Residencia de Estudiantes, franquismo e impunidad

lqs-herein-eu-mapCristina Calandre Hoenigsfeld. LQSomos. Abril 2015

Acabar con la residencia de estudiantes franquista, es acabar con la impunidad.

Pensarán que soy una pesada, siempre a cuestas con el decreto franquista ilegal de 19 de mayo de 1938, que pretende disolver la Junta para Ampliación de Estudios (JAE), pero creo que es importante no dejar pasar a las instituciones que lo dan por legal… y denunciarlo.

Recordemos que la JAE, la gran institución científica española, presidida por Ramón y Cajal, estuvo activa durante toda la Guerra Civil española (1936-39) en los territorios republicanosde Madrid, Valencia y Barcelona, y finalizó al acabar ésta con la derrota de la República el 1 de abril de 1939. El Dr. Luis Calandre Ibáñez, mi abuelo, fue nombrado en octubre de 1938 subdelegado en Madrid por el gobierno legítimo republicano, mientras dirigía el Hospital de Carabineros en la Residencia.

Entre las actuales instituciones, que siguen reconociendo la legalidad de dicho decreto franquista, lo encontramos en la actual pequeña Exposición bibliográfica sobre Francisco Giner de los Ríos, que tiene lugar en la Biblioteca Nacional (Ministerio de Cultura), ya que entre los libros que ponen en su catálogo, encontramos al menos dos, que incluyen ese decreto ilegal:

1.- “El laboratorio de España-JAE , 1907-1939” editado en el año 2007 por los Ministerios de Educación y Cultura y con la participación del CSIC , la Fundación Residencia de Estudiantes y la Fundación Giner de los Ríos (vemos que es el completo de las instituciones que se ocupan de la ILE-JAE-Residencia).

Se publicó con motivo de los 100 años de la creación de la JAE, y ya en su momento critiqué mucho este libro por falsear descaradamente la historia de la JAE, la de la Residencia de Estudiantes y la del Hospital de Carabineros que dirigió mi abuelo, el Dr. Luis Calandre Ibáñez.
Podemos ver el decreto de 19 de mayo de 1938 en la cronología que aparece al principio en la página 59 y luego en la página 122, en un artículo del catedrático de Historia de la Ciencia y académico de la lengua, José Manuel Sánchez Ron, y posteriormente en la 602, en textos legislativos.

El otro libro es:

“La ILE y Francisco Giner de los Ríos: nuevas perspectivas”, editado por Acción Cultural (Ministerio de Cultura) en el año 2013, donde aparece el decreto franquista en la página 401 (pie de página) volumen 1 y cuya portada aparece en la web de la Exposición.

En este caso, lo asombroso es que en el año 2013 ya se habían publicado bastantes artículos, comunicaciones, tesis y libros (Universidad de Murcia) sobre este decreto. Por ejemplo mi libro: “El Dr. Luis Calandre, de la JAE al exilio interior” (2008), del que tiene un ejemplar la Biblioteca Nacional.

Es muy grave que se expongan estos libros en dicha exposición oficial, pues con ellos se da por bueno y legal dicho decreto, algo que va, no solo contra los grandes científicos de la JAE, muchos de ellos discípulos de Francisco Giner, sino contra la propia Constitución Republicana de 1931, que tuvo ocho sesiones de las Cortes durante la Guerra Civil, siendo la última la celebrada en febrero de 1939 en el castillo de Figueras, Catalunya.
En la propia página web del Congreso de los Diputados, podemos comprobarlo.

No nos llama la atención que de nuevo el gobierno y sus instituciones suscriban dicho decreto de 19 de mayo de 1938 como legal, ya que en fecha más reciente, y con motivo de proteger el “patrimonio” de la Residencia de Estudiantes, el último gobierno del PSOE, en el BOE de 19 de noviembre, publicó una infame Orden Ministerial (18 de noviembre) en el mismo sentido, firmada por Ramón Jáuregui (actualmente eurodiputado), Ministro de la Presidencia y cuatro ministros más.

Residencia, que desde 1999 está presidida por la Monarquía en la persona de Felipe VI, que se ha visto obligado a asistir el día 15 de abril a las instituciones europeas en Bruselas, para recordarles a éstas que por la tarde, a las 19,30 horas, se otorgaba “oficialmente” el galardón “Sello patrimonio Europeo” a dicha Residencia (según mi opinión, indebidamente, pues había destruido su patrimonio histórico y su historia republicana).

Se estaba jugando Felipe VI su legitimidad, teniendo empeño en que se reconociera dicha institución, que legaliza el golpe de Estado del 18 de Julio dado contra la II República, al franquismo y a su heredera la monarquía que él preside, a través de esa orden ministerial de Presidencia del Gobierno, de 18 de noviembre de 2011.

La falta de legitimidad en origen de la monarquía solo puede subsanarse mediante la convocatoria de una Asamblea Constituyente y un referéndum democrático Monarquía o República. Ya hay varios Parlamentos que lo han aprobado, como el vasco y el catalán.
Derogar esas dos normativas ilegales franquistas, la de 19 de mayo de 1938 (BOE del 20) y la de 18 de noviembre de 2011 (BOE del 19), puede ser un primer paso para abrir el camino a la III República y acabar con la impunidad y con esa aberración de que la Residencia de Estudiantes sea presidida por la monarquía, institución de la que eran enemigos tradicionales los republicanos “de antes de la Republica”, que integraban la Residencia de Estudiantes, como mi abuelo, el Dr. Luis Calandre Ibáñez.

Notas:
Acuerdo del Consejo de Ministros de 18 de noviembre de 2011, para la recuperación y preservación del patrimonio de la Residencia de Estudiantes.
Francisco Giner de los Ríos y la Institución Libre de la Enseñanza
Visita Oficial a las Instituciones Europeas
II República, 1931-1939
La Residencia de Estudiantes, Sello español de Patrimonio Europeo

Más artículos de la autora

Un comentario sobre “Residencia de Estudiantes, franquismo e impunidad

Deja un comentario