Sáhara ocupado: Resumen informativo Marzo 21

Redacción*. LQS. Abril 2021

La siguiente relación de noticias, corresponde a marzo de 2021, es una muestra aproximada de casos de violación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, en ciudades del sur marroquí con población saharaui y en las cárceles marroquíes con presos políticos saharauis, elaborado por el blog Contramutis*, según organizaciones sociales y diversos medios de información.

Día 1.- La dirección de la cárcel de Tifilt2, en Marruecos, prohíbe a la familia del preso político saharaui Mohamed Lamín Haddi visitarle para comprobar su estado de salud, tras entrar en su día cuarenta y ocho de huelga de hambre. Han atravesado 1300 kilómetros desde El Aaiún hasta la cárcel de Tiflit2, cerca de Rabat, ya que desde el 15 de febrero no tienen noticias de Haddi. La madre hace un llamamiento “a las personas de conciencia, a las organizaciones de derechos humanos y al Comité de la Cruz Roja Internacional” para que visiten a su hijo y saber si está vivo.

Día 1.- La policía marroquí reprime violentamente a un grupo de mujeres saharauis, en la ciudad de Bojador, frente a la casa de la familia de la activista de derechos humanos Sultana Jaya, tras corear consignas a favor del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y protestar por el arresto domiciliario impuesto a esta activista saharaui.

Día 1.- Aplazado por tercera vez el juicio contra los activistas saharauis Mohamed Nafaa Boutasoufray Ghali Bouhalla, que ha sido señalado para el 6 de marzo. Los dos activistas fueron detenidos el 11 de febrero y la primera audiencia tuvo lugar el domingo 14 de febrero. El juicio fue pospuesto al 22 de febrero de 2021, a solicitud del abogado defensor, Khaled, ya que no tuvo acceso al expediente de Bouhalla ni pudo entrevistar a su cliente.

Día 2.- La activista saharaui de Derechos Humanos El Ghalia Djimi, secuestrada por militares marroquíes en 1987 y desaparecida hasta 1991, declara que muchos saharauis son seguidos a diario en El Aaiún por agentes secretos marroquíes, asedio que ella ha sufrido de una manera abierta con dos vehículos Dacia, lo mismo que le pasó a su compañera Aminetu Haidar. El acoso también lo sufren los activistas saharauis Mina Mint Baali y Lahsen Uld Dalil, todos ellos miembros de la Instancia Saharaui contra la Ocupación Marroquí (ISACOM).

Día 3.- La policía marroquí detiene a la madre del preso político saharaui Mohamed Lamin Haddi y a sus dos hermanos, mientras protestan frente a la cárcel de Tiflit2, cerca de Rabat, donde se encuentra Haddi en huelga de hambre desde el 13 de enero. No les dejan verle ni informan sobre su estado. Después de dos horas de detención, la familia es puesta en libertad. Menina, la madre del periodista Haddi, fue a la cárcel el día1,la hicieron pasar y esperar, para luego decir que no era posible la visita.

Día 4.- Las familias de 3 presos políticos saharauis del grupo de “Gdeim Izik” denuncian que les tienen prohibido desde el 25 de febrero de 2021 comunicarse con el mundo exterior y su derecho a usar el teléfono de la prisión local en Buzakarn (Marruecos). Los afectados son Cheikh Banga, condenado a30años de prisión; Abdullah Toubali, condenado a 20 años, y Muhammad Khuna Bobit, condenado a 25 años.

Día 5.- El joven saharaui Zakaria Moukhtar Ergaibi, de 16 años, es condenado a 9 meses de prisión por el Juzgado de El Aaiún: estudiante de secundaria, fue detenido el 14 de febrero y ha sido juzgado por videoconferencia debido a las restricciones del Covid, por lo que no ha contado con participación pública. Fue detenido el 14 de febrero de 2021 tras participar en una manifestación pacífica por el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.

Día 5.- Paramilitares marroquíes arrojan una sustancia química a la cara de la activista saharaui Sultana Jaya, que le provoca problemas en su ojo de cristal. Sultana lleva más de cien días bajo arresto domiciliario en su casa, en Bojador, que permanece permanentemente vigilada. Ha sido víctima de tortura durante los últimos 14 años y policías marroquíes le sacaron un ojo de un golpe en 2006 durante una protesta pacífica. Junto a Sultana se encuentran sitiadas desde el 19 de noviembre de 2020 sus hermanas, un sobrino y la madre, que también han sido víctimas de la brutalidad policial.

Día 5.- Cuando se cumplen más de 50 días sin ingerir alimentos por parte del preso político saharaui Mohamed Lamin Haddi, el director de la cárcel de Tiflet2 afirma que el recluso no está en huelga de hambre, lo mismo que dicen la Delegación Penitenciaria y el Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos, que asegura que Haddi goza de buena salud y disfruta de todos sus derechos. Esto es refutado por la familia, a la que no permiten acceder a la prisión para visitar al periodista saharaui, del que no saben nada desde hace doce días. Según el último contacto padecía diversas enfermedades (estómago, riñones, asma, enuresis), dijo que su olor corporal era insoportable y que apenas podía respirar.

Día 6.- Fuerzas marroquíes rodean en Bojador la casa de la familia Jaya sobre las 11 de la noche, así como otras viviendas de la zona, frente a las cuales se sitúan varios agentes, lo mismo que en los cruces de las calles, en las que se corta la electricidad, así como en la vivienda de Sultana Jaya. Las fuerzas marroquíes golpean la puerta con un palo de metal y quien llama es identificado por Ouara Jaya como el comandante Aziz. Ouara pide a la comunidad internacional y al Comité Internacional de la Cruz Roja que salven a su familia de esta prisión, del inaceptable maltrato del que son víctimas.

Día 6.- El preso político saharaui Yahya Mohamed El Hafed, internado en la prisión de Buzkarn (Marruecos) sufre un grave deterioro de su salud. La semana pasada fue trasladado al hospital y le diagnosticaron anemia severa crónica. Una hija declara que se encuentra en una situación muy crítica y que no tenía una alimentación adecuada. La última llamada telefónica que recibieron de su padre fue hace dos semanas y las autoridades penitenciarias no le han permitido volver a llamar.

Día 7.- Decenas de saharauis en la ciudad de Bojador se acercaron al domicilio de la activista saharaui Sultana Jaya, que lleva más de cien días retenida en su casa y es víctima de acoso, intimidación, torturas físicas y psicológicas por parte de las autoridades de ocupación marroquíes, para romper el bloqueo y protestar contra la violencia que sufre. Agentes marroquíes disuelven la protesta mediante porrazos. Las calles de alrededor de la casa de Jaya están tomadas por fuerzas especiales con vehículos antidisturbios y blindados.

Día 8.- Un grupo de mujeres saharauis se manifiesta en El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, a pesar de la intensidad de la represión y la presencia de fuerzas paramilitares marroquíes, con motivo del Día Internacional de la Mujer. Las mujeres corean consignas políticas y ondean banderas de la Republica Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Día 8.- El juzgado de primera instancia de El Aaiún condena a los activistas saharauis Mohamed Nafaa Boutasoufra y Ghali Bouhalla a 8 y 12 meses de prisión, respectivamente. Los activistas informaron en el juicio que fueron torturados, pero el juez no solicitó investigación alguna. La sentencia se basa en cargos de posesión y distribución de drogas. La policía dijo que »hallaron» multas de drogas que se remontan al año 2013. Un familiar de uno de estos activistas confirmó que la policía marroquí cuando asediaron su domicilio en febrero pasado le amenazó con fabricar contra él un delito de drogas. Los dos activistas, detenidos el 11 de febrero, han negado haber firmado sus declaraciones.

Día 9.- El Tribunal de Casación de Marruecos confirma las sentencias contra los presos civiles saharauis del grupo estudiantil conocido como Compañeros de El Ouali que dictó en 2018 la Sala Penal del Tribunal de Apelación de Marrakech. La sentencia confirma las siguientes penas para cada uno de los estudiantes saharauis: 10 años de prisión para Abdelmoula Mohamed Elhafed, Elbar Elkentawi, Aziz Elwahidi y Mohamed Saleh Dada; tres años Hamza E Rami, Ahmed Abaali, Omar Bihena, Mohamed Ergaybi, Omar Aajni, Nasser Amankour,Ibrahim Lemousaih, Salik Babir, Elwafi ELwakari, Mustafa Bouragaa y Ali Echarki. El recurso de apelación que interpuso Elhoussien Elbachir Brahim Amaadour, condenado a 12 años, aún no ha sido resuelto.

Día 10.- El Tribunal marroquí de El Aaiún condena a seis meses de prisión a los estudiantes menores saharauis Jamal Salem Abhi, Yassin Aslima Hilal y Badr Buonwara, de16 años cada uno.Los estudiantes comparecen ante un Juzgado de El Aaiún a puerta cerrada. Equipos especiales de la policía marroquí hicieron redadas el 30 de noviembre de 2020 en el barrio Al Auda, en El Aaiún, y detuvieron a los tres menores, que fueron puestos en libertad el 2 de febrero de 2021. Durante su detención se impidió continuar sus estudios y realizar exámenes, por lo que repetirán curso.

Día 13.- Las autoridades marroquíes aseguran que el preso político saharaui Mohamed Lamin Haddi, que lleva 60días en huelga de hambre, goza de buena salud y no está en huelga, aunque el procurador del rey no respondió a la denuncia de su abogada, Maitre Ouled, recibida el 2 de febrero, ni las denuncias de su familia a la Delegación General de Penitenciarías recibieron respuesta. El último contacto telefónico de Haddi con la familia fue el 25 de febrero, y ha intentado visitarlo, sin conseguirlo. Su familia y su abogada piden pruebas urgentes de que Haddi sigue vivo.

Día 15.- La madre del preso político saharaui Abdallah Abbahah, del Grupo Gdeim Izik, detenido en la cárcel de Tiflet2 y condenado a cadena perpetua, denuncia el sufrimiento de su hijo, otros presos y el pueblo saharaui a manos del ocupante marroquí. Mamia afirma que no sabe nada de su hijo desde hace 20 días y que fue torturado, insultado y le pisaron la ropa sólo por hablar un rato con ella. La madre de Abbahah describe una pequeña parte de la tortura a la que fue sometido su hijo: “Lo colgaron de los pies, de la pared y le orinaron, golpearon…lo que vivió es indescriptible, como el resto de los presos. Ustedes, musulmanes, ateos, cristianos, judíos, africanos, europeos y personas que pueden empatizar, ver y escuchar, ayudarnos, salvarnos”.

Día 15.- La familia de Mohamed Lamin Haddi regresa a El Aaiún desde Rabat, donde ha estado más de quince días, al no poder verle en la cárcel de Tiflet2. La última vez que hablaron fue el 25 de febrero, cuando cumplió 43 días en huelga de hambre. Aunque la madre, hermano y hermana de Lamin recorrieron 1300 km desde El Aaiún hasta Tiflet y se reunieron con entidades marroquíes y la Cruz Roja, no se permitió la visita ni el contacto telefónico.

Días 15-16.- Agentes marroquíes de la DGST asedian en El Aaiún la casa de la familia de la periodista saharaui Nazha El Khalid, del grupo informativo Equipe Media, que trabaja para romper el bloqueo informativo impuesto por Marruecos. La periodista ha enviado a los medios españoles y saharauis videos donde se ven agentes marroquíes vestidos de paisanos bloqueando la entrada de la casa de su familia, merodeando en las calles adyacentes y amenazando a la informadora, que explica que “la arbitraria medida ha sido impuesta sin ninguna explicación ni orden judicial” y que ha sido amenazada, sin dejarla salir dela casa ni que accedan familiares.

Día 16.- Los dispositivos y agentes de la DGST marroquíes que asedian la casa de Sultana Jaya, en Bojador, desde hace más de cien días, utilizan una grúa para subir a la casa de la activista para arrancarlas banderas saharauis que tiene colgadas en las ventanas de su casa. Los agentes llegan a entrar en la vivienda sin orden judicial y agreden a los miembros de la familia, entre ellos una anciana de avanzada edad y niños pequeños.

Día 20.- Agentes marroquíes cortan el agua y la luz en la casa de la activista saharaui Sultana Jaya, en Bojador. Miembros de las fuerzas de ocupación marroquíes se sitúan en las calles de alrededor con vehículos antidisturbios y blindados, ante lo que la familia Jaya teme que intenten un secuestro. La activista saharaui, que lleva más de100 días de acoso, intimidación, torturas físicas y psicológicas, fue rociada hace días con ácido tóxico que le provocó una deformación en la prótesis del ojo que le arrancaron hace15 años.

Día 21.- La madre de Sultana Jaya, Emteitu Embiric Nueiyem, realiza una sentada de protesta en la calle frente a su casa para denunciar el acoso policial y de los servicios de seguridad marroquíes en Bojador contra su familia, que lleva más de 108 días sometida a agresiones diarias y encierro forzoso que le imponen los agentes marroquíes. La policía corta la conexión a internet.

Día 21.- La activista saharaui Sultana Jaya, que lleva 120 días de arresto domiciliario, califica la situación de los derechos humanos en las ciudades ocupadas del Sáhara Occidental de insostenible. En una carta al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, la presidenta de la Liga Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos afirma que tras el reinicio de la guerra, el 13 de noviembre de 2020,Marruecos ha desatado un infierno: militarización de las ciudades, retorno a los métodos de secuestro y detención arbitraria, allanamiento de casas, acoso a activistas de DDHH y sus familias, maltratos, arrestos, torturas y desapariciones, acoso y restricción de movimientos a los profesionales de la comunicación, deterioro de las condiciones de los presos saharauis, pobreza extrema, privaciones, marginación y racismo.

Día 22.- Ciudadanos saharauis de El Aaiún salen a la calle para protestar por la abusiva subida de impuestos que acometen contra ellos las autoridades marroquíes en un claro gesto de discriminación. Se les obliga a pagar 20.000 dirhams (unos1.800€) en concepto de impuestos por vehículos 4×4, dirigido específicamente a los saharauis (beduinos) que no pueden prescindir de su vehículo para ejercer sus labores de cría de ganado y pastoreo. Los saharauis no pueden hacer frente a este impuesto anualmente como tampoco pueden sustituir su automóvil debido a la orografía del terreno y la particularidad de su trabajo.La protesta se desarrolla con normalidad hasta que intervienen las fuerzas marroquíes, que dispersan a los manifestantes.

Día 22.- Permiten al preso político saharaui Mohamed Lamin Haddi llamara su familia durante unos minutos desde un teléfono que es llevado a su celda, en la cárcel de Tiflit 2; relata que le han inyectado en contra de su voluntad 3 inyecciones y puesto una sonda en la nariz, con lo que han terminado con su huelga de hambre cuando iba a cumplir 70 días. No ha sido visitado por un médico y dice que no siente el lado izquierdo del cuerpo, que está paralizado. También cuenta que se queda dormido varias veces al día y no recuerda lo sucedido. La familia y su abogada, Olfa Ouled, informan de que permanece en régimen de aislamiento y que su estado de salud ha empeorado con daños irreversibles.

Día 22.- Como todos los días 22 y desde hace 10 años y 3 meses, la familia Dambar denuncia el asesinato a manos de la policía marroquí del joven saharaui Said Dambar. Su sobrina Jamila relata en un vídeo el acoso al que se encuentran sometidos. Dambar fue asesinado por un policía marroquí el 22/12/2010 con varios disparos, uno de ellos entre los ojos, al salir de un cibercafé después de ver un partido de fútbol. Un día después el médico jefe del hospital de El Aaiún informó que la muerte se debió a un disparo en la cabeza. Las protestas de la familia y la petición de una autopsia supusieron el hostigamiento de la policía marroquí, rodeando y entrando en la casa familiar, causando lesiones a sus integrantes. Las paredes de la casa tienen marcas de disparos. El policía Jamal Takermcht fue sentenciado a 15 años
de prisión el 10-12-2011, negando cualquier responsabilidad del Estado marroquí. A la familia no se le permitió asistir al juicio.

Día 23.-Al día siguiente de la interrupción impuesta por Marruecos a los 69 días de huelga de hambre el preso político Mohamed Lamin Haddi es llevado desde la cárcel de Tiflit 2 a la de Kenitra para realizar un examen de sociología en el que estaba matriculado. Le llevan a la fuerza, se cae de bruces por falta de fuerza y se golpea en la cabeza. Es sujetado entre dos hasta ocupar su lugar en el examen y Haddi comenta que no ha podido ni mantener el bolígrafo.24.-Los presos políticos saharauis Khouna Babeit, Abdallah Toubali y Cheik Banga, en la prisión de Bouzakarn no llaman a sus familias desde el 25 de febrero, y Abdallah Abbahah, en la prisión de Tiflet2 no lo hace desde el día 26. El colectivo CODESA señala que con esta medida se niega un derecho recogido en convenios internacionales, también ratificados por Marruecos, e incluso incumpliendo sus propias leyes con respecto al trato que se debe dar a los presos y todo ocurre ante la inacción de organismos internacionales con responsabilidad en la vigilancia de los derechos de los presos como la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Día 25.- Los menores saharauis Mustafa Lakbir Mustafa (en la foto) y Taha Ajnafer son detenidos por la policía marroquí en el barrio de Maatallah, en El Aaiún, tras participar en una manifestación pacífica por la independencia del pueblo saharaui que fue violentamente dispersada por las fuerzas de ocupación marroquíes. Se señala juicio para el 31 de marzo y son recluidos en la cárcel negra de El Aaiún.

Día 30.- Agentes marroquíes cortan de madrugada la luz de la vivienda familiar de la familia Jaya, en Bojador, ante lo que las hermanas Sultana y Ouarra salen a la calle haciendo una sentada en protesta por el continuo acoso y asedio que sufren desde hace más de cuatro meses sin haber sido presentado ningún cargo contra ellas. A las tres de la madrugada se presenta un jefe policial que golpea a las hermanas con porras lesionando, dejando tirada en el suelo a Ouarra. Tras esta agresión la casa es rodeada por policías marroquíes, que quitaron a la familia las baterías que utilizan cuando les cortan el suministro eléctrico. El continuo acoso y violencia que emplean continuamente contra esta familia está causando graves consecuencias a los menores dela casa, sometiéndolos a situaciones traumáticas.

Día 31.-Mustafa Razok, joven saharaui de 16 años, es condenado por un juzgado marroquí de El Aaiún a un mes de cárcel por haber participado el pasado 24 de este mes en una manifestación en su barrio, Maatala, por la autodeterminación del pueblo saharaui. Se encuentra preso en la denominada “cárcel negra” de El Aaiún.

Día 31.-El preso político Lamin Haddi habla con su madre por teléfono y cuenta que su situación es crítica, que tiene diarrea, dolores en un oído por el que sangra, no duerme, amanece con la boca seca, sin poder hablar y sufre maltrato psicológico. Lleva más de seis días solicitando un medico y pide una visita de su madre, pero se la niegan con la excusa del protocolo de la covid 19, lo que no han hecho con una comisión de DDHH marroquí. No se comunica con los demás presos y recibe un trato desigual: mientras el solo puede hablar un par de minutos con su familia, a los demás reclusos les dejan el móvil todo el día.

Día 31.- El Tribunal de Primera Instancia de El Aaiún condena a un mes de prisión a los estudiantes menores de edad Mustafa Lakbir Mustafa y Taha Ajnafer, que llevan 6 días en prisión preventiva en la cárcel local de El Aaiún. El juicio se desarrolla a puerta cerrada, con la asistencia de la defensa y de familiares; los menores son acusados de lanzar piedras, agredir a funcionarios públicos en la realización de su deber y causar disturbios, cargos negados por los dos estudiantes. La defensa pide la inmediata puesta en libertad de los menores basándose en la falta de pruebas, así como el desconocimiento de los nombres de las víctimas y los daños materiales supuestamente ocasionados.

#SaharaLibre #FreeSahara

* Contramutis
Sáhara – LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar