Redacción. LQS. Septiembre 2018

Hace 10 años que estalló la crisis. Poco después cuando ya se decía que estábamos saliendo, enero de 2010, nuestro compañero de LoQueSomos, Javier Sáenz Munilla, escribía una articulo que era un excelente análisis de lo que estaba sucediendo y dejando las trampas al descubierto.

¡No fue una crisis! ¡Fue una estafa! se podría titular perfectamente, ocho años largos después reproducimos esta nota que sigue teniendo total actualidad, un articulo con los datos de este robo hacia las arcas públicas mundiales… y una prueba piloto sobre como intervenir las “democracias” o las soberanías nacionales … mucho más de lo que nos han contado:

Sobre eso de que salimos de la crisis y otras mentiras (1)

Javier Sáenz Munilla*. LQS. Septiembre 2018

La información que hemos venido recibiendo y que aun recibimos sobre la dichosa crisis tiene un tufo tremendo. Primero, porque al inicio, cuanto más nos la explicaban menos la entendíamos, ahora ya ni se molestan. A cada vaticinio le seguía una rectificación de, más o menos, 180 grados divergente; lo que primero se ofrecía como la receta perfecta, semanas y hasta días después nos aseguraban que, por aquel camino íbamos al abismo. La sensación que transmitieron, durante todo el primer año de la crisis, es que las informaciones, datos y análisis eran muy contradictorios, que no se aclaraban o que, y esa es mi opinión, se trataba de enfoques muy tergiversados, groseramente manipulados. A estas alturas, creo que todo esto ha sido un montaje espectacular que ha servido, entre otras cosas, para proteger a quienes se han quedado con la pasta.

Porque si “el huracán económico se ha llevado por delante una cuarta parte de la riqueza mundial” (2), ¿alguien va a ponerse a contar en algún momento dónde está y en manos de quién o quienes?¿Es que no hay ni siquiera sospechas? ¿Porqué los medios ‘importantes’ ni siquiera mencionaron, cuando el G20 anunció en su primera reunión de Londres nada más comenzar la crisis, que iba a luchar contra los paraísos fiscales y sacó incluso una lista de ellos, que faltaban exactamente los más sospechosos y sobraban unos cuantos? Los medios ‘importantes'(¿impotentes?, tampoco han subrayado que de lo acordado en esa primera reunión sobre los paraísos fiscales, si te he visto, no me acuerdo.

Comienza 2010 y ya damos, dan los medios ‘importantes’ por concluida la crisis: Durará un poco más por España y otros países de economías ‘débiles’, dicen, pero salir, salimos….Aunque, quizá, aseguran, con una economía algo más debilitada…¡Hombre, olvídense de lo del pleno empleo!. Ya hace tiempo que el crecimiento económico era a costa de la no creación de puestos de trabajo, recuerdan. Un 10 por ciento de desempleo en Estados Unidos y la Unión Europea, va a ser algo normal, vaticinan….Y que nadie descarte una crisis monetaria, con el patrón dólar tan débil; nuevo augurio…En Estados Unidos, los bancos vuelven a ofrecer préstamos fáciles, gracias al nuevo invento: ¡Se fía sobre los seguros de vida! Así es que, el nuevo capitalismo global, parece dispuesto a buscar nuevos bríos sobre un bien hasta ahora despreciado.¡La muerte!¿Para cuando el estallido de esta nueva burbuja cadavérica?

Hace ya meses que muchos economistas se atreven a decirlo: que la crisis es sistémica y que no hay solución si no se cambia radicalmente el sistema económico. Que lo mismo que cayó el Muro de Berlín, se está cayendo el capitalismo. Pero los medios no están para insistir con esa idea, sino con la contraria. Quien paga manda y la nueva solución, abra cadabra, el nuevo mago se llama Barak Obama….Claro que la trola Obama también se está desinflando.

La mentira del plan Obama

El 23 de Marzo de 2009 Obama presentó su plan junto al Secretario del Tesoro, Tim Geither (Presidente de la Reserva Federal de Nueva York con Bush), y acompañado también por Ben Bernanke, aún Presidente de la Reserva Federal, designado por Bush y antiguo Presidente del Consejo Económico de la Casa Blanca, también con George W. Bush.

El principal consejero económico de Obama es Larry Summers, exdirectivo de Goldman Sachs y del fondo especulativo D.E.Shaw: ambas entidades le pagaron remuneraciones millonarias. Siendo economista del Banco Mundial en los 90, calificó de lógica económica “imparable” el traslado de industrias contaminantes a los países pobres. Y como Subsecretario del Tesoro de Clinton, estuvo al frente de quienes se opusieron a regular el mercado financiero de los productos derivados. Se le considera pieza clave en la elaboración del Plan Obama.(3)

El Plan Obama consistió en reflotar los bancos con dinero público. Comprarles a los bancos, con dólares al 0%-0,25% de interés, los activos tóxicos, para lo que el Tesoro dedicó un billón (un millón de millones) de dólares. Así es que con lo que ya inyectó Bush al sistema y lo que adelantó Obama hace un año, el capital financiero recibió dos billones de dólares del Tesoro y de la Reserva Federal, con garantía de la FDIC (Corporación Federal Aseguradora de Depósitos).

