La paz es la excepción que confirma la guerra

Por Iñaki Alrui*. LQSomos.

La tolerancia llegará a tal nivel
que las personas inteligentes tendrán prohibido pensar
para no ofender a los imbéciles.
Fiodor Dostoievski*

Un nuevo libro de poesía. ¡Sí, uno más! Pero permítanme decir que no es uno más, tengo mis motivos.

Para empezar por el título, cualquiera pensaría que con los tambores de guerra que suenan en estos días, pero no. El libro no baila al son de ningún tambor, ya estaba preparado de antes de esta historia guerrera de malos muy malos y buenos cándidamente buenos, no es una improvisación del momento. El título, como los textos que dan cuerpo al poemario, son cavilaciones de las que se generan con el tiempo, de las que se guardan en un desordenado cajón y que pertenecen a esos pensamientos complejos y únicos de un autor. Nuestro autor, Manuel Blanco Chivite, nos desgrana en esta edición muchas reflexiones en un soberbio verso libre con la que disecciona realidades cotidianas en un estilo muy personal y soberanamente desafiante.

Puede, tal vez, quien sabe, que en una primera lectura el lector se deje llevar por un pesimismo superficial, confusión posible en la descripción de la realidad a través de una escritura libre y sosegada, emancipada del peso del tiempo y destilada en finas ironías. Verdades sin disfraz, es lo que hay, lo que tenemos. ¡Aquí estamos!, en la realidad de lo cotidiano, del día a día, nadando entre la hipocresía, los corruptos, farsantes, y a toda prisa, buscando verdades, persiguiendo la felicidad, viviendo, resistiendo, pensando, mutando, ayer, hoy, mañana:
“Vendrán más años malos y nos harán más ciegos”. (1)

Del mismo título se enlaza con los primeros versos: “La paz es una guerra difusa, fragmentaria e intermitente. Mata a cuentagotas, a veces en repentinas oleadas…”
Para seguir picoteando vida entre realidades cotidianas: el mejor amor (a mí mismo) el verdadero amor (la propiedad privada) el optimismo para mañana (donde se esconde la muerte), versos a la esperas, a la manías… al ritmo diario “consumido”…

El consumidor
entró
en la tienda de consumibles
Y no volvió a salir.
Las autoridades le dieron por desaparecido
Seguimos la búsqueda, aseguraron,
Aunque no hay muchas esperanzas.

El poemario no es un canto a la desilusión, simplemente relata la inoperancia en la que vivimos, la enfermedad de la razón a través de estrofas locuaces, en un vocabulario sutil y elocuente.

Sintético, condensado, culminación poética en un “Monólogo final” que curiosamente está en el ecuador del libro: Quién es, me repito, y yo aquí, a un metro de él, como ya he dicho / quién soy y qué tengo que ver con él. / Quién es, quién soy ¿Cómo ha pasado todo este tiempo? /Ni siquiera siento curiosidad por conocernos ni por saberlo. / ¿Para qué? Seria otro inútil deslizamiento. / Tan pesado, tan torpe, tan innecesario.

Pero también completa su cuadro con unos resueltos versos dedicados a Matsuo Bashō, el gran maestro japones del haiku, un nombre propio que, junto al de Betulia Rotten, son los únicos que aparecen en toda la composición. No hay más nombres, pero sí personajes sin rostro ni formas, ni género ni huellas, pero en los versos nuestro autor les habla, en singular o plural, y les pregunta, les cuestiona e incluso los increpa: “¿Y tú me lo preguntas?” (nada que ver con Bécquer)… Por cierto ¿Quién es Betulia Rotten? ¿De dónde viene? ¿A dónde va?

Las palabras trenzadas por Manuel Blanco Chivite en este segundo poemario nos recogen en nuestros absurdos cotidianos o en las maneras injustas de habitarnos a nosotros mismos entre aforismos, jactancias, amalgamas y entelequias en un poemario corto en extensión, pero profundo en los sentidos que encierra.

También hay versos que no apuntan a los personajes anónimos que nos acompañan en andanzas ajenas y vulgares, en los buenos y malos pasos adaptados a la apariencia del somos. Hay rimas al “yo”, alguna declaración de intenciones y promesas como la que cierra el poemario, “Prometo no estar”: Desapareceré en un instante / incluso de las más privilegiadas memorias / Se desvanecerá mi recuerdo / antes, os lo puedo asegurar, / de llegar a ser recuerdo…

Confesiones de existencia, fuerza de lo vivido, batalla del recuerdo, relato y una cariñosa introducción de Bernardo Fuster, maestro poeta y juglar ilustrado.

Hay más, pero yo aquí lo dejo con esa máxima de “lean el libro” y así tendrán sus propios argumentos para repudiar todo este escrito que han tenido la santa paciencia de leer, y que pretendía nada menos que hablar de un poemario, algo tan horrendo como explicar una obra de arte o intentar convencer de nuestra existencia.

Dictador

No lamentamos tu muerte
sino tu vida
Y de tu muerte
solo lamentamos
no haber sido nosotros
con nuestras manos,
ungidas por el trabajo diario
que tú nunca conociste.
Nuestra bondad fue
tu beneficio.

El autor

Manuel Blanco Chivite (San Sebastián 1945).
Periodista y escritor. Colaboró en periódicos como EGIN, La Gaceta del Norte, NOTICIAS, Diario 16 y otros, así como en Interviú y Primera Plana entre otras revistas. Ha publicado en El Garaje Ediciones S.L. Laguardia negra, Parejas sangrientas y otras historias aún peores, Fuera del rebaño no hay salvación, ¿Pensar? y Al final de la luz siempre está el túnel. En 1992 publicó la primera biografía de Manuel Vázquez Montalbán. Dudosos amores y certeras muertes fue su primer libro de poemas (2021). http://loquesomos.org/matematica-aplicada-amores-dudosos-certeras-muertes/

La “ficha”

La paz es la excepción que confirma la guerra. Manuel Blanco Chivite.
EL GARAJE EDICIONES / Colección Poesía. 88 páginas.
Formato: 16,5 x 12 cms. ISBN: 978-84-124123-5-2. Precio: 10 euros.
https://elgarajeediciones.com/

Notas:
1.- Aforismo que daba título a un libro de apuntes, notas, opiniones, reflexiones y poemas de Sánchez Ferlosio
*.- Nota personal (y caprichosa): amo apasionadamente a Dostoievski, y más aún desde que le censuran y le niegan, levanta pasiones en mí, lo siento por los imbéciles que no paran de crecer.

Más artículos del autor. Integrante del Colectivo LoQueSomos.

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar