«Normalidad» democrática: a un lado policía y justicia, a otro los DDHH

Por Iñaki Alrui. LQSomos.

Esto es España, año 2021…

En teoría, o en un mundo ideal, la razón de ser de la policía y la Justicia es hacer respetar los Derechos Humanos, persiguiendo su vulneración. Pero en la «normalidad» democrática española, la policía vulnera los derechos humanos, y la justicia la avala.

Imagino que todavía recordáis los incidentes de Linares después de que policías de paisano y fuera de servicio le dieran una paliza a un hombre que les recriminó que se metieran con su hija de catorce años… Al ser grabado en vídeo, las imágenes corrieron por las redes y la noticia se expandió tanto como la indignación por aquella agresión prepotente y chulesca. En Linares la gente se echó a la calle a protestar por lo que parece ser que no era un abuso policial de un día, sino un cúmulo de atropellos repetidos en el tiempo y que para muchos, ese día, explotó. Las protestas se acercaron a la comisaría de policía, y la policía nacional respondió (¡toma ya!) con armamento de fuego e hirió con perdigones y cartuchos de postas a varias personas que protestaban, otras recibieron pelotazos de goma, porrazos…

Pese a todo, resulta que la justicia no aprecia «excesos policiales».

No, no es por malmeter, ni provocar a ninguna santa institución del reino de España. No, es que se me remuevan las carnes al leer algunas noticias, es algo que me ocurre constantemente. Siempre leo mucha prensa del interior y el exterior del reino, compruebo, contrasto e intento sacar alguna conclusión, ya sea informativa o de opinión, y como norma final buscar contradicciones a lo que he decidido aceptar en mis conclusiones.

Este pasado viernes 27, es noticia el archivo la denuncia por excesos policiales en los disturbios de Linares que dejaron heridos de bala. (Pasará sin pena, ni gloria. Es algo que hemos normalizado: el maltrato, el abuso, la corrupción…)

Por eso el titular, la lucha por los Derechos Humanos es ardua, fatigosa e imprescindible. Pero en el reino parece que siempre va por otro lado. No basta que en las acusaciones participe una organización de DDHH, nada sospechosa ideológicamente, en el reino la policía nunca comete delitos, no abusa de la fuerza, de la autoridad, ¡nunca! Ni en franquismo, ni en democracia. Y para corroborarlo siempre está la Justicia, una santa institución del reino que administra sus decisiones sin ningún rubor, ni espíritu critico.

Fuera de nuestras fronteras canta otro gallo, rara es la semana que no tenemos noticias de un varapalo para la “justicia” española, ya sea desde Naciones Unidas, del Tribunal Europeo de Derechos Humanos o de la Justicia ordinaria de cualquier país occidental (como Alemania, Bélgica, Reino Unido…).

Una vez más en el “suma y sigue” de la democracia, solo hay una versión. De ahí el titular de esta breve nota, tristísimo para una democracia: por un lado, la denuncia ante la Fiscalía de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), avalada con testigos, vídeos e imágenes, por el otro lado la versión policial con el aval de la “justicia”. Una pena que la justicia del reino no camine más con las asociaciones de Derechos Humanos… El juez cierra el caso y los recriminados son los vecinos por «comportamiento violento».
Esto es España, año 2021. Normalidad democrática

Archivada la denuncia por excesos policiales en los disturbios de Linares que dejaron heridos de bala
Los policías agresores de Linares ¿Libres?
Como Altsasu… pero en Linares

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar