Un poco de historia sobre la Segunda República

Maryssa Ruiz*. LQSomos. Noviembre 2017

Con la instauración de la Segunda República en España en 1931 se intentó básicamente implantar una democracia verdadera en el país y empujar a la clase obrera hacia la igualdad y los derechos que le permitiesen llevar una vida digna.

En 1932 se creó la `Ley de Reforma Agraria´, lo que permitió la expropiación de los latifundios y el asentamiento de los campesinos. Con esta reforma se pretendía conseguir unas mejoras de vida para todos los trabajadores del campo y ofrecer una seguridad a los campesinos sin tierras para romper con el esclavismo que estaban sufriendo a manos de los caciques explotadores, lo que se puede resumir en que la República era partidaria de que toda persona tuviese un empleo digno que le permitiese obtener unos ingresos económicos para alimentar a su familia.

Con respecto a la enseñanza, la idea era que todos los niños y niñas estudiaran independientemente de los ingresos económicos de sus familias, es decir, pobres o ricos tendrían la ventaja de aprender y formarse para su futuro. En los colegios las clases eran mixtas y los profesores y profesoras podían enseñar sin seguir la misma línea del adoctrinamiento católico que intentaba inculcar la sumisión en la mujer y un machismo acentuado que dejaba la figura del hombre muy por encima del género femenino. La religión no era obligatoria para estudiar y comenzaron a darse clases al aire libre para explicar a los niños de una forma más amena y divertida. Se aprobó también el matrimonio civil, por lo que muchas parejas decidieron abandonar la absurda idea de casarse por la iglesia. Esto junto con la secularización de la vida social y de los cementerios hizo que la iglesia pasara a segundo plano produciéndose importantes conflictos entre las instituciones eclesiásticas y el gobierno republicano.

Con la República la mujer española era una ciudadana de pleno derecho y no la esclava de una sociedad machista y enferma que pretendía anular los derechos femeninos y declinar a la mujer a vivir bajo el mando del marido, o de cualquier hombre de la familia, imposibilitando su derecho a decidir. Este importante logro se vería roto y destrozado en un futuro a manos de la dictadura franquista que convirtió a la mujer en una sierva sin voz ni capacidad de opinar.

Referente a la sanidad, la Segunda República consiguió realizar un programa sanitario encaminado a disminuir la morbimortalidad y mejorar el estado de salud de la población española en su conjunto, hizo necesaria la creación de nuevas estructuras e instituciones y la reorientación de las funciones, ámbito de actuación y formación de los profesionales sanitarios. Entres otras cosas se consiguió realizar: Secretaria general Técnica, la Sección de Psiquiatría e Higiene Mental, la Sección de Ingeniería y Arquitectura Sanitaria, la Sección de Higiene Infantil, Departamento de Mortalidad materna, Morti-natalidad e Higiene Prenatal y Preescolar, la Sección de Higiene Social y Propaganda, la Sección de Higiene de la Alimentación, y la Comisión Permanente de Investigaciones Sanitarias.

Lo detallado anteriormente es solo un resumen de todas las mejoras que supuso la llegada de la República a este país pero, desgraciadamente, de poco sirvió con la llegada del franquismo y su ideología de aniquilación y muerte. Que nadie intente disfrazar una realidad haciendo creer que la República pretendía destrozar este país porque el verdadero destrozo comenzó con un golpe de Estado en 1936 que desembocó en desesperación, en cunetas y fosas comunes repletas de muertos que fueron asesinados sin motivo, en exilios obligados, en llantos, en humillaciones, en miedo, en violaciones, en torturas, en falsas transiciones, en nulas democracias y en partidos políticos que fueron divididos en bandos pero que en 2017 nos siguen liderando haciendo de este país un cloaca de miseria, hambre, paro, miedo, llantos y… ¿Lo mismo descrito antes no? Será que nada ha cambiado…

Más artículos de la autora

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar