Maradona: posiciones manidas

Marta Haserrea. LQS. Noviembre 2020

“La exitoína es una droga muchísimo más devastadora que la cocaína,
aunque no la delatan los análisis de sangre ni de orina”
Eduardo Galeano.Cerrado por Fútbol (2017)

No creo que pueda zanjarse la caracterización de lo que significa Maradona desde las manidas posiciones, aparentemente encontradas, de «el dios amigo de Fidel» o «un simple maltratador».

Nacido en un suburbio, yo encuentro en él la representación de que el capitalismo, bajo el halo de la superación y la creación de ídolos, realmente se dedica a destrozar vidas. El mejor futbolista de la historia dejó lugar a una caricatura esperpéntica. Drogadicto, alcohólico y maltratador, él mismo reflejaba todo lo que denunciaban sus abrazos a Chávez, su pasión por Fidel o su amor por sus orígenes. No creo saber de nadie que se convierta en un producto del capitalismo y que no lo sea también del heteropatriarcado que lo mantiene, que se entregue al vicio y no destroce su entorno y en concreto a las mujeres de su vida.

El misógino no salió de una favela, se construyó en el pedestal.

Rozó el cielo y le llamaron D10s pero apoyó a los gobiernos antiimperialistas, a los pobres, a los jubilados, a Palestina, y eso, lo hizo casi exclusivo en la élite mundial. ¿Se imaginan a cualquier otro divo del fútbol apoyando la lucha social?.

Vivió de corazón, no de talonario.

Esas contradicciones marcaron su personalidad atormentada y hasta su aspecto insano, su cuerpo hinchado, sus ojos idos y sus labios acartonados que nunca dejaron de besar su tatuaje del Che y el barro de las chabolas.

Maradona «no es una persona cualquiera», «es un ángel y se le ven las alas heridas», pero tanto en su vida como en el mundial de Méjico, «dejó por el camino a mucho inglés».

Fue más que fútbol porque el fútbol, nos guste o no, representa hoy más que fútbol.

Los Nadie vivieron y vibraron con él, visibilizó a los Invisibles. Ojalá Ellas estén presentes algún día también.

Rabie el imperio porque la Historia la hizo Él.

Más artículos de la autora

La muerte de Maradona y…
Dios no consta, ¡Maradona sí!

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar