Arturo del Villar*. LQS. Marzo 2018

La buena idea nos la proporcionan los ciudadanos de Banyoles (Girona), que en la noche del 13 de marzo celebraron una quema pública de fotografías de los reyes de España, frente al Ajuntament, y después brindaron con cava para festejar la histórica sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, hecha pública esa misma mañana, sobre la ausencia de libertad de expresión en el reino de España.

Esta sentencia declara improcedentes las dictadas por la Audiencia Nazional y el Tribunal Constitucional del reino de España, que en su día condenaron a Enric Stern y Jaume Roura a pagar una multa de 2.700 euros por un presunto delito de injurias a la Corona. Motivo: haber quemado en público fotografías del rey Juan Carlos I bocabajo, para protestar contra su visita a Girona en 2007. El Tribunal Constitucional desestimó en 2015 el recurso presentado por los condenados.
Ahora el Tribunal Europeo sentencia que debe devolverse esa cantidad a los dos jóvenes, y además indemnizarlos con otros 9.000 euros en concepto de gastos y honorarios. Esas cantidades tendrían que descontarse de los sueldos percibidos por los jueces de ambos tribunales, y no abonarlas con cargo al Ministerio de Justicia, porque los españoles no somos culpables de los errores cometidos por los jueces, sino al revés, somos sus víctimas. Así aprenderían a ejercer la Justicia con justicia, y no con notoria injusticia.

O ignorantes o prevaricadores

Los magistrados de la Audiencia Nazional y del Tribunal Constitucional o son unos ignorantes que desconocen las leyes, o son unos prevaricadores que conociéndolas las aplican mal, debido a que en este reino la Justicia se administra en nombre del rey, según dispone el primer párrafo del artículo 117 de la Constitución borbónica vigente, y el rey es el principal error en nuestro sistema político heredero de la dictadura fascista. En cualquiera de los dos casos el Consejo General del Joder Pudicial debiera expedientarlos y expulsarlos, ya que no están capacitados para ejercer esa función, como lo demuestra la sentencia del Tribunal Europeo, en la que se evidencia que el reino de España no está en Europa.

Razona esta sentencia que la quema de fotografías reales constituye una crítica política de la institución monárquica en general, y en particular de la española. Gran verdad, puesto que a los españoles nos impuso el dictadorísimo fascista a un sucesor a título de rey para que perpetuase su régimen genocida, y nunca se nos ha permitido opinar si la mayoría de la población lo acepta o lo rechaza. Eso sería lo democrático, pero en el reino de España la democracia es una palabra sin contenido.

El único plebiscito que tenemos a nuestro alcance los vasallos forzosos del rey fascista impuesto por el dictadorísimo fascista, consiste en quemar públicamente sus fotografías y silbar su presencia en lugares públicos, a pesar de la protección que le dispensa su guardia pretoriana, y de los golpes que nos dan sus fuerzas brutas represoras. No queremos borbones.

Jornada de quema de fotografías

Por eso proponemos* organizar una Jornada de Quema de Fotografías Reales, que debiera celebrarse en todas la localidades españolas el próximo 12 de abril, para conmemorar los 87 años de las históricas elecciones que forzaron al odiado Alfonso de Borbón, conocido por el apodo injurioso de Gutiérrez a huir de España. Huyó con tanta urgencia que dejó a toda su familia en palacio, encomendada a la protección de los madrileños, que la respetaron y permitieron que viajara en tren al día siguiente a Francia llevándose las joyas de la Corona, que pertenecían al Estado.
Tendremos mucho trabajo, porque nos han colocado a cuatro reyes juntos, y no debemos olvidar a la presunta sucesora a título de hija del sucesor a título de hijo del sucesor a título de rey del dictadorísimo. Ya demuestra poseer la desvergüenza típica de los borbones, al exigir a sus compañeros de colegio que le hagan reverencias. Al fuego con su foto también, para que sepa lo que opinamos de ella.
El 12 de abril debemos representar públicamente que compartimos el sentimiento de quienes en 1931 pudieron decidir que España era republicana. Hoy sabemos que lo sigue siendo, pero no disponemos de otra forma para expresarlo.

* Presidente del Colectivo Republicano Tercer Milenio.
Más artículos del autor

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/03/Quema-de-fotografías-reales-en-Banyoles-lqsomos.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/03/Quema-de-fotografías-reales-en-Banyoles-lqsomos-150x150.jpgLQSomosArturo del VillarLos Otros y YoAutodeterminación,democracia,Derecho a decidir,libertad de expresión,Monarquía,Poder hereditario,quemar fotografías reales,RepúblicaArturo del Villar*. LQS. Marzo 2018 La buena idea nos la proporcionan los ciudadanos de Banyoles (Girona), que en la noche del 13 de marzo celebraron una quema pública de fotografías de los reyes de España, frente al Ajuntament, y después brindaron con cava para festejar la histórica sentencia del...Cultura Libre, Comunicación Libre