Neil Young: 50 años del legendario “Harvest”

Por Mariano Muniesa. LQSomos.

Inmejorable cosecha del 72

Con independencia de que se esté o no de acuerdo con la decisión de Neil Young – personalmente dudo que sea la más acertada, aunque comparto su indignación: la paranoia negacionista entiendo que debería ser considerada un delito contra la salud pública y perseguida penalmente– hoy traigo a este gran músico por otro motivo mucho más agradable, como les decía unas líneas más arriba: 50 años del legendario “Harvest”, editado un 6 de febrero de 1972.

Este disco es la demostración más palpable de cómo en muchas ocasiones, la mayoría de hecho, cuando se tiene verdadero talento artístico y creativo, no acomodarse en una fórmula que ha funcionado bien y atreverse a seguir la propia intuición, rompiendo esquemas y partiendo de cero, funciona y da buenos resultados. Como ya comentamos hace algún tiempo, en el momento de su lanzamiento en el verano de 1970, “After The Gold Rush” se reveló como una excelente selección de brillantes canciones de country-rock que le encumbró a él y a su banda a lo más alto del rock. Pero contra todo pronóstico, abandonó su banda de acompañamiento, Crazy Horse, para formar una nueva llamada Stray Gators y con ellos lanzó un álbum todavía mejor, “Harvest”. El cuarto álbum en solitario de Neil Young encabezó las listas de éxitos del Reino Unido y Estados Unidos en la primavera de 1972, vendió millones de copias en todo el mundo y consolidó su estatus como icono absoluto del rock en la década de los 70. También es “Harvest” el álbum que cierra una trilogía de álbumes muy característicos de su personalidad musical en estos años, que comenzaba con “Everybody Knows This Is Nowhere”, el cual representa la mayor parte de lo que se considera la etapa más clásica de Neil Young, desde “Cinnamon Girl” hasta “Heart of Gold”.

Como hago siempre que escribo sobre un disco, vuelvo a escucharlo para ponerme en situación y al recorrer cada una de las canciones que componen este trabajo, me reafirmo en mi consideración sobre él como un auténtico clásico de clásicos. Cada tema es un auténtico universo musical que cautiva, entiendo fundamentalmente por su esencial transparencia, su calidad compositiva y la inspiración que se intuye en la escucha de cada una de sus canciones. El ritmo simple pero evocador y tierno de “Out On the Weekend” te atrapa desde el principio con el bajo de Tim Drummand y la batería de Kenny Buttrey sincronizados a la perfección. A este suave country le sigue el aún más suave vals country de la canción principal, “Harvest”, que te seduce con una preciosa melodía de Young, quien ofrece en esta canción una letra inspiradísima, en la que se muestra –algo nada habitual en el rock star más standard– como un ser humano sensible y vulnerable. Las dos pistas orquestales producidas por Jack Nitzsche contrastan indudablemente con el sonido Nashville que envuelve todo el álbum. “A Man Needs a Maid” comienza solo con piano y voces, pero pronto se transforma en una sección orquestal muy ampulosa que por momentos, parece un tema de los Moddy Blues de finales de los 60, como ocurre con “There’s a World”, con una estructura casi propia de un momento de una pieza de música clásica.

“Heart of Gold” fue lanzada un mes antes que el álbum y llegaría a lo más alto de las listas. Es una melodía pop-rock con sabor a country y una pincelada de Dylan con la armónica y los coros de James Taylor y Linda Ronstadt, quienes también hicieron de coristas para “Old Man”, la canción más filosófica y profunda del álbum, la emotiva historia sobre un anciano cuidador de un rancho que Young adquirió a principios de la década de 1970. La canción es a la vez inquietante y conmovedora, ya que el joven Young de 24 años que escribe esa canción ve algunas de las mismas necesidades y deseos que él tiene en ese mismo anciano. “Are You Ready For The Country” comienza con una introducción de piano boogie-woogie para evolucionar hacia un rock contaminado de rythm´n´blues formidable, continuar más tarde con esa maravilla llamada “Alabama” – secuela de “‘Southern Man” del “After the Gold Rush”- que contiene algunas armonías de sus ex compañeros de banda David Crosby y Stephen Stills y que es probablemente la canción más rockera del álbum. Su letra, como ya se sabe, aborda la historia de los prejuicios raciales en ese estado y provocó una respuesta de Lynyrd Skynyrd en “Sweet Home Alabama”, quien se dirige directamente a Neil Young en la letra de esa canción. “The Needle And The Damage Done” es la única grabación en vivo y la canción más estremecedora del álbum, cuya letra narra el descenso de un amigo, concretamente el guitarrista de Crazy Horse, Danny Whitten y el roadie de CSN&Y Bruce Berry al infierno de la adicción a la heroína. Decía Young: “No soy un predicador / pero las drogas mataron a muchos grandes hombres”.

Después de “Harvest”, los álbumes de Neil Young deben consumirse con precaución. Ciertamente, habrá algunas grandes obras por delante, como por ejemplo, “Rust Never Sleeps”, pero Young se volvió más errático y menos interesado en ser una estrella de rock con el tiempo. Una vez más, los paralelismos con Bob Dylan y Joni Mitchell no son del todo infundados.

A lo largo de los años, “Harvest” y “After The Gold Rush” han intercambiado lugares entre los 100 mejores álbumes de todos los tiempos de la revista Rolling Stone y, de hecho, es probable que el mejor álbum sea el que estés escuchando en ese momento. Neil Young es el mismo llanero solitario en ambos discos, pero con diferentes poses. “Harvest” marca el final de una gran epopeya antes de que nuestro héroe se adentrara en el desierto. Y por ello, merece la pena redescubrirlo y saborearlo.

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar