¿Qué hizo en España el terrorista de Nueva Zelanda?

Redacción. LQS. Marzo 2019

Movimiento contra la Intolerancia pide al Gobierno que investigue la estancia en España de Brenton Tarrant y que la Fiscalía de Delitos de Odio actúe contra quienes apoyen y enaltezcan la matanza de musulmanes en las redes sociales y reclame a las plataformas digitales los datos que procedan conforme a la legalidad vigente…

Ya se sabe que Brenton Tarrant, el criminal asesino de 50 personas en dos mezquitas de Nueva Zelanda, fue un voluntario de los que actuó al lado de los nazis ucranianos en la operación de Ucrania en el Donbass.

Brenton Tarrant, australiano de 28 años, no era un indocumentado como se observa en su manifiesto de 74 páginas que titula “El gran reemplazo”, donde sostiene la justificación de su “venganza” porque los “pueblos europeos” son “reemplazados” por poblaciones no europeas de inmigrantes, plasmando su ideología racista y pidiendo reaccionar contra la decadencia con mensajes tipo: «Debemos acabar con la inmigración y deportar a los invasores que habitan en nuestra tierra. No es cuestión de prosperidad, es de supervivencia”.

El autor de esta masacre de 50 muertos y decenas de heridos, en dos mezquitas de Christchurch, se define como “hombre común, blanco y racista” que odia a los musulmanes, admira a diversos referentes extremistas e “identitarios” que defienden la raza “blanca”.

Rinde honores a Anders Breivick y se siente continuador del autor de la matanza de Utoya-Oslo que acabó con la vida de 77 personas por motivos similares, como explica en su texto de 1.500 páginas titulado «2.083, Una declaración de independencia europea».

El agresor viajó a los territorios ocupados por Israel dos años y medio antes de las matanzas con un visado de turista de tres meses. Llegó al aeropuerto de Ben Gurion, a 15 kilómetros al sureste de Tel Aviv, capital israelí, procedente de Turquía, informó el domingo el Canal 13 de la televisión israelí. Brenton Tarrant recibió la autorización en el aeropuerto Ben Gurion para visitar los territorios ocupados por Israel, donde permaneció durante nueve días.

Según ha contado el criminal asesino, en 2017 estuvo reunido con grupos de la extrema derecha europea ¿España?

La simbología que el terrorista exhibe en sus fotografías (sol negro de nazismo, cruz cética..) y acrónimos que utiliza (14 palabras), así como sus referencias a Breivick, lo sitúan en aquellas corrientes neonazis o supremacistas blancos que llaman a la guerra racial (RAHOWA) y que demuestran su extrema peligrosidad, por atentados realizado con células durmientes o con “lobos solitarios” que suelen tener conexiones.

El fanático terrorista que en su texto y acción posterior cuida todos los detalles incluso para hacer viral su crimen en las plataformas digitales generando propaganda por su acción, manifiesta que su inspiración racial-identitaria se radicalizó hacia el extremismo violento en su viaje a Europa en 2017, elemento central de su decisión criminal, y sitúa a Francia, España y Portugal como países que visitó y en donde se debe deducir que presumiblemente podría haber contactado con personas que pudieran compartir su ideario racista y criminal.

En el fusil negro de Brenton Tarrant hay más de cuarenta inscripciones que hacen referncias extremistas o “identitarias” reivindicadoas por el fascismo europeo, no podemos pasar por alto la inscripción en el arma criminal del nombre del asesino fascista de Carlos Palomino “Josué Estebánez” militar profesional y nazi al mismo tiempo que asesino a sangre fría al joven madrileño en 2007. Otros grabados en el fusil son “Pelayu” (el famoso rey de la Reconquista), o 1571 (7 de octubre de 1571, Batalla de Lepanto) ¿España?

Con todos estos flecos, y lo que esta por salir, el Movimiento contra la Intolerancia ha pedido al Gobierno una investigación de la estancia en España del asesino múltiple de Nueva Zelanda.

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Deja un comentario