Cronopio K*. LQS. Noviembre 2018

“La Justicia es como las serpientes, sólo muerde a aquellos que van descalzos”

Una vez hablamos sobre las cloacas del poder, y pensábamos que detrás debería haber cierta organización, corruptos sí, pero al menos con una inteligencia capaz de engañar a los pobres mortales. Creíamos que ellos con sus cabezas poderosas mantendrían ciertas composturas para justificar y ocultar la mierda bajo la alfombra de la ley. Pues ya ves que no. Los grandes señores del Supremo, sin despeinarse, no tienen vergüencita ni para escupirnos decisiones bochornosas en todo el morro. Total, los hipotecados son como los Lannister, siempre pagan sus deudas. Y más nos vale, porque si no pagamos acabamos desahuciados y si se nos ocurre recomendar al pescadero que saque el dinero y lo meta bajo el colchón, 25 años al trullo por rebelión.

Qué razón tenía Eduardo Galeano cuando decía que “la Justicia es como las serpientes, sólo muerde a aquellos que van descalzos”. Porque claro, la banca española ganó los primeros seis meses de este año 8.600 millones de euros, dinero suficiente para comprar la colección completa de zapatos de Imelda Marcos.

Si después de lo que ha pasado el día 6 de noviembre con sus señorías, de todas las sentencias inmorales que hemos soportado últimamente, hay quien piensa que estamos en un estado de derecho y que hay separación de poderes sin presiones políticas y económicas en la Justicia, yo me desapunto de este país.

Más artículos de la autora
* LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2013/02/losotros183.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2013/02/losotros183-300x300.jpgLQSomosCronopio KLos Otros y YoBanca,Corruptos,Hipotecados,Ley,los LannisterCronopio K*. LQS. Noviembre 2018 “La Justicia es como las serpientes, sólo muerde a aquellos que van descalzos” Una vez hablamos sobre las cloacas del poder, y pensábamos que detrás debería haber cierta organización, corruptos sí, pero al menos con una inteligencia capaz de engañar a los pobres mortales. Creíamos que...Cultura Libre, Comunicación Libre