República o barbarie «democrática» de la casta corrupta

Joan Martí. LQSomos. Octubre 2017

LA IZQUIERDA contempla inerme e impotente cómo tres partidos formalmente democráticos, PP, PSOE, C’s, PERPETRAN UN GOLPE DE ESTADO con todas las de la ley, nunca mejor dicho. Así, aún sin la excusa formal de que Puigdemont haya declarado la independencia, que era su argumento principal, ya tienen dispuesta la aplicación legal del famoso artículo 155, aunque de hecho ya lo vienen aplicando desde hace un mes y pico.

Sus medidas previstas (ya lanzadas en la prensa poco a poco como globos sonda para no alarmar al personal) son:

– Revocación de los resultados de las elecciones catalanas anteriores, legales y legítimas.
– Convocatoria de otras organizadas por ellos.
– Revocación de las competencias autonómicas.
– Reparto entre los ministerios de Madrid y los tres partidos golpistas de las áreas ejecutivas de la administración catalana
– Control de la policía.
– Cierre o secuestro de TV3, RAC1 y otros medios de comunicación (Ara, elnacional, vilaweb, etc.)
– Mantenimiento del acoso mediático de personajes públicos y asociaciones soberanistas.
-Continuar promoviendo y coaccionando a empresas para su salida de Catalunya
– Posible ilegalización de asociaciones y partidos soberanistas (Omnium, ANC, ERC, CUP…)
– Prohibición de presentación a las elecciones a los partidos soberanistas que lleven la independencia en su programa.

A todo lo anterior, en lenguaje coloquial y doctrinal, se le llama simplemente GOLPE DE ESTADO, y así ha sucedido anteriormente en Turquía o en Egipto, en el Perú de Fujimori y otros. Sin embargo en España existe un conglomerado mediático corrupto que manipula la información sin rubor, pretendiendo que hagamos caso a lo que dicen ellos y no a lo que ven nuestros propios ojos. Y a lo anterior se ha apuntado entusiasta el Rey, apadrinando la solución de garrote y humillación a los catalanes en su delirante e impresentable discurso de hace unos días, y ratificado (1) este viernes 20, «legitimando» el 155.

Concurre en esta situación una negación de las libertades de opinión, expresión y manifestación (2), las cuales se criminalizan sistemáticamente por los policías, fiscales y jueces de forma aberrante en una sociedad democrática, provocando vergüenza ajena a los abogados y organizaciones de derechos humanos y asombro a los medios de prensa internacionales.

Un momento crítico, en fin, en el que la izquierda real de este país, la del 15-M, la de los barrios y las ciudades que rechaza esta sociedad política podrida, debe defender la democracia, tanto por dignidad como por cuestión de simple supervivencia, ya que estos tres partidos golpistas, una vez liquidado el catalanismo, seguirán hasta conseguir acabar con cualquier contestación social a su hegemonía de partidos corruptos y golpistas.

Como en el título de la película, no hay salida, y menos aún la habrá si no se reacciona ya ante esta amenaza real a la democracia.

Posiblemente ha llegado la hora de enarbolar la bandera de una III República democrática exigiendo un Referéndum MONARQUIA/REPUBLICA para aglutinar y movilizar a quienes piensan que el golpismo democrático, con el apoyo de la monarquía, ya ha llegado demasiado lejos al masacrar a millones de ciudadanos catalanes negándoles sus legítimos derechos democráticos. Si no se reacciona ya, habrán de pasar muchos años hasta que Unidos-Podemos o cualquier otro partido de izquierdas o movimiento o marea ciudadana tenga alguna posibilidad real de acercarse al poder para transformar la sociedad.

Notas:
1.- El rey legitima la aplicación del 155 para «hacer frente a un inaceptable intento de secesión» en Catalunya
2.- Las claves del 155 de Rajoy
Más artículos del autor

2 comentarios sobre “República o barbarie «democrática» de la casta corrupta

  • el 23 octubre, 2017 a las 21:06
    Permalink

    Estoy en general de acuerdo con el contenido de este artículo. Es evidente que llevamos demasiados años de deriva antidemocrática. Los vascos sabemos bastante de todo esto y lo hemos sufrido prácticamente en soledad durante muchos años: cierres de periódicos, ilegalización de partidos políticos independentistas, detenciones arbitrarias, torturas…y mil atropellos más. La democratización del estado es imposible con los partidos que impulsan el artículo 155 contra Catalunya: PP, PSOE y C,s forman parte de esa casta neofranquista con la que jamás caminaremos hacia la Tercera República. Ellos están justo ahí para evitarlo. Así que tendremos que buscar fuerzas en otras partes. Catalunya nos muestra el camino, los baskos vamos a continuación, los gallegos con las Mareas, los castellanos, extremeños, andaluces…el pueblo de las distintas naciones del Estado a UNA contra los tiranos y Borbones. Esa es la única alternativa que nos queda.

    Respuesta
  • el 21 octubre, 2017 a las 20:30
    Permalink

    No probablemente, sino con toda seguridad, hay que ir a por la III República. No podemos tolerar una monarquía golpista. Hay que empezar a andar, y deprisa

    Respuesta

Deja un comentario