La lucha por la Sanidad Pública y Universal es también antifascista

Agencia Mp3*. LQS. Febrero 2021

Qué tiempos serán los que vivimos,
que hay que defender lo obvio.
Bertolt Brecht

Comunicado de CAS sobre los graves acontecimientos ocurridos en la manifestación de Madrid

En la manifestación convocada el sábado 27 de febrero en Madrid junto a otras 60 ciudades y pueblos de todo el Estado por la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS), se han producido graves acontecimientos que, una vez más, ponen en entredicho el papel de la policía. De nuevo, asistimos a comportamientos por parte de las «fuerzas del orden» de protección hacia los fascistas y de agresión hacia manifestaciones pacíficas.

Poco antes de las 12 de la mañana, hora prevista para el inicio de la manifestación, comunicada y permitida por la Delegación del Gobierno, irrumpieron en la misma dos decenas de integrantes del grupo neonazi Bastión Frontal, con su indumentaria característica y en actitud provocadora. Entre ellos se pudo reconocer a varios integrantes del acto de ensalzamiento de la División Azul celebrado recientemente.

Recordamos que este grupo ha sido considerado por la misma policía como el más agresivo de los existentes, entrenado en artes marciales y que practica la violencia criminal en las calles, acosando y agrediendo a menores inmigrantes. Este grupo se declara seguidor de los fascistas griegos de Amanecer Dorado, condenados por varios asesinatos.

Cuando las personas representantes de CAS comunicaron a la policía la gravedad de la situación y la necesidad ineludible de que actuara para disolverlos e impedir su presencia en la manifestación, el acuerdo fue que los agentes les mantendrían confinados en la calle Aduana, mientras la manifestación iniciaba su recorrido por la calle Peligros hacia la Calle Alcalá.

Cuando la manifestación había avanzado unos centenares de metros por la calle Alcalá, se pudo comprobar que el grupo neonazi estaba situado ya en la confluencia de la calle Peligros con Alcalá, sin que la policía hiciera nada por impedir su avance.

Ante esta situación de incumplimiento de lo acordado por parte de la policía, de indefensión flagrante de la manifestación y de la actitud permisiva de los agentes con los fascistas, el servicio de orden de la manifestación volvió sobre sus pasos para intentar contener y dispersar a los fascistas y asegurar así la protección de la manifestación.

La intolerable actitud de la policía fue la de proteger a los fascistas y cargar a empujones contra nuestros compañeros y compañeras. Se vivieron momentos de gran tensión en los que los violentos empujones de los agentes hicieron caer al suelo a varias personas que sufrieron magulladuras diversas. Otros muchos, personas mayores, huyeron de una violencia totalmente inesperada.

En esos momentos fue detenido nuestro compañero Santiago de la Iglesia, secretario General del sindicato CGT SOV del sur de Madrid. En el momento de escribir este comunicado, Santi ha sido puesto en libertad con cargos.

Cuando se recriminó a la policía su actuación, la respuesta fue que «ellos también tenían derecho a manifestarse y que su deber era protegerles». Estas afirmaciones son absolutamente inaceptables por cuanto, precisamente, la comunicación a la Delegación del Gobierno tiene por objeto evitar la confrontación entre manifestaciones de signo contrario y asegurar el libre y seguro ejercicio del derecho de manifestación en un lugar y a una hora determinada por parte de quienes lo comunican y, en este caso además con confirmación explícita por parte de esa Delegación.

La Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad, denuncia ante la opinión pública – la Ley Mordaza hace que nuestra hipotética denuncia judicial sea papel mojado frente a la palabra de la policía – la vulneración flagrante del derecho de manifestación que ha sufrido por parte de la Delegación del Gobierno, la detención arbitraria de quien pretendía garantizar la seguridad de la manifestación ante la inacción flagrante de la policía y las agresiones sufridas por diferentes integrantes del servicio de orden de la manifestación por parte del cuerpo armado.

CAS, se suma así a las numerosas voces que denuncian los ataques sistemáticos e impunes por parte de los aparatos del Estado a los derechos fundamentales de miembros de organizaciones populares o personas individuales que expresan su indignación ante el atropello sistemático de sus derechos laborales y sociales y por condiciones de vida insoportables.

Hoy lo hemos vivido en nuestras carnes, precisamente cuando denunciábamos el desmantelamiento planificado de la sanidad pública para asegurar los beneficios de la sanidad privada y del capital, con la connivencia de los gobiernos autonómicos y estatal de todos los colores políticos.

Exigiríamos la destitución del Delegado del Gobierno en Madrid si creyéramos que existe algo parecido a la dignidad o al sentido de la justicia en nuestros gobernantes. Estamos convencidos de que no es así.

No nos callarán ni nos detendrán; al contrario, las razones por las que luchamos son aún más fuertes. Rodearemos a Santi de toda nuestra solidaridad y nuestro agradecimiento por digno comportamiento y por su sacrificio.

La lucha continúa y es el único camino.

* https://www.casestatal.org/es/
Imagen de cabecera: A la izquierda uno de los nazis provocadores se va de “rositas”, a la derecha el sindicalista de CGT se va detenido ¿Qué está pasando en Madrid sr. Franco?

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar