Miles de corsos se manifestaron contra el «estado francés asesino»

Agencia Mp3. Lqsomos.

Días de alta tensión en Córcega donde, tras el atentado en prisión contra el independentista Yvan Colonna, numerosos ciudadanos han salido a la calle para pedir la verdad sobre lo ocurrido en la prisión de Arles

La Justicia y la Administración francesas han abierto dos investigaciones paralelas por la agresión que sufrió el pasado miércoles en la cárcel de Arles (sur de Francia) el preso independentista corso Yvan Colonna, que se debate entre la vida y la muerte, por parte de otro preso.

La reacción popular de solidaridad con Yvan Colonna ha sido inmediata en todo Córcega y en diversos puntos del estado francés. Ayer domingo, la marcha más multitudinaria, fue la que recorrió las calles de la ciudad de Corti (Corte, la antigua capital de Córcega en el siglo XVIII), más 10.000 personas, en apoyo a Yvan Colonna convocada por los sindicatos estudiantiles.

Colonna, atacado por otro preso que lo “intentó estrangular y luego asfixiar, tuvo que ser evacuado de urgencia a un hospital de Marsella, donde permanece ingresado en estado de coma y muerte cerebral. Los hechos ocurrieron en el gimnasio de la prisión y el agresor es un hombre de nacionalidad francesa originario de Camerún de 36 años que había sido detenido en 2012 por las fuerzas estadounidenses en Afganistán, adonde había ido para integrarse a la lucha yihadista.
El pronóstico vital del activista independentista corso está es en este momento es bastante complicado.

Yvan Colonna tiene 61 años de edad y está condenado a cadena perpetua por la muerte, en 1998, del prefecto Claude Erignac, atentado en el que nunca ha reconocido haber participado, Colonna lleva en prisión desde 2003 y en la última década ha solicitado en repetidas ocasiones que se le traslade a la prisión de Borgo, en su Corsica natal.

La manifestación de Corti la abría una pancarta con la inscripción de “Estado francés asesino», en ella han participado todos los partidos independentistas, a la que se sumaron regionalistas y miembros de la Liga de Derechos Humanos, y contó con la presencia del presidente de la Asamblea de Córcega, Gilles Simeoni, que también fue abogado de Yvan Colonna.

Gilles Simeoni exponía, en una entrevista el jueves a la emisora France Info, que las autoridades sabían que grupos de islamistas radicalizados habían señalado como objetivo a corsos encarcelados por independentistas, y que él personalmente ya lo había advertido. También reprochó al estado francés que no se hubiera autorizado el traslado de Colonna a una prisión en Córcega, como lo había solicitado.
Al termino de la manifestación, en la que después de su recorrido se produjeron violentos enfrentamientos con la gendarmería frente a la subprefectura, el presidente de la Asamblea de Córcega declaraba: «una movilización sin precedentes (…) Todo el pueblo corso ha expresado su tristeza, su incomprensión, su enfado, y París haría bien en tenerlo en cuenta (…) El gobierno y el Estado desde el intento de asesinato de Yvan Colonna (…) Habrían tenido amplios medios, si hubieran tenido esta voluntad, para dar señales de apaciguamiento».

#Corti #Colonna #Corse

Vídeo de @AnonymeCitoyen

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar