Rutas de vasallaje sexual, un gran negocio

Organizaciones internacionales, ONG's y especialistas que combaten la trata de personas —un negocio que mueve más de 32 mil millones de dólares al año en el orbe— insisten en que es preciso denunciar y sensibilizar, en todos los países y a nivel planetario, de los alcances de este delito de lesa humanidad.

Es cierto: usualmente topamos más con las anécdotas sensacionalistas, que relegan a segundo plano la real magnitud de una actividad criminal cuyo rápido crecimiento la ubica ya como la segunda más lucrativa, detrás del tráfico de droga.

Colaboremos pues, precisando cifras: los entendidos afirman que cuatro millones de personas son víctimas de la trata cada año, principalmente niñas, niños y mujeres. Y la esclavitud sexual que de ella se nutre se abate sobre estas mujeres y niñas vendidas, engañadas o raptadas por las mafias que controlan el tráfico sexual. “Pero no debemos olvidar que son muchas más las personas atrapadas como esclavas en el negocio de la prostitución”, asegura Siddharth Kara, directivo de Free the Slaves, y autor del libro Tráfico sexual. El negocio de la esclavitud moderna. En tanto, la OIT asegura que dos millones y medio de personas están en situación de trabajo forzoso por efecto del sórdido negocio de la trata.

Diversos entes especializados estiman que solo en América Latina hay más dos millones de niñas, niños y adolescentes víctimas de explotación sexual comercial o laboral. La mayoría tiene entre 18 y 24 años, y 95 por ciento sufre violencia física. De ese total, el 43 por ciento, sobre todo mujeres, es forzado a la prostitución. En Mumbai (antigua Bombay) o en Los Ángeles. En sitios lujosos o en tugurios inmundos. En centros fabriles, en la calle, a la vera de minas de lástima.

De rutas y alforjas

Hasta Tailandia llegan las rutas de la explotación sexual que inician el llenado de sus alforjas principalmente en Ecuador, Perú, Argentina, Bolivia. Las mafias engañan o llevan a la fuerza a jovencitas para prostituirlas en EE.UU., Europa y el Sudeste Asiático.

En Perú, por ejemplo, en el primer trimestre de este año se han detectado 120 víctimas de la trata y explotación sexual. Según el informe Política pública del Estado hacia los peruanos en el exterior y trata de personas, de fines de marzo, los destinos más usuales del trasiego son Argentina, Bolivia y Ecuador. Otras redes criminales que reclutan peruanas adultas y adolescentes las llevan a Chile y Brasil, con fines de explotación sexual, doméstica, trabajo forzado y servidumbre. Además, las mafias aumentaron las rutas para conducir a sus víctimas a EE. UU., España, Francia, Italia, Holanda y Alemania, donde son sometidas a prostitución forzada y trabajo esclavo.

Entretanto, en México, donde las 47 redes criminales dedicadas a la trata de personas con fines de explotación sexual obtienen ganancias anuales por alrededor de 30 mil millones de dólares, se somete en idéntico período a unos 800 mil adultos y 20 mil niños, asevera la diputada federal Rosi Orozco, para quien es vital conocer este fenómeno delictivo a fin de fortalecer la legislación y adoptar medidas para su prevención y combate.
Visto todo lo anterior, pienso que quizá la invisibilidad de la trata se origine en que está demasiado vinculada a la prostitución, y esta, demasiado soldada al paisaje. De Londres a la región africana de Tombuctú…

En Ecuador (donde seis mil personas son víctimas de la trata cada año) recientemente tuvo lugar el Primer Encuentro sobre Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Inmigrantes,que pretende influir en la agenda pública para priorizar acciones que permitan un combate efectivo contra la plaga. Se supo que el 40 por ciento de las mujeres allí secuestradas es conducido por la ruta Caribe-Europa Central, hasta China y el sudeste de Asia como destino final; el 30 por ciento es acarreado hacia Centroamérica hasta finalizar en Estados Unidos; el 20 por ciento hasta Colombia, y el 10 por ciento se mantiene en Ecuador.

De cada 100 víctimas ecuatorianas, 90 sufren violencia sexual, 70 de ellas están bajo encierro y vigilancia, y el 40 por ciento es reclutado mediante engaños o bajo amenazas de represalias con su familia. Otros informes dignos de evaluar aseveran que en esa nación casi la mitad de las víctimas del tráfico proviene de hogares donde se ejercita la violencia, y que a su vez la existencia de fenómenos como la exclusión y la inequidad social lo favorecen.

La trata, en fin, exige más recursos y preocupación de los Estados, por supuesto, y mayor compromiso y acción de la sociedad.

* www.bohemia.cu

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar