Redacción. LQS. Marzo 2018

Nubia pasó por Madrid, en la última semana de febrero, para presentar su libro “Una mujer en Villa Grimaldi. Tortura y exterminio en el Chile de Pinochet”, escrito y publicado repetidamente en la clandestinidad chilena, y editado ahora en el estado español por El Garaje Ediciones.

Entre presentación y presentación, hablamos con ella. Nuestra intención era entrevistarla, preguntarle, pero fue, para nosotros, algo mejor: una conversación amable y envolvente, cargada de historias, enfoques críticos, opiniones, preguntas que tal vez son respuestas y viceversa.

“Entré en el MIR por la necesidad de radicalizar los planteamientos contra las políticas reformistas, por la democracia popular…”

Nadie diría que, tras esa mujer de apariencia frágil, hay toda una vida de resistencia, de militancia. Con su hablar cálido y pausado, Nubia Becker Eguiluz describe en primera persona el horror de la dictadura chilena. Superviviente del centro de tortura y exterminio “Villa Grimaldi”, Nubia Becker es la “flaca”, la militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), a la que aquella dictadura no pudo quebrar.

Empezamos hablando de Salvador Allende, porque el MIR apoyó la candidatura de Unidad Popular, incorporando así el espacio institucional a la lucha revolucionaria, algo que podría parecer raro en movimientos que defendían la lucha guerrillera…

“Estábamos en un Chile lleno de luchas obreras y populares contra el reformismo que recorría no solo Chile, sino toda América Latina. Fuimos responsables como movimiento revolucionario y llamamos a votar por Allende.”

“Salvador Allende fue muy abierto con el MIR, incluso muchos miristas formaron parte de su guardia personal.”

“Tal vez deberíamos haber promocionado más la lucha política.”

El MIR defendía la lucha armada. La audacia de aquellos jóvenes rebeldes no tenía límites, pero…

“Para el Chile pre-revolucionario faltaba mucho, existían luchas sociales muy fuertes, no se daban las condiciones, no había tradición guerrillera, pero sí había mucha lucha obrera.”

Leer el libro da escalofríos. No hay retórica, no hay adorno, ni autohalago, ni exageración ninguna… Sólo hechos, narrados con la precisión de un notario –eso sí, apasionado–, hechos cuya crueldad habla por sí misma. Las torturas en “Villa Grimaldi”. El brutal intento de “quebrar” a los militantes y romper su humanidad. Los desaparecidos… Mirar a los ojos a Nubia impresiona; su luz ha resistido y vencido mucho dolor, mucha agonía, seguro que mucho llanto… El corto intercambio de palabras, oír lo que ha vivido, lo que ha pasado, en su voz de mujer dura y tierna… Un regalo, esa narración femenina, feminista, inquebrantable…

“La represión de la dictadura está estamentada: en el primer bloque tod@s son del MIR, después vendría el Partido Comunista, el socialista… La tortura buscaba quebrar la dignidad, jugar con el miedo.”

“Contra las mujeres que estábamos allí detenidas se daba una violencia especial, para ellos no éramos nada, porque nos habíamos metido en política, abandonando nuestras obligaciones ‘marianas’ del hogar.”

“El castigo se concentraba en nuestro cuerpo, nos colgaban desnudas, nos pegaban desnudas, en la ‘parrilla’ los electrodos nos los aplicaban por todo el cuerpo… abusos, violaciones.”

A día de hoy, en Chile, se han dado algunos pasos en la búsqueda de la justicia y el castigo a los criminales de la dictadura, desde luego muchos más que en el estado español…

“Justicia para todos los culpables, los que torturaron, asesinaron, los que ordenaron… hay que llegar hasta el fondo.”

“El ejercito rompió ilegalmente con la Constitución establecida… necesitamos Justicia política.”

Nubia platica tranquilamente, da la impresión de tener otra medida del tiempo. Va a empezar la presentación, y no pierde el ritmo del relato. En apenas unos instantes, hemos intercambiado impresiones políticas, y cómo no, hemos hablado de juventud, de la necesidad de relevos generacionales para seguir la lucha…

“Me sorprende muchísimo que sea mi libro una referencia para muchísimos jóvenes chilenos… Hoy se necesitan otros modelos de combate, no la lucha armada, pero en ellos está el legado del MIR, un legado ético, sincero.”

Nubia se dirige ya a la mesa de presentación de su libro, su voz se oye en la sala, habla de dolor, de tortura, de lucha, y con cada palabra nos transmite esperanza, ilusión, vida, como lo hace en el testimonio que nos deja para siempre, su libro, un relato lleno de sinceridad y valentía.

Gracias Nubia. Muchas Nubias necesitamos, queremos.

Déjanos que nos despidamos con aquel histórico grito que recorrió Chile y América Latina: ¡Pueblo, conciencia, fusil, MIR, MIR, MIR!

Notas:
Una mujer en villa Grimaldi. Tortura y exterminio en el Chile de Pinochet
Audio de la presentación de “Una mujer en Villa Grimaldi. Tortura y exterminio en el Chile de Pinochet” en la librería Traficantes de sueños

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/02/Nubia-Becker-Villa-Grimaldi.LQSomos.jpeghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/02/Nubia-Becker-Villa-Grimaldi.LQSomos-150x150.jpegLQSomosDiálogos con...Iñaki AlruiK.R.Redacción LQSomosAsesinatos,Augusto Pinochet,Chile,Desaparecidos,Dictadura,Nubia Becker,Tortura y exterminio,villa GrimaldiRedacción. LQS. Marzo 2018 Nubia pasó por Madrid, en la última semana de febrero, para presentar su libro “Una mujer en Villa Grimaldi. Tortura y exterminio en el Chile de Pinochet”, escrito y publicado repetidamente en la clandestinidad chilena, y editado ahora en el estado español por El Garaje Ediciones. Entre...Cultura Libre, Comunicación Libre