Nelson Mandela: una lección para los carceleros

Por Pepe Gutiérrez-Álvarez. LQSomos.

Dentro de la extensa filmografía realizada sobre la última etapa de Nelson Mandela, uno de los títulos más sugestivos fue “Adiós Bafana” (Bille August USA, 2006) la que hasta ahora sido su última película la historia del celador sudafricano blanco James Gregory, cuya vida se vio implicada con la de Nelson Mandela, como prisionero. El tema de fondo pasa por el cuestionamiento de en semejante situación, cuál de los dos era realmente el preso y cuál el hombre libre. Esta historia carcelaria de Mandela sobre la que John Carlin había escrito unas estupendas crónicas (aparecidas en el diario El País) era desde hacía tiempo un guion en espera de ser llevado a la pantalla. Curiosamente, la trama está basada en las memorias del carcelero, un tal James Gregory (Joseph Fiennes), es por lo tanto otra historia surafricana contada por un hombre blanco.
Pero a la postre, la historia de Gregory es la prueba de las ideas de Mandela sobre las capacidades de cambio, explica el cineasta. Se demuestra la importancia de la reconciliación en un mundo con más conflictos que nunca.

El tal Gregory es un arquetipo de blanco racista que considera a los negros como una especie subhumana. Creció en una granja de Transkei y aprendió a hablar xhosa de niño, de ahí que sea el escogido para vigilar a Mandela (Denis Haysbert) y a sus compañeros en la prisión de Robben Island. En un principio, Mandela reacciona con ira, luego recapacita. A las malas todo puede ser peor, se trata de saber cambiar las actitudes, y así es, lentamente la lealtad del carcelero se incline poco a poco hacia la lucha de liberación de Suráfrica.

Dado el escaso conocimiento de los espectadores, justo es agradecer a Bille August el empeño de recreación del momento histórico y las vicisitudes de Mandela a través del rodaje en escenarios naturales y de una documentación rigurosa. La narración no escatima información de las tres décadas que Mandela pasó una cárcel ideada para destruirlo. Como ya hemos contado en otro lugar, en 1963 se le acusa de sabotaje, traición y de conspirar con otros líderes políticos, por lo que es condenado a cadena perpetua. Cuando el presidente Frederik De Klerk levantó la prohibición que pesaba sobre el CNA, Nelson Mande!a fue liberado en medio de la movilización más impresionante de la historia africana.

Como presidente del CNA, un año más tarde se sentaba con Frederik De Klerk para negociar el fin del apartheid, pero también la garantía de que la minoría blanca mantendría sus privilegios en medio de un contexto internacional francamente reaccionario.

Más allá de sus moderados valores fílmicos, este título significa una aportación a una de las lecciones políticas más arduas de la resistencia al “apartheid”, un sistema que Mandela consideró como solamente inferior al nazismo. El cine se ha mostrado pródigo tanto en aportaciones a favor de la denuncia y la resistencia como a la fase ulterior, ya con el antiguo “terrorista” (para Reagan, Thatcher, Fraga…), acabó siendo recalificado en vías del proyecto de una nueva Suráfrica. Una potencia en la que han cambiado muchas cosas, pero no la fundamental: la minoría blanca sigue desarrollando una política económica y social a favor de los antiguos racistas.

Goodbye Bafana
Año 2007. Duración 140 min. País Reino Unido. Dirección Bille Augus.
Guion Greg Latter, Bille August. Música Dario Marianelli. Fotografía Robert Fraisse.
Reparto Joseph Fiennes, Diane Kruger, Dennis Haysbert, Shiloh Henderson,
Tyrone Keogh, Megan Smith, Jessica Manuel, Faith Ndukwana, Terry Pheto

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar