Pelotaris cubanos lo hicieron bien en lid mundialista juvenil

Por Lianet Escobar Hernández*. LQSomos.

Luego de la justa en territorio español, la pelota vasca cubana deberá concentrarse en el certamen del orbe de 2022

El cierre del Campeonato Mundial Sub-23 de Frontón 36 Metros que tuvo por sede a las ciudades de Íscar y Vallelado en España, dejó en el paladar de los cubanos un grato sabor a bronce, gracias a la actuación de la dupla que integraron Jorge Luis Barcelán y Serguey Martínez, quienes, en la disputa por el tercer peldaño del podio, lograron dominar a sus similares de Francia.

La dupla de la Mayor de las Antillas derrotó en tres parciales a los franceses Lafitte y Callejas, con marcadores de 10-8, 8-10 y 5-0 para dar la sorpresa de la delegación. En fase de grupos, el binomio perdió su partido contra México y venció ante Bolivia.

Otra modalidad en la que los caribeños dieron batalla fue en la pala corta, y si bien es cierto que el metal bronceado que salieron a conquistar los hermanos Alain y Dayán Aguirre ante el binomio argentino de Andres Villegas y Tomas Molteno en la jornada final del torneo, les resultó esquivo, tras ser dominados 2-0 (15-10 y 15-4), un cuarto lugar nunca será un puesto despreciable cuando se pugna en eventos de gran nivel.

Válido contar entonces como buen resultado, además, el quinto lugar de los Aguirre Leyva en paleta cuero; así como el séptimo puesto de Barcelán y Martínez en mano individual y el octavo de Rodolfo Ricardo en cesta punta, el resultado más discreto de la delegación cubana presente en la justa.

Por países, fue la anfitriona España quien comandó el medallero tras ganar cuatro de los seis títulos en juego, más dos lauros de plata y uno de bronce. Por detrás se ubicó Francia, campeones del jai alai masculino y dueños de dos subtítulos y un tercer puesto.

Argentina con (1-0-1), México (0-2-1), Cuba (0-0-1) y Estados Unidos (0-0-1) completaron el cuadro de medallistas, una lista que evidenció el poderío de las selecciones europeas en esta disciplina y que muestra que la pelota vasca cubana sigue estando en la élite a instancias panamericanas, algo que no debería pasar por alto a la hora de valorar los resultados de nuestra comitiva en la lid.

Luego de este torneo, los pelotaris antillanos de la categoría sub 23 deberán poner en reposo sus instrumentos de juego, al menos para competir, puesto que el calendario internacional no les reserva otros eventos en lo que resta de año. Sin embargo, la calma será relativa, ante la cercanía del Campeonato Mundial Absoluto que los reunirá en Francia el año entrante.

Apelo a la idea de que este torneo juvenil de Íscar y Vallelado, haya servido entonces de medidor de cara al certamen universal para mayores y futuras competencias de la categoría.

Repensar estrategias que pudieron no haber sido las más acertadas y encaminar la preparación en pos de mejorar deficiencias mostradas, podrían contribuir a superar la actuación de Cuba en la anterior edición de la justa del orbe que acogió Barcelona en 2018.

* Redactora de deportes en Juventud Rebelde. lianet@juventudrebelde.cu
Otras miradas del deporte en LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomosTelegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar