Nunca es demasiado tarde: Status Quo

Mariano Muniesa*. LQS. Marzo 2021

Fueron auténticos iconos de toda una generación: desharrapados, duros, al diez de volumen y rock’n’roll desde las tripas

En las semanas inmediatamente anteriores a la llegada de la primavera, hace ahora 40 años, en marzo de 1981 había una canción que llegó a ser todo un hit en la radio musical española, en especial en las FM´s que ya dominaban el panorama, bien fuera Radio Centro, Popular FM, Onda 2 de Radio España o Radio Juventud de Madrid: Se llamaba “Something Bout You Baby I Like” y era el primer single del nuevo álbum de una banda de rock genuina, sincera, fuerte y enérgica como muy pocas en el universo rock internacional, Status Quo.


Muy poca gente lo sabía en ese momento y de hecho, no se comentaba en la radio, pero ese “Something ‘Bout You Baby I Like” de los Quo, en realidad no era una composición suya, sino un cover –aunque por supuesto, llevado a su terreno- de un hit-single compuesto y popularizado a comienzos de los 70 por Richard Supa, y que también grabaron con bastante fortuna entre otros Trini López y el Tigre de Gales, Tom Jones.

Mientras el país trataba en aquel marzo de 1981 de recuperarse de la crisis económica, las cifras de paro y el impacto del intento de golpe de estado militar del 23-F, la gente joven más rockera de aquella España al menos encontraba tres minutos de evasión en aquella canción de Status Quo, grupo que gozaba de una enorme popularidad en estos lares, probablemente por cuanto fue uno de los pocos grupos de rock de categoría internacional contrastada que tocó en España en la primavera de 1975, aún en pleno régimen franquista, cuando no era en modo alguno fácil que los promotores internacionales se arriesgaran a traer grupos a tocar en aquella España. Al margen, por supuesto, de la calidad, la energía y la fuerza rockanrollera que los Status Quo de los 70 tenían, y que se plasmó tanto en álbumes como ‘Quo’ (1974), ‘On The Level’ (1975), ‘On The Level’ (1976), ‘Whatever You Want’ (1979) o ‘Just Supposin’ (1980) como en himnos de la leyenda de “Backwater”, “Little Lady”, “Mystery Song”, “Whatever You Want” o “What You´re Proposing?”.


El 13 de marzo de 1981, se editó el álbum en el que se incluía “Something…”, un Lp llamado ‘Never Too Late’, que aún no siendo bien recibido por la crítica, fue no obstante un éxito comercial considerable, por cuanto llegó al nº2 de las listas oficiales de éxitos en Gran Bretaña y obtuvo posiciones muy altas en los ranckings en muchos países de Europa, entre ellos España.

Nos detenemos esta semana en el 40 aniversario de la edición de este disco por cuanto fue el álbum en cuya gira de presentación Status Quo volvieron por segunda vez a tocar a nuestro país en mayo de 1981, unos meses después de la salida a la venta del álbum, y porque aún no siendo quizá de los mejores de toda su producción aún sin ser ni mucho menos un mal disco, lo cierto es que por varias razones, y aunque Status Quo durarían como grupo hasta el fallecimiento en Marbella de Rick Parfitt, uno de sus miembros fundadores, ‘Never Too Late’ fue el último disco de los, para mi, y para muchísimos de sus fans, los auténticos, los genuinos Status Quo. El último álbum de los “Frantic Four”, el cuarteto de rockeros sólidos como una roca, que tenía una personalidad, una estética, incluso un anagrama, un logo tan identificativo, que cuando un año más tarde todo cambió, para muchos Status Quo dejaron de existir para convertirse en otro grupo, aunque conservasen el nombre y cierto barniz del pasado.


La edición de ‘Never Too Late’ sorprendió a toda la prensa musical de la época, dado que su anterior disco de estudio, ‘Just Supossin’’ no hacia apenas seis meses que se había puesto a la venta, y de hecho, ‘Never Too Late’ se grabó entre los meses de julio y agosto de 1980, al mismo tiempo que ‘Just Supposin’’, y de hecho, en algunas biografías del grupo –como la excelente y completísima ‘Sobran Acordes’, publicada en Lenoir Ediciones por Eduard Soronellas- se asegura que ‘Just Supposin’ iba a ser un álbum doble, pero que finalmente se optó por editar dos álbumes sencillos cuando se supo que Rick Parfitt, para tratar de recuperarse del tremendo impacto que supuso para él la muerte accidental de su hija pequeña, insistió que el grupo, que no había pisado un escenario desde el verano de 1979, saliera de nuevo a la carretera en 1981. Para reforzar la gira, el “álbum B”, los temas grabados en el verano del 80 en los Windmill Lane Studios de Dublín, en Irlanda, se recopilaron y se lanzaron como ‘Never Too Late’.

Aquel disco fue el testamento sonoro de una formación de leyenda. Francis Rossi, Rick Parfitt, Alan Lancaster y John Coghlan, los Status Quo de siempre, desde 1968 hasta aquel año de 1981, personificaron la esencia pura del rock´n´roll. Desde sus temas, impregnados siempre de la “old school” aprehendida de Chuck Berry y de todo el boogie-woogie rock`n´roll clásico, su rock guitarrero, crudo, cercano en ocasiones al hard rock-heavy metal, a su puesta en escena, simple, sencilla, como la de AC/DC o Rory Gallagher, huyendo de toda pose artificial, huyendo de todo glamour hueco, simplemente con sus zapatillas de tenis, sus vaqueros desgastados, sus viejas camisetas y sus largas melenas, vestidos igual que sus fans, transmitieron siempre en toda esa época una sensación de honestidad, de cercanía con su público, de anti-divismo, que nos hizo a toda nuestra generación enamorarnos de ellos. Y junto a todo ello, la potencia, la adrenalina, el puro espíritu rock’n’roll que en cada uno de sus históricos conciertos Status Quo desprendían, hizo de ellos la leyenda que nunca dejará de ser aquella formación.


Lamentablemente, a finales de 1981, y como consecuencia final de una serie de tensiones que acabaron por explotar cuando el grupo se reunió en Montreux para grabar su siguiente disco de estudio, el batería John Coghlan fue expulsado del grupo. Los “Frantic Four” se rompían. No creo que la marcha de “Spud” –apodo con el que se llamaba a Coghlan- fuera la razón que lo cambiase todo, pero lo cierto es que a partir de ese momento, ya nada volvió a ser igual. El siguiente álbum, que conmemoraba los 20 años de existencia de la banda fue un disco muy flojo, muy poco rockero, y en el que ya se empezaba a ver que los Quo originales iniciaban su decadencia.

Y a partir de ahí… un grupo que se volvió un (buen) grupo de pop comercial, donde al poco tiempo Alan Lancaster también se marchó, las melenas desaparecieron para dejar paso a las coletas y a una estética mucho más refinada, alejada de aquella imagen de rockeros de clase obrera y unas canciones de puro rock guitarrero que ya nada tenían que ver con los verdaderos Quo.

Fueron auténticos iconos de toda una generación. Los Quo desharrapados, duros, de amplificadores al diez de volumen y rock’n’roll desde las tripas. Hace 40 años, nos dejaron su último disco. Disfrútenlo, sobre todo con su maravillosa versión no solo de “Something…”, sino con el “Carol” de Chuck Berry. Nunca es demasiado tarde…


Más artículos del autor
* LoQueSomos en Red
Síguenos en redes sociales... Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar