Noticiario del Sáhara ocupado: Febrero 2021

Redacción*. LQS. Febrero 2021

Resumen de noticias del Sáhara ocupado, más destacadas en el mes de Febrero de 2021, en torno a la lucha por la libertad del pueblo saharaui contra el colonialismo invasor de la monarquía alauita, elaborado por el blog Contramutis*, una sinopsis realizada desde dentro de la ocupación

Día 3.- Por tercera vez en 2021, los presos del Grupo de Gdeim Izik, que se encuentran en las cárceles marroquíes de Tiflit, Kenitra, Ait Meloul y Bouzakarn, inician una huelga de hambre de advertencia de 48 horas, en solidaridad con el periodista encarcelado Mohamed Lamin Haddi, también de Gdeim Izik. Haddi comenzó el 13 de enero una huelga de hambre por los continuos malos tratos que recibe y el aislamiento al que es sometido desde hace más de 3 años. Reclama el acercamiento a su familia, el derecho a una alimentación adecuada y atención médica.

Día 3.- Tres menores saharauis que llevaban dos meses en la prisión El Aaiún son puestos en libertad temporal. Jamal Salem Abhi, Yassin Aslima Hilal (en la foto de izq a dcha) y Badr Bounawara, ambos de 16 años, fueron detenidos el 30 de noviembre en El Aaiún, dentro de la campaña de detenciones e intimidaciones del régimen marroquí en los territorios ocupados tras el estallido de la guerra.

Día 4.- Detenidos por policías marroquíes tres activistas saharauis en una protesta de la Red de desempleados saharauis, en el céntrico Barrio de Maatala en El Aaiún. Fuentes de DD.HH afirman que la detención está relacionada con su activismo y participación en manifestaciones pacíficas de la intifada saharaui contra la ocupación marroquí.

Día 5.- Encuentran en el hospital de El Aaiún el cadáver del joven saharaui Mohamed Salem Fahim, que desapareció hace 22 días en extrañas circunstancias. Los padres del joven hallan el cuerpo en estado de descomposición debido a la falta de refrigeración en el mortuorio del hospital Hassan bin Al Mahdi. La familia había informado constantemente a las autoridades de ocupación marroquíes de la desaparición de Mohamed, pero estas negaron que estuviese en su poder o en cualquier institución carcelaria u hospitalaria de El Aaiún. La madre de la víctima declaró que la familia visitaba regularmente el hospital, pero la administración negó la presencia de Mohamed Salem en sus instalaciones.

Día 5.- Las autoridades marroquíes impiden al presidente de la organización de Derechos Humanos saharaui Codesa, Babouzeid Mohamed Said Labbihi, acceder al puerto de Dajla, con lo que no puede acceder a un puesto de trabajo, a pesar de estar en posesión de varios títulos que acreditan su aptitud para el puesto de trabajo. Las empresas pesqueras son amenazadas si le dan empleo, así como la familia que lo acoge en la ciudad. Denuncia la campaña marroquí de desprestigio contra su persona, del que dicen es un separatista y enemigo de la patria, por lo que tratar con él puede acarrear consecuencias. Babouzeid es objeto de vigilancia desde diciembre de 2020.

Día 6.- La Instancia Saharaui Contra la Ocupación Marroquí (ISACOM) exige una investigación internacional sobre las circunstancias de la desaparición y muerte del joven saharaui Mohamed Salem Fahim, cuyo fallecimiento fue encubierto por las autoridades de ocupación marroquíes. ISACOM pide al Comité Internacional de la Cruz Roja que intervenga para proteger a los civiles saharauis bajo ocupación, lo que también ha sido requerido por la Comisión Nacional Saharaui de Derechos Humanos (CONASADH), que responsabiliza al Gobierno marroquí de su muerte.

Día 9.- La casa de la familia del preso político saharaui Mohamed Lamin Haddi en la ciudad ocupada de El Aaiún, es rodeada por policías marroquíes que impiden cualquier visita e intentan entrar en la casa por la fuerza. La familia de Haddi ha denunciado la situación del preso en las redes sociales y su madre pide a Naciones Unidas, al Comité Internacional de la Cruz Roja y a las ONG internacionales que intervengan.

Día 11.- El preso político saharaui Mohamed Lamin Haddi, cumple 30 días en huelga de hambre en la cárcel de Tiflet 2. El 8 de febrero fue visitado por una enfermera de la prisión y recibió amenazas si no interrumpía la huelga, como ser enviado a la celda de aislamiento, conocida como “Kacho”, un espacio minúsculo sin ventilación que parece una caja o un ataúd. La familia denuncia que el director de la prisión trata cruelmente a Mohamed Lamin, sobre el que hay un férreo control en las llamadas telefónica

Día 11.- El activista saharaui y ex preso político Ghali Bouhala es secuestrado por policías marroquíes en su lugar de trabajo, tras lo que van a su casa en El Aaiún, a donde le llevan encapuchado. Entran de forma violenta y con una bandera saharaui que encuentran en la casa comienzan a asfixiarlo hasta que su madre intenta rescatarlo y es empujada con violencia. Pegan a la madre y a su hermana y les roban los móviles. El hermano de Ghali, Hamza, se sube a la azotea de la casa, desde donde grita lo que pasa y ondea una bandera de la RASD.

Día 11.- El activista saharaui Mohamed Nafaa Boutasoufra es detenido policías marroquíes en una calle de El Aaiún sin ninguna orden ni explicación alguna y es llevado hasta su casa, donde tiran la puerta a patadas y registran el interior.

Día 13.- La activista saharaui de derechos humanos Sultana Jaya, cuyo domicilio familiar en Bojador se encuentra desde el pasado Noviembre rodeado por agentes marroquíes, es violentamente apaleada frente a la vivienda. Cuando al mediodía sale a recibir visitantes, es atacada a patadas, puñetazos y con piedras, resultando gravemente herida en la cabeza, en el ojo izquierdo y en las piernas. Uno de los autores es Abdel Hakim Amer, jefe de la división de de seguridad de Bojador, que da pedradas a Sultana en la cabeza. Lwaara, hermana de Sultana, suplica a los agentes que paren y es agredida también, sufriendo heridas en la boca. Los policías impiden a las hermanas ir al hospital para tratarse. Sultana perdió un ojo durante una agresión policial hace unos años. La policía ataca a las mujeres saharauis Fatimto Babi y Maymouna Hamia para impedir que se rompa el asedio impuesto a la familia.

Día 14.- Saharauis de la ciudad de Smara salen en defensa de la activista Sultana Jaya, víctima de una salvaje paliza por parte de agentes marroquíes.

Día 14.- Policías marroquíes vuelven a la casa de Sultana Jaya, en Bojador. En un vídeo difundido se aprecia como un grupo de 5 policías marroquíes, 2 de civil y 3 con atuendo normal, a las puertas del domicilio familiar de Sultana, donde la agarran por las piernas y la meten en casa de forma agresiva.

Día 14.- Hmad Hammad, activista de derechos humanos y vicepresidente del Comité de Defensa del Derecho de Autodeterminación del Pueblo del Sáhara Occidental (CODAPSO), es víctima de provocaciones por parte de la policía marroquí, por la noche en un puesto de control en la parte occidental de El Aaiún. Hammad es retenido e interrogado sobre su destino y después seguido por una brigada policial.

Día 14.- Los activistas saharauis Mohamed Nafaa Boutasoufra y Ghali Bouhala, detenidos el pasado día 11, son llevados a la cárcel negra de El Aaiún tras comparecer ante un tribunal marroquí al que la policía, que rodea el edificio, impide acceder a familiares y amigos. A los dos se les acusa de tráfico de drogas, como suele hacer la policía marroquí con los saharauis para justificar su detención.

Día 15.- Aplazada hasta el 22 de febrero la comparecencia de Mohamed Nafaa Boutasoufra y Ghali Bouhala ante el Tribunal de Primera Instancia marroquí en la ciudad de El Aaiún ocupado, prevista para hoy. Los dos activistas saharauis son trasladados sin previo aviso a las prisiones Ait Melloul I y II de Agadir (Marruecos). Los dos manifiestan su negativa a ser enjuiciados de forma telemática, oponiéndose igualmente que sea ante un Tribunal en Agadir, reclamando su regreso a El Aaiún.

Día 15.- Las fuerzas de ocupación marroquí reprimen violentamente a saharauis que se acercan a realizar una visita a la activista Sultana Jaya que se encuentra en arresto domiciliario en su domicilio en Bojador. Agentes de la policía secreta y de las fuerzas auxiliares causan heridas entre las mujeres y jóvenes que se encuentran frente a la casa de la activista saharaui, como la militante saharaui Fatu Mubarak Babi, que es golpeada y arrastrada tras rechazar las órdenes de los policías. La mayoría de los lesionados, en su mayoría jóvenes con lesiones en la cara y boca, no pueden acceder al hospital para ser atendidos al estar acordonado por la policía, que detiene al joven saharaui Mohamed Embarec Ahmed Laghcha.

Día 15.- Policías marroquíes vestidos de civiles secuestran a dos menores en el barrio de Lirak, en El Aaiún. Las víctimas son Zakarias Rguibi y Akram Hanafi, que son llevados a las afueras de la ciudad. Según fuentes de organizaciones de derechos humanos el grupo especial del comando marroquí está dirigido por Ali Boufri.

Día 15.- Manifestaciones pacíficas en las calles y avenidas de El Aaiún en solidaridad con la activista Sultana Jaya, confinada en su casa de Bojador y agredida por las fuerzas de seguridad marroquíes. Las manifestaciones se realizan en los barrios de Al-wifag y Lahchicha, a pesar del bloqueo militar y la represión que sufren las zonas ocupadas. En la capital del Sáhara Occidental hay montado un cerco de seguridad que cubre todos sus puntos de entrada y salida desde el reinicio de la lucha armada el 13 de noviembre de 2020, además de una campaña de persecución y detención de los activistas saharauis.

Día 16.- Las autoridades de ocupación marroquí detienen en Smara al activista saharaui Mohamed Daf por sus posiciones políticas y activismo. Es presentado ante el Procurador de las autoridades marroquíes, que lo envió a la Cárcel Negra de El Aaiún a la espera de juicio.

Día 16.- Policías marroquíes detienen en Bojador al joven activista saharaui Ibrahim Babeit y en El Aaiún a El Uali Malainin, que es interceptado en su coche por agentes que lo llevan al Sexto Cuartel Policial, mientras con una grúa se llevan su vehículo.

Día 16.- La activista saharaui Sultana Jaya, confinada en su casa de Bojador con su familia, emite un comunicado en el que declara que es falso que miembros del Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos hayan efectuado una visita a su domicilio para interesarse por ella. Jaya dice que la declaración hecha por el Consejo de DDHH es mentira, y que no han contactado con ella. Acusa al Consejo de servir a la ocupación y no a los derechos humanos: “Durante los últimos 90 días, he estado viviendo con mi familia bajo arresto domiciliario impuesto por las fuerzas de ocupación marroquíes, durante el cual he sido sometida a todo tipo de tortura psicológica y física, junto con mi hermana Leweara”.

Día 17.- Las autoridades de ocupación marroquí impiden a un grupo de activistas saharauis entrar en Bojador, ciudad en la que vive la activista Sultana Jaya y su familia, quienes padecen un asedio por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes. El grupo de activistas, compuesto por Sidi Mohamed Dadach, Mohamed Luali, Abdelaziz Beyay y Suleimán Brehon, son obligados a volver a El Aaiún, de donde procedían, sin poder visitar a Sultana Jaya.

Día 17.- La madre del preso político saharaui y miembro del Grupo Gdeim Izik Mohamed Lamín Abidín Haddi, inicia una huelga de hambre de 48 horas, simultáneamente con la huelga anunciada para los días 17 y 18 de febrero por los presos políticos saharauis del Grupo de Gdeim Izik en solidaridad con Lamín Haddi, quien permanece sin tomar alimentos desde el 13 de enero pasado en la cárcel de Tiflit 2. Una vez más los presos políticos saharauis de Gdeim Izik adoptan esta medida para condenar los sufrimientos que padecen y la violación de sus derechos más elementales en las cárceles marroquíes, pidiendo una intervención urgente del Comité Internacional de la Cruz Roja, la Naciones Unidas y demás organizaciones internacionales que velan por los DDHH.

Día 18.- Fuerzas de ocupación marroquíes impiden a los activistas y defensores de los derechos humanos El Mami Amar Salem y Mohamed Manolo salir de Dajla, cuando viajaban a Bojador para realizar una visita de apoyo a la activista Sultana Jaya, que ha estado bajo arresto domiciliario durante más de 3 meses y sometida a ataques físicos diarios por parte de la policía y las fuerzas paramilitares marroquíes. Policías vestidos de civil detienen a los dos activistas, a los que piden los papeles del vehículo, e intentan llevárselo con una grúa, pero desisten ante las quejas de los dos saharauis. Después de dos horas un policía les informa de que no pueden viajar, sin dar ninguna razón ni presentar documentación oficial sobre la prohibición de viajar.

Día 18.- La activista saharaui de los derechos humanos Sultana Sidbrahim Jaya afirma que las autoridades de ocupación marroquí pretenden eliminarla físicamente, después de varios intentos iniciados el pasado 13 de febrero con una agresión salvaje a la casa donde vive, y hace un llamamiento a las organizaciones internacionales de DDHH y al Comité Internacional de la Cruz Roja para que protejan a los indefensos civiles saharauis de las prácticas represivas del régimen marroquí. “Los agentes de seguridad siguen sus agresiones lanzando piedras contra nuestro domicilio y recientemente nos han agredido físicamente a mí y mi hermana Lwaara, que ha perdido dos dientes, y el inspector de la policía marroquí ha dado órdenes a sus agentes para eliminarnos cuando intentábamos documentar las prácticas represivas de las fuerzas de seguridad marroquí frente a nuestra casa”, relata Sultana.

Día 18.- Fuerzas marroquíes vestidas de paisano reprimen en Bojador a un grupo de mujeres saharauis después de haber cercado el domicilio donde iban a celebrar una reunión en solidaridad con el preso político Mohamed Lamin, en huelga de hambre, y en apoyo a Sultana Jaya y su hermana, sometidas a una firme represión y violencia por parte de las autoridades marroquíes. Umm La’ Jout Larousi es agredida y zarandeada hasta que cae al suelo y resulta gravemente herida en la cabeza. Las demás mujeres agredidas son Hadham Farik, Elkoria Saidi, Jalifa Hamida, Umm A’ Saad Burial, Salka Burial, Mahfuda Al-Fakir y Salha Boutinguiza.

Día 18.- La saharaui Mbarka Lemjeyid es agredida por la policía marroquí en su domicilio cuando una amiga acude a reunirse con ella para rendir homenaje a una hermana fallecida, Hadhum. Según el testimonio Hmad Hamad, vicepresidente de CODAPSO, la calle está bloqueada por las autoridades marroquíes y no se permite a nadie acercarse a la casa. Mbarka es hermana del preso político Sidahmed Lemjeyid

Día 20.- Las fuerzas de ocupación marroquíes regresan de nuevo al domicilio de Sultana Jaya, en Bojador, tras estar durante un día retirados. Durante la tarde, al menos cinco miembros de la policía bloquean la puerta de su domicilio e impiden el paso de varios activistas que acuden a ver a Sultana, como es el caso del joven Cheij Hala, que se enfrenta verbalmente a los policías y que argumentan que no es hora de visitas.

