Narciso

Indignación televisiva.

Pero espera, que no es un restaurante: es la televisión.

Así que encienden el televisor, sintonizan programas basura, aumentan la audiencia de la basura, enriquecen a los productores de basura y, cuando les sirven lógicamente basura, se van por el mundo a gritar que les han servido basura y dan más sentido, más dinero y más publicidad a los productores de basura.

Conmovedor.

Pero espera, que no es tan fácil: es por la causa.

Así que encienden el televisor, sintonizan programas basura, aumentan la audiencia de la basura y enriquecen a los productores de basura porque la basura es grieta del sistema que aprovecharán los nuestros/ para ser palo en la rueda del régimen/ china en la bota del régimen/ y gota plop-plop que hará insomne/ la noche del régimen.

Pobre régimen, que no pega ojo.

Natural.

Pone un restaurante de basura y el Narciso indignado se queda intoxicado.

* Escritor y traductor literario. Editor del diario La Insignia

Otras notas del autor

#ApagaLaTele

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar