Pregunta a Vicenç Navarro

econo124El Financiero de El Garaje. LQSomos. Diciembre 2014

Hace unos pocos meses pude asistir a una conferencia de Vicenç Navarro en el Museo San Telmo de Donostia.

Allí, en el capítulo de soluciones o medidas a aplicar, el Sr. Navarro insistió bastante en que el Banco Central Europeo debía pasar a comprar deuda de los estados soberanos europeos. “Como hace la Reserva Federal de los Estados Unidos”, precisó.

Como he vuelto a oír esta petición, hago ahora mi pregunta:

¿Debe el BCE, según el Sr. Navarro, comprar deuda soberana europea en el mercado secundario, en el primario o ya puestos, en los dos?

– Si lo hace en el mercado secundario, comprará bonos anteriormente emitidos y comprados (principalmente) en su momento por los bancos. Es decir, liberará a los bancos de una masa enorme de deuda estatal impagable, “socializándola”.

El balance de los bancos por supuesto mejoraría, harían beneficios y la bolsa subiría. Llegaríamos así a una situación en la que el BCE, participado por los estados europeos, sería el acreedor principal de esos mismos estados europeos. Surrealista desde el punto de vista de la ciudadanía.

A los bancos, por supuesto, la idea les gusta mucho. De hecho, la han convertido en una obsesión para los mercados, presionando a Draghi para que la imponga en el BCE. Se lo han vuelto a dejar claro en la última subasta de liquidez, el 11 de diciembre, negándose a participar de forma significativa. Que no se cuente con ellos si antes no “se les aligera la carga”. A costa de todos, claro.

– Si lo hace en el mercado primario, el BCE compraría los nuevos bonos que los estados irían emitiendo. No hace falta ser muy listo para entender que esa intervención significaría una invitación al aumento de un endeudamiento que ahora ya está fuera de control. A estas alturas resulta, en nuestra opinión, difícil argumentar de buena fe que la manera de salir de la mayor crisis conocida de endeudamiento es…. con más deuda pública.

-No hace falta insistir en el efecto multiplicador si la intervención compradora del BCE se produce a la vez en ambos segmentos de la deuda soberana, el primario y el secundario.

Naturalmente, el que muchas voces – sensatas, en nuestra opinión,- se manifiesten en contra de esta política de compra de deuda por parte del BCE, no significa que no se vaya a producir.

Al contrario, existe por desgracia un consenso en los mercados y en los bancos en el sentido de la petición del Sr. Navarro. Puede que ya para el mes de enero. Incluso se habla del día 22 de ese mes. Un nuevo paso –si se acaba produciendo- hacia el abismo. ¿O no, Sr. Navarro?

Más artículos del autor

3 comentarios sobre “Pregunta a Vicenç Navarro

  • el 23 diciembre, 2014 a las 13:48
    Permalink

    me gustaría saber quien hay detrás de la firma del financierodelgaraje, y también porqué no se dan mas datos en artículos de economía.

    me parece que el debate de la deuda es el mas importante en estos momentos, y deberíamos de potenciarlo en todos los medios posibles, sindicales, políticos y sociales, no como posiciones de confrontación ideológica si no bajo la forma del debate abierto.

    el autor desecha que los BCs compren directa e indirectamente deuda, pero la formula actual de prestar a intereses bajisimos a la banca privada para que esta compre deuda pública, parece la peor de las opciones (estafa garantizada)

    ¿porqué no se profundiza y se apuntan posibles salidas?

    Respuesta
    • el 23 diciembre, 2014 a las 19:54
      Permalink

      Completamente de acuerdo con Cánovas. Comparto la opinión de que el debate de la deuda es uno de los más importantes en estos momentos.
      En ese debate cada cual aportará lo que por sus conocimientos, experiencia o lo que sea, mejor pueda aportar. En esta sección han aparecido numerosas notas sobre este tema, algunas con datos y otras sencillamente señalando lo que -pensamos- implicarían determinadas medidas.
      No creo que estar en contra de aumentar el nivel de endeudamiento suponga una posición ideológica. Como tampoco, dicho sea de paso, lo supone la posición contraria. Sencillamente, una y otra posición resultan beneficiosas o no para según qué sectores de la población.
      Sin olvidar que el debate es ahora mismo global (por eso es tan difícil encontrar una solución local).
      Las minorías financieras de Wall Street y la City de Londres (junto a las élites japonesas, de Canadá y otros países) son los principales impulsores de la «política del endeudamiento». Otros no están por la labor.

      Nosotros, aquí y en todos los debates a los que se nos invita, no pretendemos más que aportar elementos de reflexión. Los que buenamente podemos aportar. No tenemos la solución. Aunque, eso sí, además de opiniones, disponemos de bastantes datos sobre el problema del endeudamiento. Están a disposición de cualquier lector al que le interese tal o cual aspecto de la cuestión.

      ¿Alternativas? Hoy he leído un artículo muy interesante de Santiago Niño Becerra:
      lacartadelabolsa.com/leer/articulo/plan_juncker._tiempo._salvamento

      No se trata de si se está de acuerdo o no con todo el artículo (lo mismo que pasa en ésta página). Artículos, opiniones y propuestas interesantes se pueden encontrar a diario. La situación es lo bastante compleja como para valorar todos los elementos de clarificación por parciales que puedan parecernos. Hoy los he encontrado al final del artículo de Niño Becerra.

      Respuesta
  • el 21 diciembre, 2014 a las 09:08
    Permalink

    Creó que son muchos caminos abiertos hacia el abismo. Ahora mismo la jugada que están haciendo con el barril de petróleo, tendrá unas consecuencias desastrosas para la maltrecha economía española, por muy lejos que creamos que se mueven las cosas el efecto dominó e imparable. Atense bien los cinturones!!!

    Respuesta

Deja un comentario