Acacio Puig. LQS. Enero 2019

Tras el golpe de estado militar-fascista de 1936 Libertad, que contaba unos 44 años, se integró como miliciana armada en Barcelona y después en la Columna Durruti, participando en la toma de Pina de Ebro

El 19 de enero se cumple el 49 aniversario del fallecimiento en México de Libertad Ródenas, anarcosindicalista, miliciana y militante de Mujeres Libres cuya biografía conocimos a grandes rasgos por la Exposición La mujer en el anarquismo español, coordinada por la secretaría de la mujer de CGT.

Son muchas las páginas libertarias (CNT, CGT, Fundaciones, Grupos de Afinidad… y estudios universitarios) que glosan la talla humana y militante de Libertad, pero ha sido el casual encuentro de su nombradía durante este mes de enero -en el Calendario Republicano 2019 de Puçol- el estímulo para recordar desde todas las trincheras la Memoria, a aquella militante que murió en el exilio y cuyos combates importa vindicar como propios desde todas las corrientes del socialismo revolucionario y proyectos de Democracia Socialista. Y con mayor motivo hoy, en tiempos en que caen las máscaras de una derecha neofranquista que reafirma su afán de emborronar y suprimir la verdad histórica, la Memoria y el linaje de la lucha antifascista, antipatriarcal y anticapitalista de quienes desaparecieron batallando por construir un mundo nuevo, un mundo de Libres e Iguales.

Sí, nos importa mantener viva la biografía heroica de todas nuestras gentes, siendo eso algo que depende fundamentalmente de nuestro esfuerzo, el que ha venido movilizando a sectores sociales ignorados por los herederos del antiguo régimen. El esfuerzo que ha logrado nominar nuevos Lugares de Memoria y penetrar (arduamente) en la enseñanza y la investigación.
Se trata pues de una tarea que “asienta” Historia, porque la recupera, imponiendo la verdad y lo hace en paralelo, desde iniciativas autónomas, que no dependen de los avatares de los “Presupuestos Generales del estado”. Recordemos que tales presupuestos en lo referente a Memoria siempre han sido escasos y sometidos a involuciones, descontroles o congelaciones.
Así ocurrió con los “presupuestos” del PP de Rajoy, que redujeron a cero euros las cantidades para exhumaciones de fosas comunes o toleraron falsificaciones, como la perpetrada con la escandalosa “dulce biografía de Franco” a cargo de la Real Academia de Historia.
Pero así ocurre también con las políticas socialdemócratas de Memoria hasta hoy conocidas.
Actualmente, las necesidades memorialistas constatadas en las futuras “Cuentas del estado” son imprecisas y al tiempo, es evidente el titubeo y simplificaciones oportunistas respecto a Cuelgamuros, en tanto que el nuevo gobierno Sánchez sigue a remolque de una Ley de Memoria Histórica no solo insuficiente, sino varada en dique seco por falta de voluntad política.
Desde esa perspectiva y con más voluntad de escriba que pretensión investigadora, recuperamos hoy a Libertad Ródenas.

Libertad Ródenas, nació un impreciso 1892 (¿?) en Chera (Valencia) en el seno de una familia republicana-volteriana y blanquista, formada por la unión libre de Custodio y Emeteria, siendo Libertad una de l@s tres hij@s de la pareja.
El hogar familiar fue refugio de perseguidos y espacio de reuniones clandestinas, de modo que en él –junto a un corto tiempo en la escuela laica- inició Libertad su educación en valores, su politización y luego, sus primeras asistencias a mítines donde despertaron sus cualidades de oradora.
En 1918 Emeteria, Custodio y sus hij@s emigraron a Barcelona, una ciudad en que la caza y captura del movimiento obrero estaba a la orden del día y en manos de todos los aparatos represivos disponibles (un policía por cada 700 habitantes, la Guardia Civil -que contaba con emplazamientos y cuarteles en toda la ciudad- los Somatenes armados, que jugaban un papel esencial en represión de huelgas y como policía político social y el pistolerismo patronal, encarnado por los llamados Sindicatos Libres).

Libertad, modista integrada en el sindicato textil, participó en el Congreso sindical revolucionario de Sants y formó parte de las delegaciones de CNT ocupadas es la extensión de las resoluciones y construcción de nuevas organizaciones. El Regional de CNT le asignó junto a otros compañeros hombres, la provincia de Tarragona y la región de Levante.
Su enfrentamiento a la acción sangrienta de los pistoleros de la patronal la llevó unos meses a la cárcel y en 1920 participó en una conferencia en el Ateneo de Madrid denunciando la intensa represión vivida en Barcelona.
Activa feminista libertaria, volvió al Ateneo de Madrid un año después, donde impartió en noviembre de 1921 la conferencia La situación actual de la mujer. Después, en 1922, participó como oradora en el gran mitin obrero de Montjuïc.

De su unión con el libertario José Viadiu en 1922 nacieron sus tres hijos varones y su dedicación a la maternidad la alejó temporalmente del activismo militante. Así fue hasta la llegada en 1931 de la Segunda República; fue entonces cuando integró el colectivo Brisas Libertarias en Sants, que ejerció una importante labor formativa entre mujeres jóvenes.

Tras el golpe de estado militar-fascista de 1936 Libertad, que contaba unos 44 años, se integró como miliciana armada en Barcelona y después en la Columna Durruti, participando en la toma de Pina de Ebro.
Por encargo de Durruti se desplazó de nuevo a Barcelona, teniendo a su cargo la atención a la infancia desplazada por los combates en el frente de Aragón. En la ciudad y desde el Grupo Luisa Michel, formó parte de Mujeres Libres, resistiendo en Catalunya hasta la derrota y emprendiendo el exilio a Francia.
Su itinerario de exiliada junto a su compañero José, la llevó a Santo Domingo, Cuba y finalmente a México, donde se instaló definitivamente y esperaba la llegada de sus tres hijos, que habían sido evacuados a la URSS junto a tantos niños de la guerra.

Concluida la Segunda Guerra Mundial, solo llegó a Ciudad de México su hijo Ismael, en 1947. Los otros dos fueron dados por muertos durante la batalla de Stalingrado.
En este 49 aniversario de la muerte en el exilio de Libertad Ródenas, traemos al presente su memoria y su ejemplo.

* Acacio Puig, artista plástico y pensionista. Histórico militante de la izquierda revolucionaria, represaliado por el franquismo, activista memorialista. Es editor del blog Afinidades Anticapitalistas

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2019/01/Libertad-Ródenas-mitin-libertario-lqsomos.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2019/01/Libertad-Ródenas-mitin-libertario-lqsomos-150x150.jpgLQSomosAcacio PuigHistoria (s)Chera,Congreso sindical revolucionario de Sants,José Viadiu,Libertad Ródenas,sindicato textilAcacio Puig. LQS. Enero 2019 Tras el golpe de estado militar-fascista de 1936 Libertad, que contaba unos 44 años, se integró como miliciana armada en Barcelona y después en la Columna Durruti, participando en la toma de Pina de Ebro El 19 de enero se cumple el 49 aniversario del fallecimiento...Cultura Libre, Comunicación Libre