotros hemos de entender – sabemos que con lo acojonados que os tenemos y el desempleo que hay, la clase trabajadora es más dócil que nunca, por lo cual, no hace falta regular huelgas. Otra cosa son las manifestaciones y actos de desobediencia civil donde aplicaremos medidas excepcionales a situaciones excepcionales.
 
Ley de tasas en Justicia el Presidente ha sentenciado que: “Es equilibrada y razonable […] La justicia no es gratis, la pagamos todos los contribuyentes, ahora se ha pretendido que el 10% de la justicia la paguen quienes litiguen” Y nosotros hemos de entender – La Justicia nunca ha sido justa. De lo que se trata ahora es que los ciudadanos no podáis recurrir nuestras decisiones ni a las empresas, ni a los bancos…con la que os tenemos preparada, sería inviable que pudierais colapsar el sistema en los juzgados y tribunales. 
 
Sobre los Impuestos el Presidente ha aseverado: “Mi intención hoy es no subir el IVA, regresar el IRPF a la situación anterior y llevar al pacto de Toledo un debate sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones” Que traducido viene a decir que – El camino al infierno está sembrado de buenas intenciones. Subiré el IVA al 23% como en Portugal, el IRPF no volverá al estado anterior y el Pacto de Toledo será más que sostenible. ¡Será Impuesto!
 
El discurso del Rey el Presidente ha dicho: “El discurso que ha hecho el Rey es el discurso del Rey. Me ha gustado.” Y nosotros hemos de entender – Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir.
 
 

Deja un comentario