Maryssa Ruiz. LQSomos. Diciembre 2017

Es un hecho que estamos destruyendo cada parte de este planeta con nuestras acciones y que la contaminación es cada vez mayor en un mundo en el que el respeto y la empatía hace mucho que desapareció dando paso a una raza que no es capaz de preocuparse más que de sus propios intereses y su bienestar personal.

No somos conscientes del daño que estamos causando con nuestros actos, y lo peor no es el resultado tan pésimo que está llevando al planeta al caos más absoluto sino que lo verdaderamente penoso es que no aceptamos que somos los culpables de la destrucción de nuestro mundo.

Sequías, huracanes, hambre, pobreza, desertización, inundaciones, desorbitados contrastes de temperaturas, propagación de enfermedades, cambio de los ecosistemas, derretimiento de los glaciares, aumento del nivel del mar, encarecimiento de alimentos y olas de calor más fuertes son solo algunas de las terribles consecuencias que el calentamiento global provoca en nuestro planeta, y en nuestra mano está participar activamente para frenar sus efectos si queremos que las siguientes generaciones hereden un mundo en el que poder sobrevivir. Proteger el medio ambiente es la asignatura pendiente de la humanidad y debería ser obligación de cada persona de este planeta porque nos guste o no es más fácil hacer las cosas de forma correcta que actuar en base a la destrucción total de todo lo bello y bueno de este mundo.

No hay tiempo que perder, hemos de actuar cuanto antes y ponernos en marcha para frenar la devastación y aniquilamiento de un planeta y todas las especies que lo componen, en nuestras manos está salvar el lugar que nos da la vida.

Medidas para evitar el calentamiento global:

1. Transporte. Reducir el individual y promocionar los medios colectivos.
2. Energía doméstica. Disminuir su gasto con electrodomésticos de etiqueta energética o apagando los aparatos completamente (y no en modo standby).
3. Residuos. Favorecer la separación de basuras y el reciclaje.
4. Materiales. Reutilizarlos siempre que se pueda (papel, juguetes, herramientas, muebles…) y evitar usar bolsas, cajas y embalajes.
5. Agua. Reducir su consumo colocando, por ejemplo, botellas en las cisternas.
6. Riego. Minimizar el riego de jardines y promocionar el sistema por goteo.
7. Urbanizar. Sólo donde se sepa que habrá agua suficiente a largo plazo. En muchas ocasiones se otorgan licencias donde no hay agua.
8. Naturaleza. Respetar los espacios protegidos y minimizar el impacto en zonas naturales.
9. Casas. Construirlas con buenos materiales aislantes térmicos para que la inversión en calefacción y el aire acondicionado sea menor.
10. Rendijas. Mejorar los aislantes en ventanas y puertas porque entre un 5% y un 10% del calor del hogar se escapa por ellas.
11. Paneles solares fotovoltaicos conectados a la red eléctrica.
12. Energías alternativas. Darles más valor y estar dispuestos a financiarlas. Si todos las apoyamos, serán rentables, aunque sean más caras.
13. Impuestos. Permitir que se asignen para la conservación de recursos.
14. Suelo. Minimizar los cambios de uso del suelo y, en general, del suelo artificial.
15. Impacto. Dar más importancia a los análisis de impacto ambiental y considerar otras alternativas costosas, pero ambientalmente favorables
16. Especies. No trasladarlas fuera de su lugar de origen.
17. Productos químicos. Minimizar el uso de compuestos químicos como antibióticos, fertilizantes… y aerosoles.
18. Educar a los niños en el valor de los bienes que nos ofrecen los ecosistemas.
19. Consumir alimentos bajos en carbono: Decántate por los alimentos sin procesar, de temporada, que se produzcan cerca de tu localidad. Las importaciones suponen emisiones extra por el transporte; reduce el consumo de carnes porque la ganadería es uno de los mayores contaminantes de la atmósfera; aumenta el consumo de frutas, verduras, hortalizas y en la medida de lo posible productos ecológicos; al preparar los alimentos tapa la cazuela mientras cocines o utiliza ollas a presión que pueden ahorrar hasta un 70% de energía.20. Hay que pedir a los gobiernos que tomen medidas hacia una vida más sostenible.

El ciudadano tiene más fuerza de lo que cree, y al reclamar medidas a los gobiernos se consigue una conciencia más global sobre el problema del calentamiento global. Todos formamos parte de la naturaleza y es nuestro deber protegerla.

¡No destruyas tu mundo!

Más artículos de la autora

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/12/losotros386.pnghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/12/losotros386-150x150.pngLQSomosLos Otros y YoMaryssa RuizCalentamiento global,desertización,hambre,huracanes,inundaciones,Pobreza,SequíasMaryssa Ruiz. LQSomos. Diciembre 2017 Es un hecho que estamos destruyendo cada parte de este planeta con nuestras acciones y que la contaminación es cada vez mayor en un mundo en el que el respeto y la empatía hace mucho que desapareció dando paso a una raza que no es...Cultura Libre, Comunicación Libre