Madriz, capital de la transición

Iñaki Alrui*. LQSomos. Febrero 2017

Madriz no se querellará contra el franquismo (1), el Ayuntamiento del “cambio” se desmarca así de las iniciativas surgidas al empuje de la Querella Argentina contra los crímenes del Franquismo, cada día con más mociones municipales de apoyo por todo el Estado español y a la decisión de querellarse de municipios como Iruña, Zaragoza, Gasteiz y un suma y sigue que paso a paso va marcando con hechos, y no con buenas intenciones, el camino de la Verdad, Justicia y Reparación.

Este reciente fin de semana en Madriz hemos tenido la oportunidad de conocer de primera mano iniciativas y experiencias en el camino de cambios inminentemente necesarios.

Viernes, a la caída de la tarde, el alcalde de Iruña, Joseba Asiron, tomaba la palabra, en la antigua Nave de Terneras del Matadero Madrid, hoy reconstruido como centro de multiactividades y siempre gentilmente cedido por la Junta Municipal, con Romi Arce a la cabeza, y nos narró el trabajo que hacen desde su municipio para dignificar la democracia, y dignificar significa saldar con el “Monumento a los caídos”, cambiar nombres de calles, dar nombres y apellidos a los asesinados y desaparecidos, recuperar el relato negado…

Iruña tiene un Ayuntamiento del cambio, pero de verdad, y eso se nota, no solamente con la Memoria Histórica, es un cambio en los conceptos sociales, de urbanismo, de habitabilidad, es un cambio político, un gran cambio

El acto contará con mas voces, denuncias, trabajos, ilusión y esperanza, queda camino, pero se va andando.

Ese mismo viernes la Puerta de Sol, acoge una concentración casi espontánea para que «la justicia sea igual para todos». Los congregados en Sol corean consignas de protesta por las decisiones judiciales. Cuestiones como el ‘caso Nóos’ o el caso de las tarjetas opacas en Caja Madrid, provocan la indignación hasta en la ciudadanía mas indiferente. Suena con fuerza: «Se acabó la Transición, los borbones a prisión»

Así es Madriz, capital de la transición.

Sábado, de nuevo a la tarde, la calle la toman las protesta organizada por las Marchas de la Dignidad (2), contra el Pacto de Toledo y para pedir un trabajo estable y salarios dignos. La manifestación rebasa las expectativas, pero la situación empieza a requerir, y con urgencia ¡calle!, la marcha que finaliza en Sol, de nuevo es un grito contra la mafia que nos gobierna y solidaridad con la mujeres que encabezan la huelga de hambre contra la azote establecido del maltrato criminal.

Domingo en “Los Carabancheles”, se presenta Euskal Memoria Fundazioa (3), un trabajo independiente y honrado con el pasado, que se enfrenta a la ofensiva diaria contra la Verdad y la Realidad de Euskal Herria. Y Así nos lo hace saber Iñaki Egaña, presidente de la Fundación, que con espíritu pedagógico, es historiador, nos cuenta los pasos, el proceso de trabajo, recopilación, investigación. Después nos habló un histórico luchador y constantemente represaliado político, Tasio Erkizia, que como muy bien le define en la presentación Sabino Cuadra, es un “hombre-corcho” a pesar de todos los intentos, nunca le hunden, sale a flote y con qué lucidez.
Tasio nos recuerda un pasado reciente, para que sepamos entender el presente, y poder asaltar el futuro. Nos habla de la Transición, los pactos de silencio a cambio de las migajas del botín, y el castigo y persecución hacia los que se opusieron.

Nos habla del ¿por qué? de la tortura, de la ruptura democrática, de la democracia vigilada, de la doctrina del estado del “todo es ETA”. Tasio sigue siendo una voz discordante y por encima de todo constructiva, a pesar de los silencios y manipulaciones mediáticas.

Analizar el pasado, recuperarlo, es entender el presente, algo imprescindible para avanzar en lo venidero.

Madriz, sigue siendo la capital de la transición, la capital de una España que no existe, la sede de un poder administrativo heredado de la dictadura franquista.

Pero Madriz, también tiene resistencias y gritos de ruptura democrática, somos muchas las que no queremos la segunda transición que nos preparan, queremos democracia, y son muchas las voces que suenan, y el régimen hace aguas, ha empezado la cuenta atrás, tiempo.

El Ayuntamiento, no debería desaprovechar una ocasión como ésta, para querellarse contra los crímenes del franquismo, por respeto a la historia, a la ciudad del “¡No pasarán!”, la que resistió estoicamente bombardeos y asedios de principio a fin, que nadie olvide que cuando los traidores a la II República entregan (que no la ganó) la ciudad al tirano, muchísimas voces de los golpistas lo primero que querían era retirar a Madriz la capitalidad, para ellos estaba claro que había sido y era una ciudad fiel a la democracia de la legalidad republicana. Madriz se lleno de fusilamientos, de presos, de persecución más constante que nunca, repito nunca paró en todos los años de dictadura. Y tampoco en la Transición, y algo de ello se recordaba en esta pasada semana también en el Congreso “Las otras protagonistas de la Transición” (4).

La alcaldesa y algunos ediles siguen instalados en el “ahora no es el momento” frase que con sus más de cuarenta años de utilización tiene ya un tufo insoportable. Aunque también esta el recurso de “no es lo más importante”… y la verdad que para “no ser importante”, uno NO entiende el por qué de esta negación constante. El futuro de esta ciudad esta en la verdad de su pasado negado.

Se avecinan días y semanas intensas ¡agua!, esto hace aguas, la IN-justicia nos rodea, el castigo y la represión es constante, defienden su Ley y así imponen su “democracia”, pero el régimen del 78 muere y de forma natural.

¡Bienvenidas a la ruptura!

Notas:
1.- El Ayuntamiento de Madrid no se querellará contra los crímenes del franquismo
2.- 25-F: Las Marchas tomaron la calle
3.- Euskal Memoria Fundazioa en Madriz
4.- Congreso: “Las otras protagonistas de la transición”

Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LQSomos
En Twitter: @IkaiAlo

Un comentario en “Madriz, capital de la transición

  • el 27 febrero, 2017 a las 13:45
    Permalink

    La realidad nos demuestra que todo el que pasa por el Parlamento entra en el engranaje del sistema ¿Comó hacerlo? ¿Comó romper? necesitamos alternativas de ruptura, pero claras y concisas. mientras tanto lo mejor es pelear, si, y también intentar mejorar la vía parlamentaria

    Respuesta

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar