La paradoja madre

El Sistema y su publicidad ofrecen un universo pleno de erotismo disponible. Las tentaciones del placer son constantes como un disco rayado que pretende hipnotizar. Luego resulta que la lucha por sobrevivir te deja extenuado. Somos seres exhaustos y nos atracan el tiempo.

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar