Silvia Delgado*. LQS. Noviembre 2018

Hoy la libertad de pensamiento es de nuevo una quimera, de nuevo la cárcel es una amenaza, de nuevo el ostracismo es una condena

Una buena forma de someter a un pueblo es dejar que piense que es libre.
Libre para pensar, para elegir, para comprar, para vender.
Libre para expresarse, para crear, para quejarse, para cambiar.

Sucede que nada de esto es cierto. Sucede que la libertad de pensamiento está ahora mismo contra las cuerdas.
Los más ingenuos creen que sus ideas nacen de ellos mismos y no corren ningún riesgo, aplican su pensamiento en lo cotidiano y dicen sentirse representados, protegidos por una ley que blinda su ideología.

Pero la libertad de pensamiento que hace peligrar esta narcosis social, la que cuestiona una y otra vez la farsa de la democracia, el pueblo libre que analiza la realidad y se posiciona en contra es un excluido, un paria, un amargado que utiliza la palabra para violentar la paz de los esclavos y por eso deben quitársela, está justificado que vaya entre rejas. No les gusta que nadie les diga que caminan como si fueran calaveras.
La libertad de pensamiento tiene unos límites claros, unas fronteras que no deben ser traspasadas, es una jaula donde vuelan ideas. Si salen fuera serán atacadas por las bestias.
Pero el mundo fue cambiando porque hubo quienes se atrevieron a volar en otros cielos.

Porque no se conformaron con decir amén y elegir entre tiranos.
Porque contagiaron con sus sueños a los más resignados.
Porque imaginaron un porvenir de pueblos sin canallas.

Hoy la libertad de pensamiento es de nuevo una quimera, de nuevo la cárcel es una amenaza, de nuevo el ostracismo es una condena. De nuevo nos encontramos hablando por lo bajo, midiendo los pasos, mirando para atrás por si viene alguien.
En este mundo de cautivos han declarado la guerra a quienes señalan el fraude de la libertad con cadenas.

Más artículos de la autora
LoQueSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/11/Las-cadenas-lqsomos.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/11/Las-cadenas-lqsomos-150x150.jpgLQSomosLos Otros y YoSilvia Delgado FuentesLas jaulas,Libertad de comunicación,Libertad de Creación,libertad de expresión,narcosis socialSilvia Delgado*. LQS. Noviembre 2018 Hoy la libertad de pensamiento es de nuevo una quimera, de nuevo la cárcel es una amenaza, de nuevo el ostracismo es una condena Una buena forma de someter a un pueblo es dejar que piense que es libre. Libre para pensar, para elegir, para comprar, para...Cultura Libre, Comunicación Libre