Los activos tóxicos rescatados se subastaron en el mercado financiero y, al revalorizarse, las ganancias fueron para el inversor privado. En caso de pérdidas, la FDIC, el Tesoro, los contribuyentes, las reponen.(4) ¡Toda una bicoca!

La Reserva Federal estuvo dándole a la máquina de hacer dólares, para comprar activos tóxicos o créditos hipotecarios por valor de 250.000 millones de dólares, como se anunció en Marzo. Y como el dólar es el patrón monetario internacional, el coste se transfirió a todos los contribuyentes del mundo. Así es que el Plan Obama, más que el bálsamo para curar al mundo de la crisis, es el truco para que los Estados Unidos salgan momentáneamente de la crisis a expensas de sus contribuyentes y de los del resto del mundo.

Las mentiras del G20

En su reunión del 2 de Abril en Londres, el G20 proclamó que se disponía a “moralizar el Capitalismo”. Y los grandes, medianos y pequeños medios así lo difundieron. También propagaron la fórmula milagrosa para lograr tan loable fin, tal y cómo les fue transmitida .

Aparte de señalar unos cuantos paraísos financieros -no todos ni los fundamentales, y algunos de los señalados desaparecieron de la lista unos días después-, los mandatarios del G20 decidieron entregar al FMI 500.000 millones de dólares a añadir a los 250.000 millones ya comprometidos por los países del G20, para poner orden en el sistema financiero. Lo que hizo exclamar al presidente boliviano Evo Morales: “Es como poner al lobo a cuidar las ovejas. ¡ Se las va a comer!”. Como siempre que abre la boca este presidente, no faltaron los medios que lo pusieron de ignorante para arriba o que lo ningunearon.

El FMI habló de inyectar 5 billones de dólares a la economía, lo que consistió, como en el Plan Obama, en darle a la máquina de fabricar billetes y nada más. Con esto y con el Plan Obama lo presumible es que, tras una aparente recuperación, la crisis vuelva con más fuerza. Y entre tanto, cierres, deslocalizaciones, despidos, millones de parados, más pobreza y miseria.

La mentira de que esta crisis no es la final

Como afirma Juan Carlos Monereo, profesor de Ciencia Política de la Complutense, de esta crisis no se sale sólo con resucitar a Keynes. “No se puede volver al keynesianismo, porque colapsó desde dentro. Por tanto esa mirada nostálgica de volver a un sistema regulado, donde todos éramos buenos y benéficos, es mentira”. Monereo explica que las tres grandes fuentes de las que se nutrió el neoliberalismo para solventar los problemas del keynesianismo están ya agotadas. Consistían en “explotar a los países del Sur, explotar la naturaleza y seguir aumentando el déficit público. Como esas fuentes están secas, la única solución es enfrentar la realidad y decir, vamos a construir un nuevo sistema: el socialismo”.(5)

El FMI hace ya tiempo que reconoce que la salida de la crisis no está, como se decía, a la vuelta de la esquina. Strauss-Kahn al presentar el informe del Fondo el 15 de Abril dijo que 2009 será “un año horrible” y que la recuperación en 2010 depende de lo que hagan los gobiernos. El Director del Fondo llegó incluso a vaticinar que la crisis puede traer “amenazas para las democracias” y hasta degenerar en conflictos y “acabar en guerras”. También aseguró que la pobreza aumentará en 46 millones de personas. No se puede ser más claro. Sus palabras no son vanas y suenan a advertencia. Y a recetas conocidas; a la medicina que están empeñados en que nos traguemos, con tantas y tantas mentiras, tan necesarias para intentar salvar a su sistema capitalista. No a la humanidad.

Notas:
1.- Este artículo se realizó para una revista digital de CC.OO que dirigía un “infecto” de los que estarían en la golfería de las tarjetas black, la nota fue censurada porque ponía en cuestión las recetas oficiales de Obama y Zapatero; sus dioses. En la revista Europa en Suma lo publicaron íntegro.
2.- La explosión del desempleo. Ignacio Ramonet , Le Monde Diplomatique en Español nº 161 Marzo 2009.
3.- Oh!bama y G20: Más de lo mismo
4.- Ibidem
5.- Información de la agencia de noticias venezolana ABN del 18 de abril de 2009, sobre la entrevista al profesor Monereo emitida por Venezolana de Televisión.

* Periodista y analista internacional, fue corresponsal en Colombia. @pepitorias
Más artículos del autor
LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2013/11/econo151.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2013/11/econo151-300x300.jpgLQSomosDemocraciaJavier Sáenz MunillaRedacción LQSomos10 años de Crisis,10 años de Estafa,Lehman Brothers,menos dinero para escuelas y hospitales,Puestos de trabajos perdidos,sueldos estancadosRedacción. LQS. Septiembre 2018 Hace 10 años que estalló la crisis. Poco después cuando ya se decía que estábamos saliendo, enero de 2010, nuestro compañero de LoQueSomos, Javier Sáenz Munilla, escribía una articulo que era un excelente análisis de lo que estaba sucediendo y dejando las trampas al descubierto. ¡No fue...Cultura Libre, Comunicación Libre