Peticiones al Parlamento Europeo: después de un año

sell_patrimonio_europeo_LQSomosCristina Calandre Hoenigsfeld. LQSomos. Diciembre 2015

Las recomendaciones del Parlamento Europeo a mis dos peticiones sobre: el Sello Patrimonio Europeo -Residencia de Estudiantes y Europa con los Ciudadanos-. Memoria histórica.

A muchas personas no les sonará de nada la existencia de una Comisión de Peticiones (COM-PETI) dentro del Parlamento Europeo (PE).

Se trata de un derecho de los ciudadanos europeos que, a título individual o colectivo, pueden ejercer ante el Parlamento Europeo, en virtud del dispuesto en el artículo 227 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Una petición puede constituir una queja o una solicitud siempre que el asunto pertenezca a alguno de los ámbitos de la Unión Europea. Se puede hacer cómodamente por Internet adjuntando los documentos probatorios, que es lo que yo hice.

También existe otro sistema, que es presentar directamente una denuncia a la Comisión Europea en el caso de vulneración de la administración nacional de la legislación europea, teniendo muy claro cuál es la disposición que se cree vulnerada.

Yo he utilizado la Comisión de Peticiones del PE, dado que en España mis quejas no tuvieron contestación alguna por parte de las instituciones españolas durante casi siete años en los dos temas que luego paso a comentar. Por ello me dirigí hace un año, a principios del mes de enero del 2015, a la Comisión de Peticiones con la esperanza de que fueran atendidas. Su aceptación o no dependerá si detectan un incumplimiento de la legislación europea.

Acabo de recibir las contestaciones, después de pasado casi un año, referente a las dos quejas o peticiones, que paso a comentar:

1)- PETICION Nº 0008/2015, SOBRE CORRECION PAGINA WEB SELLO PATRIMONIO EUROPEO A LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES DEL AÑO 2015 (CERRADA).

Cuando me encontraba investigando sobre la vida de mi eminente abuelo, el Dr. Luis Calandre Ibáñez y en lo referente a su actuación en defensa de la legalidad republicana durante la guerra de España, descubrí que había sido el director de un Hospital de Carabineros, dedicado a curar a milicianos de una epidemia de malaria, situado durante los años 1937-38 y 39 en la Residencia de Estudiantes, que acababa de ser galardonada en el año 2014 con el “Sello Patrimonio Europeo”, por la Comisión Europea, sin haber incluido esta parte de su historia.

Todo esto y mucho más lo documenté en mi queja a la Comisión de Peticiones, con los documentos probatorios.

Pero si bien la Recomendación del PE es aceptada, la dan por cerrada. Esto quiere decir que si se entiende que tiene que ver con el ámbito de la actividad de la Unión Europea, pero que ya se solventó mi queja, según ellos, no hay ya más recorrido, desde esa Comisión de Peticiones del PE.

Se da por corregida la web y queda sin el párrafo que ponía indebidamente “… el régimen de Franco cerró la Residencia en 1936”.

Pero no pone todo lo que yo les sugerí por Internet, que acabo de decir sobre la historia durante la Guerra Civil Española donde funcionó en la Residencia un Hospital de Carabineros dirigido por el Dr. Luis Calandre Ibáñez, mi abuelo, subdelegado de la Junta para ampliación de Estudios y donde se curó a cientos de milicianos de una grave epidemia de malaria, extendida en los frentes de Madrid.

Y eso que la ley, conocida como de la Memoria Histórica de 27 de Diciembre de 2007, en su preámbulo, dice que “hay que honrar al Cuerpo de Carabineros…”

Con anterioridad, en el año 2008, hice una petición para que obligaran a la Residencia de Estudiantes, que entonces tenía el galardón “Sello Patrimonio Europeo”, pero en la versión intergubernamental, a incluir el refugio antiaéreo que tiene debajo, por tener un valor histórico-cultural, que pertenece al patrimonio europeo. Fue declarada “improcedente“ pues dijeron que no incidía en el ámbito de las actividades de la Unión Europea. Toda la creación, desde el 2007 de este galardón “Sello Patrimonio Europeo”, estuvo plagado de opacidades, que he denunciado sistemáticamente, hasta hoy en día.

2).-PETICION Nº 0089/2015, OCULTACION DE DOS LEYES RACIALES ANTISEMITAS EN TRES PROYECTOS ESPAÑOLES petición-PE-Cristina Calandre-LoQueSomosFINANCIADOS CON CARGO A LA COMISION EUROPEA , PROGRAMA EUROPA CON LOS CIUDADANOS , MEMORIA HISTORICA -ACCION 4 (ABIERTA).
Hace años, cuando estaba investigando sobre la vida de mi familia materna, judío polaca, los Hoenigsfedl, averigüé que a mi abuela le fue aplicada una normativa antisemita franquista de Paso de Fronteras, de 11 de Mayo de 1939, y que tuvo que convertirse al catolicismo, un mes antes, en abril, para pasar la frontera en agosto de 1939 y poderse salvar ella, mi madre y mi abuelo del Holocausto. Pero muchos otros judíos, no pudieron pasar, por los estrictos requisitos (avales franquistas, etc.) y acabaron exterminados.

Otras leyes antisemitas fueron también promulgadas y aplicadas por Franco contra los judíos, como la orden del ministerio de Gobernación, del BOE de 7 de octubre de 1939, firmada por Ramón Serrano Suñer, y otra en noviembre del mismo año, contra los odontólogos judíos.

Estas normativas antisemitas franquistas no habían sido incluidas en los tres proyectos financiados por la UE, que tenían como tema “el franquismo y el holocausto“, lo cual era inadmisible, más teniendo en cuenta que uno de los proyectos, “Memoria y Holocausto“ del Centro Sefarad-Israel (Organismo oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid), era para organizar el Día Oficial de la Memoria del Holocausto. Los otros dos proyectos fueron “Perseguits y salvats“ de la Diputación de Barcelona y “Los refugiados judíos españoles durante la II Guerra Mundial“ de la Fundación Juan de los Toyos.

Para argumentar mi solicitud de que se incluyeran las normativas antisemitas, envíe numerosa documentación probatoria.

En su Recomendación del 9 /12/2015 la Comisión de Peticiones dan por admitida a trámite mi petición y además la dejan abierta por tratarse de un asunto que “incide en el ámbito de actividades de la UE“.

Me envían un documento adjunto: “La resolución del Parlamento Europeo sobre memoria del Holocausto y sobre antisemitismo y el racismo, de 27 de enero del 2005 (T6-0018/2005), publicado con motivo del aniversario de la liberación del campo de exterminio de la Alemania nazi en Auschwitz-Birkenau. Este documento ya lo conocía, pero los que parece que no, han sido las autoridades españolas, que han incumplido sistemáticamente muchas de sus propuestas:

1)- Busto del ex ministro antisemita, Manuel Fraga Iribarne en el Senado y retrato y sala a su nombre en el Congreso de los Diputados.
2)- Honores como académico histórico, de la Real Academia de Ciencias Morales, al ex ministro antisemita franquista, Ramón Serrano Suñer, que participó en el Holocausto.
3)- Calle en Madrid al Conde de Mayalde, que fue un personaje manifiestamente antisemita, elaborando el archivo judaico.
4)- Todavía no haber reconocido ni anulado las normativas antisemitas franquistas de 1939, de Paso de Fronteras y de Depuración de Médicos y Odontólogos.

Informan también desde la Comisión de Peticiones que remiten a la Comisión de Cultura y Educación del Parlamento Europeo mi petición, para que la tengan en cuenta a la hora de elaborar los criterios de los programas futuros. También han remitido una carta institucional a la agencia EACEA, puesto que la selección de esos proyectos y su financiación la llevan desde dicha Agencia.

La Educación Audiovisual and Culture Executive Agency (EACEA) es la responsable de la gestión, evaluación y gestión financiera de algunas partes del programas en los campos de la educación, cultura, audiovisual deportes y ciudadanía y voluntariado de la UE.

Con categoría de Dirección General, funciona desde el año 2006 y tiene relación con otras cuatro direcciones generales de la Comisión, como son la de Educación y Cultura, la de Comunicación y tecnología, la de migraciones y asuntos internos y la de ayuda humanitaria y protección civil. Entre otros programas gestiona Europa Creativa y las becas Erasmus y Leonardo da Vinci.

Finalmente me proponen que me ponga en contacto con el Punto Europeo de Ciudadanía español (Ministerio de Cultura) para discutir el tema y colaborar en un proyecto futuro en el marco del programa Europa con los ciudadanos, para el periodo 2014-2020, Memoria Histórica.

Lo haré, aunque no tengo muchas esperanzas en el Ministerio de Cultura español, que tan poco interés muestra por la memoria histórica verdadera, me atienda.

RESPONSABILIDADES
Hace ya casi dos años, el 6 de enero del 2014, envié una carta a la Comisaria de Cultura, Sra. Vassiliou, que me fue inmediatamente contestada el 21 de febrero del mismo año, donde me quejaba de los dos temas, el del Sello Europeo dado a la Residencia, que había destruido su patrimonio arqueológico “europeo “ y la historia del Hospital de Carabineros y el de la normativa antisemita franquista, que no era reconocido en esos proyectos españoles financiados por la UE.

También la informaba de que tanto Serrano Suñer, como Manuel Fraga Iribarne, ex ministros de Franco, manifiestamente antisemitas -por su pregón de Semana Santa en Zamora en el año 1971- seguían teniendo reconocimientos en España, tanto en el Congreso de los Diputados, como en la Real Academia de Ciencias Morales.

La Comisaria, con muy buenas palabras, me remite a que me dirija a los programas, en concreto el de “Europa con los Ciudadanos”, dentro de su acción 4 de la Memoria Histórica Europea.

Posteriormente volví a quejarme y escribí al nuevo Comisario europeo de Educación y Cultura. Me contestaron el 2 de marzo de 2015 desde la Dirección General de asuntos interiores y migración -de la que depende ahora esta acción-, que ellos no tenían nada que ver con la selección de los proyectos españoles, memoria histórica y su contenido, que era responsabilidad del Ministerio de Cultura español, a través del punto europeo de ciudanía.

Las instituciones responsables en España de estos proyectos han sido el Ministerio de Educación y Cultura y Deportes, Subdirección general del patrimonio Histórico, para el Sello Europeo y el punto europeo de ciudadanía, Secretaría de Estado de Cultura, para los proyectos de Europa con los ciudadanos-memoria histórica. El señor Paramio, responsable de este punto europeo, me dijo en un correo que los responsables eran los de la Comisión Europea, a través de la Agencia EACEA, que financiaba los proyectos.

Por parte comunitaria es el Comisario de Educación y Cultura y Juventud, Programa de Europa Creativa -Cultura- Sello Patrimonio Europeo ( a través de una selección previa del Panel de Expertos independientes ), el responsable del galardón “Sello Patrimonio Europeo .“

La encargada de la evaluación del programa de Europa con los Ciudadanos, es la Agencia Ejecutiva de Educación, Cultura y Audiovisual (EACEA), de la que ya hemos informado en este artículo, responsable para la gestión de algunos programas financiados por la UE, en los campos de la educación, cultura, ciudadanía y deportes, en este caso en concreto a la memoria histórica, dentro del programa “Europa con los ciudadanos “.

Como he podido comprobar durante todo el año 2015, existe un laberinto interconectado de instituciones implicadas entre el Parlamento Europeo, la Comisión, las Agencias, etc. y el Ministerio de Cultura español, que hacen muy difícil para un ciudadano de a pie hacer un seguimiento a su petición. Sobre todo si no tienes la suerte de que algún europarlamentario se interese y te ayude, como ha sido mi caso, con algunos españoles del Grupo “Los verdes“, a los que les estoy muy agradecida.

Como me comentan desde ese grupo parlamentario, no hay mucho interés desde la UE para que la Comisión de Peticiones funcione rápido y bien, dotándole de poco presupuesto y poco personal, para las miles de peticiones que reciben al año, pues hay mucho ciudadano “cabreado”.

Ya sabemos que las instituciones, tanto españolas como comunitarias, no quieren que prospere el “empoderamiento“ ciudadano, dando poco poder político a las Recomendaciones de esa Comisión de Peticiones, no sea que les controlemos demasiado, a pesar de que estas instituciones están pagadas con nuestros impuestos y, por lo tanto, deberían estar a nuestro servicio.

CONSECUENCIAS: LA CASA DE LA HISTORIA EUROPEA
Próximamente se abrirá este museo sobre la Historia de Europa en el Parlamento Europeo en Bruselas y me preocupa que se sigan manteniendo versiones históricas revisionistas sobre la lucha antifascista de la II República durante la Guerra de España, como es el caso del galardón Sello Patrimonio Europeo, que oculta en su historia que se construyó un refugio antiaéreo para proteger a los enfermos de las bombas nazifascitas (parcialmente destruido durante su rehabilitación ), que ni siquiera está inventariado como un vestigio arqueológico de la Defensa republicana de Madrid.

También me preocupa que se oculte la implicación de Franco con el Holocausto a través de esas normativas antisemitas, todavía ni reconocidas ni anuladas por España, a pesar de que han sido ya reconocidas por la propia Comisión Europea en su web EHRI (tras mis numerosas quejas) sobre el Holocausto, en junio de 2015 y en los libros de varios historiadores, como el del alemán Berth Rother, “Franco y el Holocausto“ (2005), Josep Calvet ,”Huyendo del Holocausto “, segunda edición (mayo de 2015), Ángel Viñas “En la otra cara el Caudillo “ (septiembre de 2015) y finalmente el del británico Paul Preston “Franco Caudillo de España (tercera edición 2015) y en la página web del equipo Nizcor, de derechos humanos.

Esperemos que se tenga en cuenta por el equipo de historiadores encargados de la Casa de la Historia Europea que la Guerra de España (1936-39) fue el comienzo de la II Guerra Mundial (1939-45), en la lucha antifascista y como tal hay que investigarla y tratarla con el protagonismo que se merece en la Historia Europea.

Pero lo que debería de hacerse inmediatamente, por parte del gobierno español, es anular la normativa antisemita franquista, en consonancia con los demás países europeos que estuvieron implicados en el Holocausto y lo hicieron hace muchos años.

No vale la excusa de que España fue un país neutral, ya que esto está demostrado por los historiadores que no fue cierto y que estuvo muy relacionada con los países del Eje, colaborando en el Holocausto, aunque algunos diplomáticos franquistas, salvaran a algunos judíos.

El 27 de enero tiene lugar la Conmemoración del Día de la Memoria del Holocausto, en muchas ciudades españolas, según mandato de Naciones Unidas y la Resolución del Parlamento Europeo Te-0018/2005, que hemos comentado anteriormente.

En Madrid viene celebrándose al más alto nivel hace algunos años en el Senado, y en esa emocionante ceremonia se homenajea a los seis millones de judíos exterminados en la Shoah, (entre los que están 18 de mis antepasados judíos polacos).

Pero esto no tiene validez ni moral ni jurídica si antes no se reconocen y anulan esas normativas antisemitas españolas, que impidieron que muchos judíos europeos pudieran escapar pasando la frontera hispano francesa y fueron finalmente exterminados, como es el caso de los desgraciados abuelos de la catalana Dory Sontheirmer, como nos cuenta en su magnífico libro “Las siete cajas”.

El propio Código Penal, en su última reforma de 30 de junio del 2015, incluyó en los artículos 510G y 607 como delito “…los actos que entrañen humillación por motivos racistas, antisemitas…” y a ”los que públicamente nieguen o trivialicen los delitos de genocidio…”.

Notas:
Sello de Patrimonio Europeo
European Heritage Label
El Programa Europa con los ciudadanos 2014-2020”
La Casa de la Historia Europea
Resolución del Parlamento Europeo sobre la memoria del Holocausto y sobre el antisemitismo y el racismo

Más artículos de la autora

Un comentario sobre “Peticiones al Parlamento Europeo: después de un año

Deja un comentario