Las paridas de Elfidio (el «Sabandeño»)

En su edición del pasado día 22 de agosto, La Provincia-Diario de Las Palmas, recogía un artículo cargado de veneno escrito por un colaborador habitual; colaborador que no pasa despercibido sobre todo en el mundillo artístico. Se trata de Elfidio Alonso, el fundador o uno de los fundadores del mítico grupo «Los Sabandeños». En este artículo (por no llamarlo libelo) titulado «Las Paridas de Chávez» cargaba Elfidio sus tintas venenosas contra el mandatario venezolano Hugo Chávez.

Cuando menos, resulta gracioso que un personaje público y al que se le supone un mínimo de cultura política y social y ya no hablemos de carácter demócrata, como este personaje, Elfidio Alonso, se le hayan ocurrido tales paridas (plagiando un poco su columna) cuando se refiere a Venezuela y su Presidente. Es increíble que el «sabandeño» Alonso critique, insulte y ataque ferozmente al Presidente de uno de los países de América Latina que más canarios acoge.

Parece ser que los años no pasan en vano y la demencia senil comienza a enseñar sus fauces. El tal Elfidio habla de maquiavélicos planes de Chávez para perpetuarse en el poder, habla de su ambición sin límites y habla del carácter dictatorial de Chávez y su gobierno.

Habría que recordar al «sabandeño» que, excepto en el año 1992 cuando Hugo Chávez protagonizó un golpe de estado (y pagó cárcel por ello) contra un «demócrata» del gusto de Elfidio, Carlos Andrés Pérez (CAP), por cierto ahora perseguido por la justicia de su país por corrupto y ladrón, Hugo Chávez se postuló en todos los procesos electorales venezolanos y… ¡todos los ganó! Sin armas, sin sangre, sin guerra… La palabra cumplida del proyecto Chávez fueron las armas que lo llevaron al poder y las que lo mantienen porque ese proyecto a adelantado a Venezuela más de 50 años en todos los niveles básicos como cultura, sanidad, educación, desarrollo campesino etc., respecto a cuando gobernaban los sátrapas que la llevaron a la miseria.

Es una broma macabra que este «sabandeño» pase por alto todos estos procesos electorales;  que no se fije en ello a pesar de que dichos procesos fueron vigilados con lupa por decenas de observadores internacionales que certificaron su legalidad y limpieza. Y es también una clara muestra de «Alzehimer» por parte de Elfidio que no recuerde ni escriba sobre otros personajes de aquél Continente, tales como Bush, Álvaro Uribe Vélez, Bachelett, Alán García, etc. Parece ser que para Elfidio, estos siniestros personajes sí responden a sus cánones de lo que no es ser dictatorial, invasor de países o narcoparapresidente. Tampoco habla sobre Fujimori, sobre Menen, sobre Carmona Estanga (el breve que le dió el golpe de estado a Chávez), sobre Pastrana, sobre el mexicano Calderón que le robó descaradamente las últimas elecciones a Andrés Manuel López Obrador. De eso no habla este «sabandeño»; tampoco habla de los gobernantes canarios, es decir, de los Melchior, los Soria, los Zerolos, los Román Rodriguez, los Paulinos, los Saavedra… es decir, Elfidio no quiere saber que está sucediendo en su propia tierra, en su patria canaria; él calla… y otorga porque de algún lado le tienen que venir los diezmos.

Tampoco habla este personaje «sabandeño» (ya que acusa a Chávez de todos los males de Venezuela) de lo que está sucediendo en su propia casa, en «Los Sabandeños». «Eso es cosa interna que no afecta a lo cultural ni a la sociedad» nos dice este Elfidio. Pero los músicos se le van como una sangría incontenible y se van por que dicen que no aguantan la DICTADURA de su fundador, Elfidio Alonso. Van por ahora 19 músicos los que han huido del «demócrata» Elfidio entre ellos el Director Musical, Héctor González y el famoso solista del grupo, Manolo Mena. Convirtió este demócrata anti-Chávez a su grupo musical en una marca privada o una Sociedad Anónima «Elfidiense», con la mayoría de las acciones en la bolsa del nepotismo; y a quien se le opuso, directamente lo mandó a la calle, eso sí, suponemos que con formas correctas y «democráticas».

Parece ser que este «sabandeño», llevado de la mano por ATI-CC, quiere dar lecciones de democracia a todo un Presidente de un Estado Soberano que gobierna para muchos millones de ciudadanos, mientras él maneja la mano dura y las artes dictatoriales para perpetuarse en su agrupación musical. Ironías de la vida….

Pregunta idiota que se me ocurre esta semana…. ¿Que pensaría el Mencey Loco de este Elfidio Alonso?

Deja un comentario