Refugiados rohinyás: de nuevo a la intemperie

Agencia Mp3. LQSomos.

Miles de refugiados rohinyás pierden su vivienda en el incendio de un campamento de Bangladesh

Miles de personas se han quedado el pasado domingo 9 de enero, a la intemperie después de que un incendio haya arrasado parcialmente un campamento de refugiados rohinyá en Bangladesh.

Un incendio en un campamento de refugiados rohinyás en Bangladesh ha dejado sin hogar a más de 5.000 personas, según ha informado esta tarde la Policía.
Alrededor de 850.000 miembros de esta minoría musulmana viven en una red de campamentos situada en el distrito bangladesí de Cox’s Bazar, en la frontera con Myanmar. Muchos de ellos huyeron de la ofensiva militar de 2017, ordenada por el Gobierno birmano y que investigadores de la ONU calificaron de «intento de genocidio».

«Unas 1.200 viviendas han ardido en el incendio», ha indicado Kamran Hossain, un portavoz del Batallón de la Policía Armada que dirige la seguridad en el campamento.

El fuego ha comenzado en el campamento 16 y se ha propagado por las cabañas de bambú y lonas, dejando a más de 5.000 personas sin casa, ha explicado.

«El incendio ha empezado las 16.40 (10.40 GMT) y ha sido controlado hacia las 18.30», ha declarado a la AFP.

Según Abur Rashid, de 22 años, el fuego era tan grande que él tuvo que correr para ponerse a salvo, mientras su vivienda y sus muebles eran devorados por las llamas.

«Todo lo que tenía en mi casa se ha quemado. Mi bebé y mi esposa estaban fuera. Había muchas cosas en la casa», señala.

«Había ahorrado 30.000 taka (350 dólares) trabajando como jornalero», comenta. «El dinero ha ardido en el incendio y ahora yo estoy a la intemperie. He perdido mi sueño», se lamenta.

En un comunicado, el director de la organización Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), por sus siglas en inglés) para el país asiático, Roberto Vila-Sexto, ha lamentado que se trata del segundo incendio que tiene lugar en los campos en dos semanas. «Nuestro temor no es solo lo que ha pasado, sino que si se producen más acontecimientos de este tipo habrá pérdidas de vidas humanas y una mayor destrucción», ha aseverado

Si bien se desconocen las causas del último incendio, los campamentos están hechos principalmente con bambú -altamente inflamable- y lona alquitranada. Algunos de los refugiados que se encontraban en el interior han señalado que tuvieron que atravesar las alambradas para escapar del fuego.

En marzo del año pasado, cerca de 10.000 hogares fueron arrasados por las llamas en cuatro campamentos, y a comienzos de enero también se dio otro incendio que arrasó 500 viviendas y dejó una treintena de heridos.

Rohinyás, expulsados del mundo

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar