La sombra del fascismo es alargada

En Francia se conmemora en los primeros días de Junio el desembarco en las playas de Normandia de los aliados que venían a liberar el país de los invasores nazis y del gobierno fascista de Petain, vendrán dirigentes de muchas naciones, y los festejos serán solemnes, pero el pueblo francés ha decidido recordar a los que pelearon y murieron para salvarlos del fascismo a su manera, votando por los mismos fascistas que durante años ocuparon su país, han votado en las elecciones europeas por el Frente Nacional, que siempre ha sido hermano de todos los partidos fascistas y que además no se esconde de ello.

Según los comentaristas ha sido un verdadero terremoto en el país galo, algo que se veía venir, estaba cantado, pero que nadie ha podido parar, podríamos preguntarnos si los franceses son fascistas, quizás si en algún caso, quizás no ya que muchos no saben ni lo que es el fascismo ni lo que conlleva, la memoria francesa es corta, lo que es seguro es que son racistas y el discurso de Marina diciendo que todos los males vienen de la emigración les suena a música celestial, tanto mas que los socialistas también apoyan esta idea con el fin de ganar votos, como  Valls, primer ministro de origen catalán que ha asentado su popularidad deportando a los gitanos rumanos y permitiendo que se quemen sus campamentos, la UPM, la derecha de Sarko, tiene el mismo discurso.

El responsable de este desaguisado es el socialista Hollande, nunca ha habido un presidente tan impopular, hace dos años se le eligió para echar fuera a Sarko que muchos no podían soportar, se le eligió también a base de promesas de justicia social, de lucha contra la financia y de batirse por una Europa que tuviera en cuenta el bienestar de los pueblos, todo lo negó nada mas elegido, subió los impuestos y exprime a los mas modestos para el enorme regalo que ha prometido a los patronos, 30 millares de francos que saldrán de nuestros modestos bolsillos y de los recortes del bienestar social.

Los jóvenes y los obreros son los que han dado la victoria al FN, la izquierda les a dejado en la cuneta y ni siquiera confían en otras formaciones como Le Front de Gauche que podría mejor representarlos, pero el descrédito del Partido Socialista a encallado a toda la izquierda.

El programa del FN es claro y ya empezó a aplicarlo en algún ayuntamiento que dirige, empezó cerrando la permanencia de la asociación de defensa de los derechos humanos, seguramente para estos fachas los humanos no debemos tener derechos, después viene la preferencia nacional, la prohibición del aborto y del matrimonio para todos, las mujeres deberán parir sus hijos y si no los desean entregarlos a otras parejas con posibles que les darán educación, el papel de la mujer se reducirá a sus labores, las madres no trabajaran, esperaran sumisas a que sus maridos tengan a bien mantenerlas, todo esto es el programa de Marina, es increíble que las mujeres voten por ella, así va Francia. El papa de Marina, Jean Marie Le Pen se hizo conocer en Argelia torturando a los patriotas que luchaban por su independencia, para él los hornos crematorios no son mas que un detalle de la historia, además ha encontrado la solución para frenar la emigración, nos dijo que con la extensión de la epidemia del virus Ebola que se instala en África este problema quedaría solucionado, es un virus mortal, algunos le llaman señor Ebola, estos son los que se han convertido en el primer partido de Francia.

En España las elecciones han ido mejor, los peperos continúan diciendo histéricamente que han ganado, en realidad la izquierda es mayoritaria, pero habría que ver si aquí como en Francia se puede considerar que los socialistas son de izquierdas, la sumisión de Zapatero al capitalismo, a la banca, los recortes que con él comenzaron y se puede añadir su sumisión a la Iglesia, podía haber cambiado la ley que instaurada por Aznar permite que la Iglesia pille los bienes del país poniendo a su nombre todo lo que desee, con la ley de punto final sobre la memoria histórica intento hacer callar a las victimas del franquismo, no lo consiguió ahí esta la querella en Argentina para demostrarlo, pero hemos debido irnos a América para pedir justicia, los socialistas aquí nos la negaron.

Europa ha votado y el resultado a nivel internacional es la victoria de la derecha mas conservadora, ellos serán los encargados de aprobar un tratado con los Estados Unidos, tenido secreto, que nos obligará a recibir toda la comida basura de ese país, pollos blanqueados con azote o lejía alimentos llenos de pesticidas y otros genéticamente modificados, una vez firmado el acuerdo los pueblos europeos deberán comprar y consumir esos horrores sino se les juzgara por un tribunal económico y se les castigará con multas millonario, eso nos espera.

Europa ha mandado un puñado de elegidos nazis de todos los países, no solo de Francia, la Cancillera se dice inquieta, no se sabe porque ya que en Ukrania se instala un régimen fascista financiado por Europa, es decir con nuestro dinero, en Odessa pudo verse los métodos que emplean, los de siempre, quemar a la gente viva ante la indiferencia de los medias a los que esos muertos  y esos métodos no les interesa denunciar, todo sea por Europa.

Ya que se habla de el desembarco de los aliados en Francia recordemos que unos soldados alemanes que iban hacia Normandia entraron en un pueblo francés llamado Oradour sur Glane, encerraron a todos sus habitantes en la iglesia y los quemaron vivos, hoy día el pueblo sigue sin reconstruir como testimonio de la barbarie nazi, lo mismo paso en Odessa, nada cambia.

Tenemos a pesar de todo una esperanza, España ha enviado elegidos de izquierdas, en Grecia parecen despertarse de la pesadilla que viven y el partido Syricia, la izquierda, es mayoritaria, también ese país ha enviado a elegidos nazis del Amanacer Dorado, perseguidos como asesinos, buen refuerzo para el grupo del FN francés.

Quizás los pueblos de Europa terminen dándose cuenta de que el FMI, las cancilleras, los comisarios europeos están ahí para terminar con las ventajas sociales que tanto nos costó ganar, es la Europa del gran capital y nunca fue otra cosa, no lo olvidemos nunca.

Más artículos de la autora

 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar