por qué nos vamos loquesomosRedacción*. LQSomos. Octubre 2014

¿Qué hacen David Fernández y Martxelo Otamendi en España si quieren irse?

¿Por qué hemos venido si nos queremos ir? “. Esa es la pregunta que se hacía, este viernes por la noche en Madrid, el periodista vasco Martxelo Otamendi. Y es la pregunta, cambiando el sujeto, que se podría formular un ciudadano de Madrid que, distraído por las calles del distrito de Arganzuela, se encontrara dos amigos como David Fernández, diputado de la CUP, y el director del diario Berria protagonizando una conversación a cuatro manos, de hecho los dos son periodistas, y por ello saben la fuerza de las preguntas-de las buenas preguntas- para generar un torrente de posibles respuestas que se acerquen, sumadas, a algún tipo de verdad.

Otamendi ha comenzado la conversación con Fernández, en la sala de actos de la Fundación Abogados de Atocha con este interrogante. De hecho, la charla se titulaba ¿Por qué nos vamos ?. Título jugoso para los tiempos que corren. Los que los escuchaban, en una sala abarrotada, tenían bastante claro lo qué hacían. Hay explicaban el momento político de sus naciones respectivas, los Países Catalanes y Euskal Herria, desde un internacionalismo solidario con todos los pueblos de la península ibérica. El acto se ha podido hacer, finalmente, gracias a la cesión del Centro de Abogados de Atocha (ligado a CCOO). Los responsables del primer lugar previsto, un instituto público un poco más al centro, acabaron censurando el acto por instrucciones de la Consejería de Educación. Fernández no lo ha desaprovechado para recordar que el sindicato forma parte del Pacto por el Derecho a Decidir. Para dejar claro, desde el primer minuto, que el movimiento soberanista catalán es transversal y heterogéneo.

La conversación entre ellos dos ha ido derivando, rápidamente, en una entrevista de Otamendi a Fernández. Cataluña (es inevitable) está de moda. “Nosotros estamos muy lejos de la unidad abertzale”, admitía con un punto de resignación el periodista vasco. Antes, dijo, Euskadi debe solucionar otros debates, como el de los presos. Dice que en este tema una llave la tiene el pueblo vasco y la otra el gobierno español, que la aprovecha para acondicionar los impulsos independentistas. ¿Y el gobierno Urkullu no empuja? “Los incomoda la vía catalana”, reconoce Otamendi. Por eso el PNV, dice, intenta contraponer el caso catalán y el escocés, escondiendo que la diferencia verdadera está entre Londres y Madrid.

A4 NOS VAMOS LOCALSin renunciar a Vallecas

El auditorio que los escuchaba tenía todos los matices -y las estéticas- de la izquierda transformadora madrileña. De aquella parte de la sociedad española que no suele salir en las noticias pero que entiende las reivindicaciones catalanas. Aquella gente que, si pudiera, también independizaría de una España -la que mandamiento que tampoco les gusta. En la puerta, un grupo de amigos recogían firmas en apoyo al 9-N. Una señora pedía la voluntad para poder financiar el acto de este viernes con chapas a favor del derecho a decidir, en castellano. Entre los asistentes, algunos querían saber si había focos políticos en todo el Estado que trabajaran para ayudar a la emancipación nacional catalana y vasca. Otros se preguntaban, en voz alta, que tienen que hacer por su libertad nacional los castellanos comuneros y aragoneses.

Fernández, cómodo en una tradición netamente internacionalista, diferenciaba entre España -el “bunker” inmovilista, las élites- y el pueblo, la gente. “No renunciaremos a Vallecas, ni en Lavapiés, ni a la Sierra Sur”, les ha dicho un político con las raíces en Zamora. Según explicó, a él ya sólo le dicen “charnego” la derecha más extrema “y el editorialista del ABC”. El proceso, o al menos el proceso que defiende la CUP, no tiene nada que ver con el déficit fiscal sino con la democracia, la libertad y otro modelo social.

¿Y con España qué pasará si se consigue la independencia? “Nos une la clase”, les ha tranquilizado. Subrayó que hay movimientos democratizadores que ya se hacen sentir en todo el estado español, por ejemplo, con las dinámicas de la economía cooperativa. Es aquella España que vive con normalidad una plurinacionalidad que al “establishment” -en terminología de Otamendi- tanto le cuesta digerir.

¿Qué hacían, en Madrid, estos dos hombres? Recordar, en un local apretado, que sólo desde el pleno reconocimiento de los pueblos que conviven en la península se pueden tejer puentes y buscar complicidades para hacer frente a realidades compartidas, desde la prohibición del fracking, a la lucha contra la homofobia o guardando para siempre las balas de goma en un cajón. Nadie parecía discrepar de ella en público. Eso sí, Fernández ha tenido que justificar la contradicción que supone cerrar filas, para poder votar el día 9 de noviembre, con el consejero del Interior. ¿Quien se acerca a quién? La CUP a CiU o CiU a la CUP ?, les ha interpelado. Y, sobre todo, ¿no es la actitud del gobierno español que logra esta unidad inédita en otros lugares? Fuera, ya con una caña en la mano, no todo el mundo tenía tan claro que fuera buena esta fotografía con la derecha.

Hay un Madrid que, demasiadas veces, no sale en las noticias. Pero que existe.

* Publicado en el diario Ara.Cat, nota de Joan Rusiñol. Traducido por LQS-redacción

Más informaciones relacionadas:

Galería de imágenes: ¿Por qué nos vamos? Madrid 10-10-14

David Fernández y Martxelo Otamendi debaten en Madrid sobre las razones del independentismo

Nota de prensa: Madrid, la censura que nunca se fue

¿Por qué nos vamos?

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2014/10/DSCN8726-1024x768.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2014/10/DSCN8726-300x300.jpgLQSomosAutoresCatalunyaCeltiberia GlobalEuskadiMadrizQuioscoRedacción LQSomosCatalunya,David Fernández,independencia,Madrid,Martxelo OtamendiRedacción*. LQSomos. Octubre 2014 ¿Qué hacen David Fernández y Martxelo Otamendi en España si quieren irse? ¿Por qué hemos venido si nos queremos ir? '. Esa es la pregunta que se hacía, este viernes por la noche en Madrid, el periodista vasco Martxelo Otamendi. Y es la pregunta, cambiando el sujeto,...Cultura Libre, Comunicación Libre