‘Molotov’, un cóctel de memoria y teatro

Por Redacción. LQSomos.

Hijo de campesinos andaluces, tuvo que emigrar a Sabadell. Joven tímido, pero lleno de coraje, acabó escogiendo el camino del compromiso político. La clandestinidad le impuso una vida aún más austera hasta el extremo de obligarle a renunciar al contacto con quienes más le amaban. Siguió sus ideales hasta ser asesinado

Molotov: Vida y muerte de Cipriano Martos Jiménez, militante antifranquista

La trágica historia de Cipriano Martos llega a Madrid a través del teatro, desde el 4 de abril en el Teatro del Barrio, un montaje sobre la vida del activista asesinado en 1973, tras obligarle a ingerir un cóctel Molotov durante un interrogatorio. Un brutal asesinato cometido por la guardia civil, tal vez uno de los casos más silenciados de los últimos crímenes de la dictadura franquista.

El montaje teatral está basado en el libro “Caso Cipriano Martos” del periodista Roger Mateos, donde se reconstruye la historia de este militante antifranquista fallecido en 1973. Tras el éxito de “Muerte en las cunetas” (Premio al Mejor espectáculo y al Mejor actor en la Muestra de Teatro de Barcelona), los actores Joan Valentí y David Pintó se alían de nuevo para homenajear a las víctimas de la represión franquista.

La detención de Cipriano Martos se produjo a raíz de la distribución de octavillas en la salida de la fábrica Punto Blanco de Igualada. La causa oficial de la muerte fue la ingesta de un cóctel molotov en el transcurso de un interrogatorio en el cuartel de la Guardia Civil de Reus. En contraste con el impacto internacional del caso Puig Antich, que se produjo al mismo tiempo, la muerte de Cipriano Martos pasó desapercibida, dado el interés de las autoridades franquistas por silenciar el asunto. La familia no fue avisada ni de la detención, ni del interrogatorio; una vez muerto, no se les permitió ver el cuerpo, que fue enterrado secretamente en una fosa común del cementerio de Reus.

Dialogamos con la compañía entorno a esta obra, unos días antes de su desembarco en Madrid…

LoQueSomos: ¿Por qué decidís hacer una obra sobre Cipriano Martos, un asesinado por la dictadura en la lista del olvido?

Dan Ortínez: Tanto Joan como yo somos hijos de Igualada (Barcelona). Fue allí, en el fatídico viernes 10 de agosto de 1973, donde empezó el calvario para Cipriano. En Igualada nunca se habló de él y tampoco se le ha hecho ningún reconocimiento oficial. El montaje se ha programado seis veces en un teatro alternativo de allí, el “Teatre de l’Aurora”.

David Pintó: El primer monólogo que hicimos en tándem con Joan Valentí también era un ejercicio de memoria histórica. Cuando nos llegó a las manos el libro de Roger Mateos vimos claro que allí había una historia que contar y un espectáculo.

Joan Valentí: Por ese olvido, justamente vimos la necesidad de hacer una obra que fuese homenaje a Cipriano Martos Jiménez

LQS: El montaje teatral se basa en el libro “Caso Cipriano Martos” del periodista Roger Mateos. ¿Ha costado mucho sintetizarlo en 75 minutos?

David: El trabajo es diseccionar las partes más interesantes y ponerlas encima de la mesa y después reordenar estos trocitos. Hay escenas que son más impresionistas, otras que intentamos usar la ironía para hablar de ciertos temas… La idea es buscar distintos colores para generar un espectáculo con ritmo y variado.

Joan: Y además hemos incluido entrevistas que hicimos a personas vinculadas con esta historia: Dolores Múñoz, prima de Cipriano; Ester Carrilero hija de Pascual, compañero de célula de Cipriano; Felipe Moreno, activista, miembro destacado del F.R.A.P y Joan Miró, activista de la Selva del Campo (Tarragona) que se cruzó con Cipriano durante el brutal interrogatorio.

LQS: La historia de Cipriano representa la historia de miles de emigrantes a la Catalunya franquista, salvo en el final. ¿Tiene la obra algo de generacional, de la época de los 60-70?

David: Sí, lo que hace universal el montaje es que pone foco a un personaje que huyó de una Granada casi feudal y de alguna manera explica también el origen de la organización sindical.

Joan: Ya sabemos que los perdedores de la Guerra Civil, sobre todo los campesinos pobres de Andalucía y Extremadura sólo tenían dos opciones: o vivir sometidos y esclavizados allí o emigrar al País Vasco o Catalunya. Muchos de ellos escogieron Catalunya porque, además de sus fábricas, también fue un país de perdedores de la contienda.

LQS: Hablar de la historia de un militante antifranquista es hablar de antifascismo. Una obra contracorriente, ahora que se blanquea y normaliza a neofascistas, que además están en las instituciones… La lucha de Cipriano Martos, la dictadura, la represión ¿Son todo cosas del pasado o hay conexión con el presente?

David: La Transición democrática cada vez está siendo más evidente que fue un placebo. La institución franquista se hizo un lavado de cara, pero continúa teniendo mucha presencia en las fuerzas del orden, en el poder judicial… las cosas del pasado, como la ropa vintage, vuelven a estar en el orden del día.

Joan: La Transición fue un engaño. España no se fue a dormir franquista y se despertó demócrata. Los jueces del régimen se jubilaron en democracia. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado han gozado y siguen gozando de total impunidad. En Catalunya lo hemos comprobado con la represión del Procés, con el juicio del Procés. Y ahora con el “catalangate”. No todos los españoles somos iguales ante Ley. España pasó de una represión sistemática con el franquismo, a una represión selectiva en democracia. Es un país con libertad de expresión, pero sin libertad ideológica. Depende de cómo pienses irán a por ti. El pacto del 78. “Todo atado y bien atado”.

LQS: No es la primera vez que trabajáis el tema de la memoria histórica, anteriormente ya montasteis “Mort a les Cunetes”, la historia de la Fossa de Can Maçana: el fusilamiento de nueve republicanos, acusados de rebelión y sedición. ¿Por qué os atrae la memoria como temática?

David: El teatro documental y la memoria histórica es un género que conecta mucho con el espectador porqué hay una conciencia de que lo que está viendo ha sucedido y es real.

LQS: Por “Mort a les Cunetes” recibisteis el Premio al Mejor Actor y al Mejor Espectáculo de la 24a. Muestra de Teatro de Barcelona (2019). Supongo que los reconocimientos animan… ¿Se tradujo también en más salas interesadas en programarla para llegar a más gente, o la pandemia lo truncó?

David: Somos muy afortunados con el recorrido que ha tenido «Mort a les Cunetes». Estamos a punto de hacer la función número 100 del espectáculo, y es muy emocionante pensar que hemos compartido esta historia con tanta gente.

Joan: Alguna repercusión habrá tenido. Para el equipo: David, Martí, Xavier, yo mismo, nos dio más energía para seguir buscando bolos. Nosotros no somos ni compañía. No tenemos ninguna subvención, ni la pedimos. Somos una peña de profesionales que dedicamos tiempo y dinero a montar estos espectáculos.
”Mort a les cunetes” lo estrenamos el invierno de 2018 y hemos alcanzado ya los 96 bolos (sólo hicimos una breve estancia de 12 funciones en “l’Espai Brossa” en Barcelona). Y seguiremos girando el espectáculo mientras la gente nos lo pida.

LQS: «Molotov» fue estrenada en octubre de 2020 y ha estado de gira por varios lugares, y eso en tiempos de pandemia. Han sido tiempos duros para todo, pero especialmente para los espectáculos en vivo. ¿Cómo ha sido la acogida?

David: La gente que va al teatro lo hace con entusiasmo. Notamos esa pasión. La pena es que la pandemia nos ha acostumbrado a quedarnos fritos en el sillón mirando la televisión y las artes en vivo en este aspecto lo han notado.

Joan: No hemos podido girarlo cómo nos gustaría. Aún que lo hemos podido llevar a sitios emblemáticos de la historia que contamos, como Reus, en el Teatre Bartrina. Y el 13 de mayo por fin estaremos en Sabadell, en el Teatre Principal, y podrá ver la función Antonio, el hermano mayor de Cipriano. Nos gustaría representarlo en Granada, en su ciudad natal, Loja o Huétor Tájar. Y girar por España. Nos hemos presentado a la convocatoria de la Red de Teatros Alternativos. Ya se verá. Cruzo los dedos, jejeje.

LQS: ¿Qué desafíos personales supone trabajar en una historia tan dura, tan dramática?

David: La idea es intentar emocionar con distintas herramientas. En este espectáculo jugamos con un distanciamiento “Brechtiano” que permite al espectador poder observar la historia y juzgarla sin que haya una plena implicación emocional. Explicamos los hechos de una manera un tanto científica y fría (porque la historia en sí ya es terrible y se explica sola). Solo hace falta insinuar y la gente conecta mucho con el dolor y la injusticia que sufrió Cipriano.
No somos nada explícitos por ejemplo con las salvajadas que hicieron la guardia civil. Usamos el teatro de objetos, los títeres, la música y este plano poético nos ayuda aún más a ahondar en el tema.

LQS: Aparte de la trama, ¿qué nos podéis decir del montaje escénico?

Tenemos dos intérpretes: Joan Valentí y Montse Pelfort. Joan con sus herramientas de actor juega a ser los guardias civiles que torturan a Cipriano y también un narrador que nos cuenta (como si fuera un trovador) esta historia. Montse por su parte apoya el relato con manipulación de objetos proyectada en una pantalla en directo y canta. Y también contamos con unos magníficos audiovisuales del realizador Dan Ortínez Martí. En ellos está condensada en pocos minutos gran parte de la historia contemporánea española.

LQS: ¿Qué creéis que aporta esta obra al público madrileño?

David: Nos presenta un personaje y una historia para muchos desconocida y una reflexión sobre la época y el fenómeno migratorio en la España de 1960.

Joan: Tiene mucho sentido representar “Molotov” en la capital de España, pues los hechos que narramos suceden en lo que para el Estado es “provincias y periferia” pero en el origen está en el propio Estado.

LQS: ¿Qué os gustaría que la gente se lleve a casa después de ver «Molotov»?

David: Nos gustaría que la gente saliera del teatro emocionada y removida y con ganas de seguir pensando en todo eso que quedó escondido debajo de una alfombra. Y que nos recomendara a gente que a lo mejor hace tiempo que no va al teatro y que puede encontrar en esta historia la excusa perfecta para volver a disfrutar del teatro.

Joan: Que si les ha gustado recomienden la obra a amigos, conocidos y saludados. Sobre todo, si son programadores. Y si no les ha gustado, pues también, así seguiremos homenajeando a Cipriano.

LQS: ¡Muchas gracias! Nos vemos en Madrid

Dónde y cuando

En el Teatro del Barrio, C/Zurita, 20, Madrid
Del 4 al 8 de mayo. Miércoles a sábado a las 19:30h y el Domingo a las 18h.
El miércoles 4 de mayo después de la función se realizará un encuentro con el público.
Compra tus entradas de manera anticipada en la taquilla, clic aquí

La “compañía”
Montse Pelfort, Joan Valentí, David Pintó i Dan Ortínez

Dirección: David Pintó Codinasaltas
Intérpretes: Joan Valentí Cortés «Nan» y Montse Pelfort Valentí
Audiovisuales: Dan Ortínez Martí
Animación de objetos: Montse Pelfort Valentí
Apariciones en el vídeo: Dolores Muñoz Jiménez , Felipe Moreno Martín , Joan Miró Vives y Esther Carrilero Baiget
Vídeo, sonido y luces: Xavier Amat Juste
Acompañamiento musical «Le llamaban Cipriano« e «Internacional«: Martí Marsal Riera
Ilustraciones interrogatorio: Jordi Bulbena Moreu
Fotografía: Joan Guasch Gratacós
Diseño del cartel: Aureli Sendra
Soporte técnico: Teatre de l’Aurora
https://molotov.cat/

Más información: Cipriano Martos ¡no olvidamos!

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar