MARXimizando: La rabia

Tania Pasca Parrilla*. LQS. Febrero 2021
Ilustraciones de J. Kalvellido

La rabia es necesaria para rebelarse. Quien no la siente está contribuyendo a perpetuar los peores sistemas políticos que asolan el planeta y las sociedades. Son infinitos los motivos para sentir RABIA.

Rabia por la precariedad laboral heredada y generacional. Por tener que destinar casi todos los recursos económicos al pago de una vivienda. Por la desigualdad en el acceso a la educación de calidad y a los servicios de salud que nos corresponden por derecho. Rabia por tener que sufrir kilométricas horas de nuestras vidas en un transporte público desbordado o en carreteras colapsadas de ida o de vuelta del trabajo. Rabia por las violencias machistas sufridas a lo largo de la historia, por la homofobia, la xenofobia y el racismo que sufren millones de personas.

Rabia por la represión y la violencia policial, y por tener que asumir forzosamente una monarquía corrupta que nos cubre de indignación cada día. Rabia por la Ley mordaza impuesta, instalada y normalizada que atenta contra nuestras libertades.

Rabia por la injerencia imperial hacia los pueblos originarios de América, los pueblos de África o de oriente medio. Rabia por las decisiones tomadas en el seno de la OTAN, en el Pentágono, en el FMI, en el Parlamento Europeo o en el Ibex35 que esclavizan y humillan a la humanidad.

El conjunto de rabias es la suma de lo que nos une hoy. A las personas comprometidas, empáticas y rebeldes, que nos encontramos en la búsqueda de un mundo mejor -antes de que terminemos asesinados por el cielo del que versaba Lorca-. Porque las mismas personas que protestamos hoy contra el bloqueo a Cuba, mañana acudimos a parar un desahucio o lanzamos consignas por el fin del maltrato animal. Las mismas que a su vez sufrimos la precariedad, la brecha salarial y acabamos sufriendo la represión policial.

Por esa terrible y hermosa coincidencia comparecemos en cada reunión, porque nos mueve la rabia. Así caminamos, sustrayendo tiempo al tiempo que no tenemos para entregarlo a la puesta en común de tesis y así ganarle la batalla a lo terrible del vivir sometidas indefinidamente.

Las que sentimos rabia estamos organizadas, armadas intelectualmente y sobre todo hermanadas en la lucha. Lanzamos reivindicaciones encadenadas y diversas que tienen un mismo destino, que es el cambio radical del sistema actual. A pesar de la legitimidad y nobleza de lo que nos mueve, no tenemos las suficientes manos para doblegar al monstruo. No obstante, no nos rendimos. Seguimos tensionadas a la vez que democráticas con el pueblo, pero implacables con el opresor.

– Cronología con todos los relatos: MARXimizando
Aquí puedes descargarte las ilustraciones de J. Kalvellido

Síguenos en redes sociales… .. Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar