La Residencia de Estudiantes y su blanqueamiento de la monarquía

Por Cristina Calandre Hoenigsfeld. LQSomos.

Carlos Alberdi nos cuenta sus memorias como gestor cultural en la Residencia de Estudiantes, entre los años 1987 y 2004, en el articulo «La Residencia se pone de moda». Desde luego nos queda muy claro que se lo pasó fenomenal y que fue prosperando.

Yo quiero añadir a su meteórica carrera utilizando el sistema de «libre designación», pues era profesor de secundaria cuando fue nombrado vicedirector de la recientemente fundada Residencia de Estudiantes (CSIC).

Se «empapo de la arquitectura de la Colina de los Chopos» nos dice, colaborando con los arquitectos que diseñaron el plan director y a rehabilitación de la Resi, el estudio de Pérez Pita y Jeronimo Junquera.
Nos comenta Alberdi, que la Colina se compartía con el Museo de Ciencias Naturales, la Escuela de Ingenieros Industriales, el Archivo Histórico y el Instituto Ramiro de Maeztu, pero se olvida del Instituto de Física -Química, el Rockefeller, uno de los más emblemáticos de esa Colina de los Chopos, e histórico, dirigidos por Blas Cabrera y Enrique Moles.

Tampoco nos explica que la actual Iglesia del Espíritu Santo, del Opus Dei, y con la estatua de Escriba de Balaguer dentro, está en lo que fue la Biblioteca y Auditorio de la Residencia de Estudiantes, situada en la calle Serrano, y que también pertenece a la mítica Colina de los Chopos.

«Me resultaba interesante trabajar con arquitectos», nos repite, para pasar a decirnos que «de la época histórica» se habían perdido la mayoría de los planos. Incluso que estuvieron «removiendo» el Archivo General de la Administración y fichamos todos lo edificios del recinto».
Vaya ¡que bien!, así el refugio antiaéreo que destruyeron durante la rehabilitación, en la época que él era vicedirector, no lo tenían inventariado. Tengo que decirle que yo encontré la información en el Archivo de la Guardia Civil, que custodia los documentos del Cuerpo de Carabineros y no soy ni arquitecta, ni historiadora.
Y porque cuando hicieron la planificación de lo que sería la Residencia, y estudio de su etapa histórica, escondieron todo lo relativo al Hospital de Carabineros, situado durante los años de la guerra (1937-39) y dirigido por el eminente cardiólogo, el Dr. Luis Calandre Ibáñez, mi abuelo, donde se salvó a muchos milicianos de una grave epidemia de malaria desatada en los frentes de Madrid. Cómo caían muchas bombas, la II República hizo construir un refugio antiaéreo debajo. Luego seria duramente represaliado por los franquistas por haber dirigido dicho Hospital.

Solo voy a comentar un tema más del largo y pedante artículo, y es lo relativo al Archivo de la Junta para Ampliación de Estudios «ese archivo … restos inconexos pero valiosos… fuimos descubriendo novedades” nos dice. Me pregunto ¿donde esta el documento del nombramiento por la JAE, al doctor Calandre, como subdelegado de la Junta, en octubre de 1938?

Muchos de los documentos que encontré para mi estudio sobre Luis Calandre Ibáñez en la JAE, los tenían los de la Residencia en «custodia» desde hace 20 años, pues estaban originalmente en el Archivo General de la Administración.

Y el «Álbum Calandre” que fue dado en custodia por mi familia, con importantes fotos del Hospital de Carabineros ¿Por qué no lo enseñaban a los investigadores? Y ¿Qué fue todo ese proyecto del “Sitio español de Patrimonio Europeo»? Que gestiono Alberdi en el año 2004, con el Comisario de Cultura de la Comisión Europea para que le dieran dicho galardón a la Residencia, que fue recurrido por mi, a través de la Comisión de Peticiones, por no haber incluido el Hospital y su refugio…

Son tantas las preguntas que tendría que hacerle a este «gestor cultural» y su grupo de amigos, García Velasco, Alicia Gómez Navarro, etc. «por libre designación», que me llevaría otros 15 años, los mismos que llevo escribiendo sobre esa institución, con escaso resultado.
Por lo menos quitaron la placa que ponía «sitio Patrimonio Europeo» en uno de los edificios de los pabellones gemelos, y quedó vacía.
Han empobrecido la historia de ese mítico lugar, lleno de republicanos de los de antes de la República, y en 1999 pusieron a la Monarquía como Presidente de la Fundación Residencia de Estudiantes. A lo mejor eso explicaría todo lo ocurrido durante estos más de 30 años de la llamada «segunda época».

Más artículos de la autora

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Un comentario en «La Residencia de Estudiantes y su blanqueamiento de la monarquía»

  • el 16 febrero, 2022 a las 14:22
    Enlace permanente

    Otra de las mentiras de este «gestor cultural» cuando dice » …a Pio del Rio Hortega , la guerra le llevo a Argentina….» pues No , durante la Guerra estuvo pensionado por la JAE , como muestran los documentos del archivo de dicha JAE , que los que lo organizaron la Residencia ( como el
    gestor cultural ) debían conocer . A argentina , se fue en 1939 , al exilio.

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar