Pocho Lepratti. El ángel de la bicicleta

Mónica Oporto*. LQS. Julio 2019

ellos sabían que no eran peligrosos, sino que estaban en peligro
ellos querían un mundo donde cupieran muchos mundos
ellos deseaban crecer sin perder la identidad de su origen
ellos luchaban porque se terminara la impunidad que los tenía en la mira
ellos trabajaron para que su realidad se conociera en otras latitudes, en otros barrios
ellos creían


El trabajo nos hace ascender como personas, mientras que la falta de trabajo nos incita a la violencia, a la droga, a la delincuencia.
Pocho Lepratti

Pocho Lepratti. Yo no sabía de su existencia hasta que lo mataron, como dice la canción de León Gieco, cuando salió a pedir que no dispararan porque en aquel lugar sólo había pibes comiendo. Los pibes por los que él trabajaba.
Él, que junto al grupo «La Vagancia» habían luchado tanto por dar a conocer lo que hacían y compartían en otros espacios, él justamente jamás habría imaginado que toda Argentina lo iba a llegar a conocer porque aquel día las balas que terminaron con su vida, lo dieron a conocer a tantos y tantas.

Se llamaba Claudio Hugo Lepratti. Había nacido en la provincia de Entre Ríos (Concepción del Uruguay) el 27 de febrero de 1966. Cayó bajo las balas de la policía en medio de la represión de diciembre de 2001. Era presidente Fernando de la Rúa.
Lo conocían simplemente como Pocho, y también fue «bautizado» como el Ángel de la bicicleta. Era un militante social, un joven comprometido con la problemática del medio en el cual vivía. Lo mató la policía de la provincia de Santa Fe.

Pocho era el mayor de seis hermanos. Estudió Derecho y en 1986 ingresó al seminario del Instituto Salesiano de Funes (cercano a Rosario). Poco después abandonó el seminario y se afincó en barrios humildes donde trabajó en la contención social de adolescentes en situación vulnerable. Militó en el gremialismo, fue delegado de ATE, y congresal de la CTA.

«La Vagancia» fue la primera de muchas organizaciones de jóvenes en que las reuniones tenían como objetivo la reflexión y la toma de decisiones para el barrio. También participó en la creación de una revista (El Ángel de la Lata) que reflejaba sus realidades.
En el año 2001 Argentina atravesaba una crisis monumental. Por entonces Pocho trabajaba como auxiliar de cocina en el comedor de la escuela José M. Serrano (Barrio las Flores, humilde barrio rosarino). Fue el 19 de diciembre. Varios policías llegaron al barrio y comenzaron a disparar en el fondo de la escuela. Pocho subió al techo de la escuela para avisar que en el interior había niños comiendo. Dicen que gritaba: «hijos de puta, bajen las armas que aquí sólo hay pibes comiendo» cuando el agente Esteban Velázquez abrió fuego con su escopeta cargada de balas de plomo que lo mataron.

Pocho. El Ángel de la Bicicleta, porque en bicicleta se trasladaba para ir a ayudar a las familias que tenían problemas. Tenía 35 años.

Vídeo: «La Vagancia», un vídeo apenas conocido en los barrios marginales de Rosario y perdido tras el asesinato de Pocho Lepratti durante la represión de diciembre del 2001, fue recuperado y digitalizado por sus autores. «Encargado por Pocho Lepratti presenta un clima de época que anticipa lo que estamos viviendo hoy»

Al final, a 18 años de aquello volvemos a lo mismo. Gran parte de los funcionarios del actual gobierno lo fueron del gobierno de De la Rúa durante el cual mataron a 40 personas en Plaza de Mayo, a Pocho Lepratti en Santa Fe y vaya a saber cuántos mas murieron como resultado de la política económica de ese gobierno. Ayer murió el expresidente y caUsalmente en el Obelisco hubo represión a organizaciones sociales que pretendían armar un gazebo para poder dar alimento a personas en situación de calle, a quienes también querían entregar colchones. No es casualidad.

Nota:
1.- Velázquez fue condenado a 14 años de prisión. También el juez condenó a otros cinco policías –Marcelo Arrúa, Rubén Pérez, Daniel Braza, Roberto de la Torre, Carlos Alberto de Souza– por falsedad ideológica y encubrimiento agravado. El gobierno de la provincia debió indemnizar a la familia).

* Miembro de la Asamblea de Redacción de LoQueSomos, desde Buenos Aires, Argentina. Autora de “Historia popular de Buzarco III”
Más artículos de la autora
LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario