La guerra de Ucrania, también al ajedrez

Por Selodi Gasan Adie. LQSomos.

¿Es correcto excluir a personas por opiniones que no toleramos? El campeón mundial noruego se pregunta si es correcta la sanción de la FIDE al gran maestro ruso por su apoyo incondicional a su país, Rusia, y a Putin

Protagonizaron uno de los duelos más esperados de la historia moderna del ajedrez y, de nuevo, sus nombres vuelven a ocupar titulares juntos. En 2016, el noruego Magnus Carlsen retuvo su campeonato del mundo a expensas de Sergey Karjakin, su homólogo ruso, prácticamente de la misma edad, la gran esperanza rusa de recuperar el trono del ajedrez. Un lustro más tarde, Carlsen sigue siendo el rey y Karjakin… deberá estar medio año sin competir.

Hace un par de semanas, la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) decidió suspender durante seis meses al jugador ruso, de 32 años, por “infringir el Código de Ética” al haber mostrado de manera pública su apoyo a Rusia, su país, y haber escrito una carta a Vladimir Putin para mostrar su “pleno apoyo en la defensa de los intereses de Rusia”… ¡No se hable más! Eso a día de hoy es delito, lo que se lleva es criticar a Rusia, bendecir a la OTAN y bailar el ritmo de EEUU.

“No tiene sentido presentar una apelación, todos los tribunales se pondrán del lado de Europa. Soy ante todo un ciudadano y un patriota de mi país y entre apoyar a mi país y participar en el Torneo de Candidatos (de Madrid), siempre elegiría lo primero», declaraba Sergey Karjakin.

Karjakin se ha mantenido firme en la defensa de su pais y sus principios, ante el que su histórico rival su rival ha querido romper una lanza en su favor. Magnus Carlsen declaró en el periódico noruego Verdens Gang sobre su oponente:

“Es difícil de evaluar, porque esta situación es completamente nueva. No hay muchos paralelismos en la historia. Por supuesto, no estoy de acuerdo con Karjakin en nada, pero ¿es correcto excluir a las personas de opiniones que no toleramos? No estoy seguro”, reflexionó Carlsen, quien también advirtió de que esto sentará un “precedente para lo que pueda venir después”.

La opinión de Magnus Carlsen no es un asunto baladí dentro del mundo del ajedrez. El noruego es quizás la voz más autorizada de un deporte que como tantos otros se ha visto salpicado por la invasión de Ucrania. Y es que Rusia no es un país cualquiera si hablamos de ajedrez.

Asimismo, el campeón del mundo de ajedrez comentó que tampoco está convencido de que sea buena idea difundir los comentarios de Karjakin. “Quiere ser un mártir de la ‘tiranía de las sanciones’ de Occidente. Ahora se le permite contar esa historia en casa, y eso funciona bien allí”. Además, señaló que el ruso “siempre ha sido consistente en su posición política”, por lo que tampoco le sorprendieron en exceso sus actos.

Finalmente, Magnus Carlsen no fue optimista con el futuro de Karjakin en el mundo del ajedrez y sentenció que duda que vuelva a competir a nivel internacional.

Magnus Carlsen y Sergej Karjakin se han enfrentado casi un centenar de veces en sus respectivas carreras, desde su tierna adolescencia. Originario de Simferópol (1990), en la península de Crimea, Karjakin representó a Ucrania en sus primeros años hasta que, en julio de 2009, el presidente Dmitri Medvédev lo hizo ciudadano ruso por decreto, por lo que pasó a ser un símbolo para millones de exsoviéticos.
En el terreno ajedrecístico, es uno de los talentos más precoces de la historia. Tenía solo 12 años y siete meses de edad cuando, en agosto de 2002, se convirtió en el jugador más joven en ser Gran Maestro, un reconocimiento que nadie superó hasta 2021. Su irrupción le permitió ser uno de los asesores del campeón del mundo ucraniano Ruslan Ponomariov, pero este terminó repudiándolo cuando Karjakin eligió la protección y patrocinio del Kremlin.

Lejos de enfadarse por la sanción impuesta por la Federación Internacional de Ajedrez, Karjakin se rio de la situación en sus redes sociales. «Gracias a Dios nada cambia en mi vida si juego o no juego algunos torneos. Desafortunadamente, nunca fue nada especial desde el punto de vista financiero. Y si crees que estoy soñando con ellos, solo un dato: ¡Me invitaron a jugar ajedrez en Noruega y me negué a jugar allí hace unas semanas!», fueron sus palabras, que incluso dejó en un tuit fijado.

Otras notas de la autora

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar