Manifiesto: Memoria feminista

Agencia Mp3*. LQS. Noviembre 2020

Reproducimos el manifiesto elaborado por las compañeras de distintos colectivos que integran la Plataforma en Defensa del Memorial del cementerio del Este

El manifiesto será leído por las compañeras de la Plataforma en Defensa del Memorial en la concentración convocada para el domingo 15 de noviembre a las 12:00 horas en la Junta de distrito de Chamberí (Madrid)
Salud, memoria feminista y antifascista para tod@s

Memoria feminista y democrática para el Ayuntamiento de Madrid

Las Organizaciones Memorialistas y de Víctimas del Franquismo, Partidos Políticos, Organizaciones Sindicales, sociales, personalidades y entidades de la cultura, y en especial las mujeres que formamos parte de la Plataforma en Defensa del Memorial del cementerio del Este de Madrid, manifestamos:

Como hemos denunciado en anteriores ocasiones desde la Plataforma en Defensa del Memorial, el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid formado por el Partido Popular y Ciudadanos, con el apoyo de Vox, en un acto que hemos calificado como miserable y mezquino, arrancó las lápidas que pertenecían al Memorial instalado anteriormente y que contenían los nombres de las 2.936 personas fusiladas entre los años 1939 a 1944. Nuestro repudio y absoluto rechazo por esta acción infame se extiende al argumento perverso y moralmente inaceptable de que no respondía a las premisas de imparcialidad porque sólo homenajea a las víctimas de un bando. Esta equidistancia entre víctimas y verdugos se hace aún más explícita en la inscripción “Paz, Piedad y Perdón” que viene a sustituir, en un olvido culpable y de mala fe, los derechos humanos de las víctimas a la Verdad, Justicia y Reparación.

Las mujeres de los distintos colectivos que integran la Plataforma en Defensa del Memorial nos identificamos con la reciente investigación historiográfica que incorpora los estudios de género y manifestamos de manera contundente nuestro rechazo más absoluto a estos deplorables hechos que no dejan de provocarnos rabia, pena y vergüenza. Rabia por la impotencia de tener que soportar una vez más, ya no sólo la indiferencia institucional hacía nuestras abuelas luchadoras, sino además el insulto que supone ver sus nombres rotos y tirados por el suelo. Pena y dolor por tanta infamia e injusticia hacia estas mujeres que fueron asesinadas por defender la democracia y la justicia social.

Ellas son nuestros referentes de lucha, las protagonistas de la protesta social, las mujeres combativas, valientes, revolucionarias y responsables de las mejores transformaciones sociales. Las que trajeron la esperanza de un mundo más igualitario y más justo. Son las que permitieron que se consolidaran los derechos civiles y políticos fundamentales durante la segunda república, derechos que hoy, tantos años después, están reconocidos en nuestras leyes. El derecho al voto, el derecho a ser elegidas cargos públicos, el derecho al divorcio, el matrimonio civil, el derecho al aborto, dejar de ser sujetos penales de delitos como el adulterio, la abolición de la prostitución. Todo esto lo trajeron estas mujeres con sus luchas. Pero no sólo esto. También derechos laborales hasta ahora impensables. La Ley del Descanso Dominical, la Ley de Maternidad, que regulaba por primera vez, el periodo de lactancia y la baja por maternidad.

Esas eran nuestras abuelas. Eran las maestras, las sindicalistas, las que formaban parte de organizaciones políticas de izquierdas, las que participaron en las Misiones pedagógicas, las escritoras, las amas de casa que llevaban a cabo el apoyo militante de sus compañeros, padres y hermanos, las encargadas en educar a los niños y niñas en valores republicanos de igualdad, libertad y solidaridad, eran nuestras Trece Rosas, insultadas permanentemente por la extrema derecha cuando las califican de asesinas y violadoras.

Las que, tras el golpe militar que desembocó en la guerra de España, participaron masivamente en todos los frentes de lucha contra el fascismo. En las fábricas sustituyendo la mano de obra y los puestos de trabajo que habían dejado los hombres para ir a luchar y así poder sacar adelante sus familias, las enfermeras, las lavanderas, las que cosían los uniformes de los soldados, las que llevaban comida y enseres a las cárceles para que sus compañeros no murieran de hambre y miseria, las que integraron organizaciones antifascistas llevando a cabo diversas formas de propaganda, agitación, dando mítines y conferencias, las que escribían en revistas apoyando al gobiernos del Frente Popular, las que lucharon vestidas de milicianas en primera línea del frente, las sanitarias, las que participaban en las tareas de evacuación, las reporteras, cuyas fotografías ahora sirven de testimonio de aquel horror, las brigadistas, las viudas que reclamaron a la dictadura el derecho a tener derechos, las presas que crearon espacios de compromiso y resistencia en las cárceles Tantas y tantas mujeres con las que tenemos una deuda impagable y que, tras la guerra, se vieron sometidas a una represión especialmente dura por el hecho de ser mujeres: el rapado de pelo, la ingestión del aceite de ricino, la cárcel, el robo de sus niños y niñas. Todo lo que formaba parte de los métodos con los que el fascismo se ensañó con ellas y sus cuerpos, despojándolas de su dignidad, para después someterlas a las limitaciones de la moral nacionalcatólica.

La cobardía y manipulación histórica que se esconde en esta acción infame del Ayuntamiento, que pretende negar el derecho a la Memoria Democrática para seguir ignorando y despreciando a estas mujeres, y por tanto a todas las mujeres no lo vamos a tolerar.

Por todo ello, las mujeres, colectivos feministas y demás organizaciones que apoyamos el presente manifiesto, nos sumamos a la petición de dimisión del Sr. Martínez Almedia como Alcalde de Madrid y de la Sra. Villacís como Vicealcaldesa, y exigimos la inmediata reconstrucción del Memorial del Cementerio del Este conforme al proyecto original, la reposición de la placa que homenajeaba a Largo Caballero y la petición de disculpas públicas a todos los familiares de las víctimas, así como al conjunto de la ciudadanía. De igual modo, nos dirigimos al Gobierno de España con el fin de que asuma la responsabilidad de llevar a cabo las medidas de reparación y rehabilitación necesarias de las mujeres y hombres fusilados por la Dictadura Franquista en el Cementerio del Este de Madrid, medidas que el Sr. Martínez Almeida y la Sra. Villacís no están dispuestos a asumir por su nulo compromiso con la memoria de democrática y feminista de nuestro país.

* Plataforma en Defensa del Memorial del cementerio del Este de Madrid
plataformadefensamemorial@gmail.com
@PCementerio

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar