La modernidad ¿no incluye a la lucha antifascista?

redes-ile-lqsCristina Calandre Hoenigsfeld. LQSomos. Diciembre 2014

La modernidad en la Residencia de Estudiantes, no incluye a la lucha antifascista.

No me lo puedo creer ¡otra Exposición y catálogo más de la Residencia de Estudiantes! liderado por José García Velasco y la casta de usurpadores del “espíritu institucionista” (Mainer, Fussi, Sánchez Ron, etc.) y con las ayudas institucionales del Ministerio de Cultura (Acción Exterior).

Le han puesto el nombre de “Redes Internacionales de la cultura española 1914-1939” (1) y dicen en la introducción que tiene un enfoque “plural”.  Pues de eso nada, el enfoque es el mismo de siempre, el de ocultar la verdadera historia republicana de la Residencia, de su Hospital de Carabineros, la de su refugio antiaéreo y la lucha antifascista.

Pero claro, como esta exposición y catálogo, lo que pretende en el fondo, es una imagen manipulada de la historia, para conseguir la convalidación del galardón Sello Patrimonio Europeo correspondiente al año 2014, que estos días se está decidiendo a nivel del comité de expertos, ocultan todo lo que pueda obstaculizarlo, como sería la destrucción del Refugio antiaéreo que se construyó por la II República en 1937 para proteger a los milicianos, y ahora es una sala de estar, y con ello también se oculta la valiente historia del Hospital de Carabineros, que salvo a cientos de milicianos de una grave epidemia de malaria, desatada por los frentes de Madrid.

Se cita muy de pasada a los laboratorios que estuvieron en la Residencia, cuando era la principal actividad de la Residencia (formar a cientos de médicos), pero sin explicar que durante la Guerra Civil española, también hubo otros laboratorios para controlar la enfermedad del paludismo, dirigido por Luis Calandre Ibáñez, uno de los personajes más importantes de la historia de la Residencia y que sistemáticamente vienen ignorando.

Hacen referencia los de dicha exposición a su anterior exposición y catalogo que hicieron para la Biblioteca Nacional (Ministerio de Cultura) “Generación del 14, ciencia y modernidad” como referente de la que ahora hacen en la Residencia. Me permito recordar, que en la exposición de la Biblioteca Nacional, tuve el gran disgusto de ver que el eminente cardiólogo Luis Calandre Ibáñez, republicano e institucioncita, discípulo de Ramón y Cajal, de Achucarro, de Madinaveitia, y que había introducido el primer electrocardiógrafo en España proveniente de Alemania, en 1917, no aparecía ni una sola vez mencionado en dicha exposición, que si en cambio dedicaba grandes espacios a otro eminente médico, Gregorio Marañón.

Claro que la explicación esta en que Marañón cambio de chaqueta y de republicano se hizo franquista y Calandre se mantuvo republicano hasta el final. Actualmente la Fundación Ortega-Marañón, es un potente lobby, defensor, entre otras cosas, de la Transición y la Monarquía.

El nuevo galardón “Sello Patrimonio Europeo” incluye entre sus estrictos requisitos la historia del lugar y su arqueología, lo que significaría para la Residencia la obligación de reconocer que durante la “modélica” rehabilitación que tuvo lugar durante los años 1990-2001 , arramplaron con el refugio antiaéreo y su historia, y eso que ese lugar de la Colina de los Chopos, tenía desde 1978, máxima protección como bien de interés cultural (BIC).Todo un delito, que parece no tiene responsables.

Viendo los galardones dados el año pasado del “Sello Patrimonio Europeo”, en la nueva versión europea, observo que se han dado algunos, como el del Campo de Westerbrook (2), donde se reconoce la participación europea, a través de la extensa red de trenes, de la deportación y exterminio de millones de judíos a los campos del este.

Deberían aprender los de la Residencia de Estudiantes (CSIC) a incluir dentro de su exposición “redes internacionales” a la lucha llevada a cabo desde el Hospital de Carabineros que se situó en dicho lugar durante los años 1937-39, como parte de una red de lucha antifascista, junto a otros hospitales republicanos, defendiendo valientemente tres años a Madrid de los rebeldes fascistas, y que recibieron muchos apoyos de “redes internacionales”, como las Brigadas Internacionales, algunos de cuyos miembros médicos y enfermeras, participo y colaboro con dichos hospitales.

Esta exposición, es otra cortina de humo franquista, llena de tópicos, que lo que pretende una vez más, es no reconocer que sus gestores, durante más de 30 años, destruyeron y ocultaron la historia frente populista de la II República, en donde la Residencia de Estudiantes, convertida en Hospital de Carabineros, tuvo un importante papel, y que fue dirigida por el Dr. Luis Calandre Ibáñez (3), subdelegado de la Junta Para Ampliación de Estudios durante los 1938-39, a pesar de que un decreto franquista ilegal de 19 de mayo de 1938 dijera lo contrario.

Notas:
1.- Redes Internacionales de la Cultura Española 1914 – 1939
2.- Westerbork: el reconocimiento de la UE en el Holocausto
3.- El doctor Luis Calandre Ibáñez, su vida familiar y el archivo

Más artículos de la autora

Deja un comentario