Día 20.- Miembros de las fuerzas policiales vuelven a atacar a la activista saharaui Sultana Jaya. Paramilitares marroquíes atacan y agreden a Sultana y su familia durante una visita de miembros de una ONG. Los agentes confiscan el teléfono de la activista, con el que ha difundido en las redes sociales los constantes ataques de los que ha sido víctima. Se trata, según la activista, del agente que semanas antes le había golpeado con una piedra en el ojo, llamado Abdel Hakim Amer y otros agentes que lo acompañan. El activista saharaui Hasana Dueihi relata en un video que se trata de una agresión contra la familia de Jaya con el intento de secuestrar al hermano de la activista, Wanati. En la fachada de la casa se ve una pancarta que dice: “La familia de Jaya está en huelga de hambre” y una bandera saharaui que ondea en la azotea del edificio.

Día 21.- La presidenta de la Instancia Saharaui Contra la Ocupación Marroquí (ISACOM), Aminetu Haidar, pide al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, que intervenga inmediatamente para garantizar la protección de los civiles saharauis contra las violaciones sistemáticas por parte del aparato de represión marroquí. Afirma que el pueblo saharaui «no ha oído del organismo de la ONU ninguna condena, ni la expresión de la más mínima preocupación», y mientras «las autoridades de la ocupación marroquí están deteniendo a activistas saharauis, con falsas acusaciones que incluyen la posesión de drogas».

Día 22.- Aplazado al 1 de marzo el juicio a los activistas saharauis Ghali Bouhalla y Nafaa Botasufra, detenidos el 11 de febrero. Es el segundo aplazamiento, el primero fue solicitado por el abogado defensor ya que no tuvo acceso al caso ni a sus clientes. Las fuerzas de ocupación marroquíes dicen que »hallaron» multas de drogas que se remontan al año 2013, por lo que los activistas saharauis se enfrentan a penas de cárcel de entre dos meses y un año de prisión. Un familiar de uno de ellos dijo que cuando la policía registró su domicilio le amenazaron con fabricar contra él un delito de posesión y tráfico de drogas.

Día 22.- Jamila Dambar, una niña saharaui de 16 años, sobrina de Said Dambar. que fue asesinado hace 122 meses por las fuerzas de ocupación marroquíes, denuncia en un vídeo desde su casa, acorralada por la policía marroquí, la situación que padecen. Que siente coraje “porque pasas por las calles y ves la bandera de tu enemigo en vez de ver la bandera de tu país, oyes el himno de otro país, el himno de un enemigo, el himno de un colonizador en vez del himno de tu propio país. Me arde el corazón al escuchar un himno que no sea el mío. Me arde el corazón al estar en clase y que pongan el himno de su país y que lo canten con alegría y con amor, y yo con los ojos llenos de lágrimas, deseando llegara a casa y echarme a llorar por el coraje que siento”.

Día 22.- Activistas de derechos humanos en El Aaiún denuncian que las fuerzas de ocupación marroquíes continúan con su política de represión y asedio policial contra una decena de activistas saharauis, sometiéndolos a arresto domiciliario y estricta vigilancia en sus casas. Concretan que el domicilio de expreso político saharaui Mohamed Salem Aba y su esposa, la combatiente, Aziza Salek, es vigilado por miembros del servicio de inteligencia interior marroquí (DST) y su casa está rodeada de vehículos de las fuerzas auxiliares marroquíes.

Día 22.- El preso político saharaui del Grupo Gdeim Izik Mohamed Bourial, confinado en la cárcel de Ait Melloul 1, en Agadir, inicia una huelga de hambre de advertencia durante setenta y dos horas. Persigue sensibilizar sobre la peligrosa situación física y psicológica en la que se encuentra el preso político Mohamed Lamín Haddi a causa de las consecuencias de su huelga de hambre iniciada el 13 de enero de 2021, respondida con total negligencia por parte de las autoridades penitenciarias marroquíes. Bourial, que cumple una condena de treinta años de cárcel, responsabiliza a las autoridades penitenciarias por las condiciones precarias e inhumanas en las que se encuentra, privado de sus derechos más elementales y legítimos como la atención médica, el recreo diario y la comunicación telefónica.

Día 23.- Un comisionado del Ministerio de Justicia marroquí emite una orden que impone a la activista Sultana Jaya presentarse ante el Procurador del Rey en El Aaiún, pero Sultana rechaza la cita, expresando su disposición a ser detenida si ello es lo que persiguen las autoridades de ocupación.

– Agentes de diferentes aparatos de las fuerzas de ocupación marroquíes impiden a un grupo de activistas y ciudadanos saharauis entrar en la casa familiar de Sultana Jaya. Las mismas fuerzas agreden a otro grupo de activistas que intentan visitar a Sultana y a su hermana Lwaara.

Día 24.- El preso político saharaui del Grupo Gdeim Izik Mohamed Lamín Haddi, que lleva 44 días en huelga de hambre en la cárcel de Tiflit 2, en Marruecos, es amenazado por el director de la prisión, Muhammad Boushiti, quien le dice: “Nadie sabe de su situación de huelga y nadie sabe que está en huelga de hambre. Detenga la huelga o muere aquí, sabemos cómo lidiar con eso”. La familia del preso hace un llamamiento urgente para que sea visitado por su abogada, Maître Ouled, que fue expulsada de Marruecos y no se le ha permitido visitar a sus clientes, y por organizaciones internacionales de derechos humanos, a las que tampoco se ha dado acceso a las cárceles marroquíes.

Día 24.- Los presos políticos del Grupo Gdeim Izik entran en una huelga de hambre de cuarenta y ocho horas para la situación crítica que atraviesa Mohamed Lamín Haddi, preso que lleva más de cuarenta días en huelga de hambre. Los presos políticos saharauis, que se encuentran en la cárceles de Tifilt 2, Kenitra y Ait Melloul 1 y 2, denuncian la indiferencia de las autoridades carcelarias marroquíes que siguen sin prestarle a Haddi la atención médica necesaria, exponiendo su vida. Los presos políticos del grupo Gdeim Izik responsabilizan a las autoridades carcelarias del Estado marroquí del deterioro de la salud de Mohamed Lamín Haddi y de las consecuencias de la falta de tratamiento médico.

Día 26.- El preso político saharaui Abdallah Abbahah, que cumple cadena perpetua en la prisión de Tiflet2, es víctima de hostigamiento, maltrato e insultos. Un grupo de guardias acompañados por un funcionario de la Delegación de la Administración Penitenciaria de Marruecos, entra en la celda de Abbahah para “hacer un registro”. Sus pertenencias son arrojadas al suelo y los guardias pisan su ropa con las botas sucias. Abbahah, que ha estado en régimen de aislamiento durante más de 3 años, decide no salir de su celda durante los pocos minutos que tiene al día hasta que pueda hablar con el director de la prisión sobre el maltrato continuo del que es víctima. Las denuncias que ha enviado al Ministerio de Justicia, el Ministerio de Derechos Humanos y otras instituciones marroquíes no han tenido respuesta.

Día 27.- Las autoridades marroquíes en Bojador cortan la luz a la casa de Sultana Jaya; su madre padece diabetes y la insulina queda inutilizada en la nevera. La familia llama a un electricista, pero este alega que las autoridades le han prohibido que acceda a la casa.

Día 27.– La madre del preso político saharaui Mohamed Lamin Haddi viaja desde El Aaiún, Sáhara Occidental, a Rabat, más de 1200 kilómetros, para ver a su hijo, recluido en la prisión marroquí de Tiflet 2 Mohamed Lamin, periodista preso desde hace mas de diez años y condenado a 25 de privación de libertad, lleva en huelga desde el 13 de enero y su estado es muy grave.
50 días en huelga de hambre y ni un atisbo de humanidad para Haddi

#SaharaLibre #FreeSahara

* Contramutis
Sáhara – LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar