Porque soy libertario, un libro de Javier Sádaba

Iñaki Alrui*. LQS. Mayo 2020

“El anarquismo baña poéticamente la vida política como no lo ha hecho nunca otra corriente de pensamiento político”

Comentar por placer el libro de un filósofo, Javier Sádaba, puede convertirse en una ardua tarea de investigación, documentación, citas y diversas erudiciones que terminaran en la mayoría de las ocasiones como introducción a una tesis solo apta para interesados, y loada por las voces académicas. No, no es la intención de esta lectura del ensayo Porque soy libertario. Muchas veces es muy bueno recurrir a la simpleza, hay cosas que se definen entre un sí o un no, entre me gusta y no me gusta, entre te lo recomiendo o no se te ocurra leerlo, todo tan simple como cierto a la vez.

Mi intención es que lo lean, por lo menos l@s que han comenzado a leer esto ¡valga la redundancia!

Javier Sádaba realiza una acto de reflexiva sinceridad en este breve ensayo, tal vez, quizás partiendo de dar respuesta al ¿Qué soy?, y todo lo condensa en 93 páginas en las que pone al pensamiento libertario frente al Estado, la religión, la cotidianeidad, el amor e incluso ante la inteligencia artificial.

El ensayo comienza con la exposición del anarquismo como un pensamiento abierto, sin fronteras que lo demarquen o lo sometan, y sigue una obertura donde repasa a librepensadores, a las Internacionales o al nacimiento del anarquismo en el Estado español. Necesario repetir nombres que siempre nos aportaran deliberación en el encuentro con el anarquismo: Godwin, Toureau, Proudhon, Stirner, Bakunin… podemos ir más lejos en la historia y buscar en oriente la filosofía taoísta. Acabamos de empezar: enemigo a batir, justicia distributiva… estamos ante un monográfico sobre el socialismo libertario.

“La sociedades siempre se han tratado de defender del Estado… “

Sádaba analiza ideas que por su naturaleza siempre se entrecruzan, se buscan respuestas, se crean dudas, pero el autor libre de dogmatismo también se posiciona, se define como siempre lo ha hecho y nos relata su visión sobre la confusa controversia Estado-Nación. Su posicionamiento por el Derecho a la Autodeterminación de los Pueblos es una defensa a la emancipación libre de cualquier Estado existente. Un canto de libertad libertario.

“Comenzar por recordar que los individuos nos autodeterminamos por ser libres…”

Dos mil quinientos años de filosofía occidental dan para mucho, las preguntas fundamentales siguen vivas entre nosotros, la filosofía sigue siendo un camino para acercarnos a las respuestas y, de nuevo, llenarnos de interrogantes. Filosofía tan adornada de egos como de disparates, tan necesaria para el yo, nosotros.

“Razonar ni es ser racionalista ni anular las emociones… La maraña de frases engañosas es una tela que nos envuelve y no nos deja ver con claridad. Eliminarla es la tarea terapéutica de la filosofía…”

Hablar, leer de la filosofía libertaria, la que busca aclarar y mostrar de forma limpia ¿cristalina? lo que hay. ¿Qué debemos hacer? ¿Qué no hacer? ¿Qué podemos conocer? Razón y códigos de conducta balanceándose entre la moral y la ética. O la aristotélica búsqueda de la felicidad, sujeto, medios y fines. Sádaba analiza, introduce, descompone, traza preguntas para llevarnos a puntos de encuentro, ontología con los pies en la Tierra, la que no nos marca espacios y nos deja lugar a lo que salga de nosotros mismos, todo ello cargado de humor, de risa, como herramientas personales o colectivas para el pensamiento, para cumplir con las normas justas y gozar al mismo tiempo: Felicidad.

Seguimos: el mal y el bien… El mal de la pena y el mal de la culpa: lo que viene dado, la naturaleza, y lo que traemos-hacemos nosotros, la voluntad humana. Religiones, entre la mística natural y la religiosidad pura. ¿Dónde quedó el gnosticismo? El poder es el mal, pero el poder de la libertad, no sobre nadie, sino junto con las otras personas libres… ahí tenemos una respuesta.

La cotidianeidad de nuestras vidas también está presente en el análisis de nuestro filósofo. Toda la vida humana es cotidiana, vivirla de forma rutinaria o como un proceso que depende de nosotros… ¿Vida inerte o vida comprometida?

La igualdad mil veces nombrada como triunfo en el discurso social, y en realidad, ese maniqueo nombramiento lo que hace es marcar más cada día que pasa las desigualdades que no dejan de crecer. El desarrollo de este tema vuelve a hacer de este libro una herramienta fundamental para analizar temas tan actuales como la Renta Mínima Vital.

“Cuando los humanos se vean en los otros, si no como en un espejo, sí con semejanzas en necesidades y deseos muy similares… No podemos sentirnos iguales hasta que todos seamos iguales”

Reforcémonos con argumentos, carguémonos de razones para poder defender lo que pensamos, argumentar es también escuchar al que nos rebate. Y para una tarea tan esencial, no olvidemos los libros poseedores del saber, del conocimiento. Hagamos de nuestra vida algo vivo a través de nuestra participación en el pensamiento, en actos, debates, colaboremos en todo lo que pueda favorecer lo que consideramos justo. ¡Vida cotidiana!, y una vez más sin olvidar la necesidad de hacerlo y vivirlo con alegría.

Vamos llegando al final del ensayo y entra de lleno en el siglo XXI, navegar entre la analogía evolutiva del humanismo (prehumanismo), transhumanismo, posthumanismo o entre el big data, la robótica, la inteligencia artificial. Todo lleno de paradojas: “Podemos llegar a Marte y al mismo tiempo vemos como muere gente de hambre”. ¿Oponernos a lo injusto, lo inmoral? Cambiemos el modelo económico. ¡Clic!

Siglo XXI en combinaciones de física, electrónica, cibernética y saberes acelerados. Y sí, abiertos siempre a la evolución; filosofía y ciencia van de la mano, pero al lado de la igualdad, la ética.

Esta nota ha empezado con una cita sumamente poética y política, tal como marca el último capítulo de este libro Pensamiento libertario, amor y humor. Un faro de luz para tres conceptos que se mezclan entre sí y van indisolublemente juntos por el mismo camino. Armas contra el poder y empatías entre iguales.
Amor y humor de la mano del pensador libertario.

Son 92 páginas de lectura muy atractiva, cargadas de reflexiones y propuestas, abordando a través del pensamiento libertario todo lo que definimos como grandes cuestiones, una lectura más que recomendable para el antes y el ahora de estos tiempos de pandemia y de lo que vendrá…
Filosofía precisa repleta de ciencia, orígenes, estudios, anécdotas, presente para un nosotros colectivo, necesaria para abordar un futuro incierto con la humildad necesaria, con las ambiciones abiertas.
Podemos abrir las puertas, de nosotros depende.

Porque soy libertario, de Javier Sádaba
ISBN 978-84-9097-890-0. Páginas 96. Los Libros de Catarata

* Miembro del Colectivo LoQueSomos
Más artículos del autor
En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar