Rutas del maquis en Catalunya: la recuperación de una historia olvidada

Por Raül Valls. Albasud.
Traducido por Leticia Palacios. LQSomos.

El proyecto de la Amical Antics Guerrillers de Catalunya de recuperación de las rutas de los maquis, lanza una propuesta de ocio cultural dirigida a un visitante de proximidad que quiere disfrutar de una experiencia enriquecedora en el medio natural, basada en la recuperación de la memoria histórica

Acabada la Guerra Civil española (1936-1939), y con la derrota de la República ante Francisco Franco y sus generales golpistas, centenares de miles de republicanos huyeron a Francia. Se calcula que en quince días atravesaron la frontera unas 480 mil personas. Las que se quedaron finalmente en aquel país, cerca de 150 mil españoles, se vieron sorprendidas por el inicio de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación por parte de las tropas hitlerianas en 1940. Miles de ellas, coherentemente con sus convicciones antifascistas, se incorporaron a las redes de la resistencia francesa, llegando a ser, sobre todo en el sur del país, un factor fundamental de la lucha de liberación. Los Pirineos se convirtieron en una frontera estratégica para la resistencia contra la ocupación alemana. Durante aquellos años se utilizaron los pasos de las montañas para ayudar a civiles que huían del terror nazi, sobre todo personas judías, y para salvar a aviadores británicos abatidos sobre Francia. También se organizaron grupos de guerrilleros (llamados maquis en Francia y posteriormente también en España) que se ocultaban en los bosques de las zonas montañosas y atacaban al ocupante alemán con acciones de sabotaje, organizando emboscadas y recuperando armamento.

A partir de 1944, con la retirada de la Werhmacht alemana y la liberación del sur de Francia, la población española que había luchado en el maquis contra el nazismo intensifica sus acciones guerrilleras, penetrando dentro de España con la intención de hacer caer a Franco, que hasta entonces había sido un firme aliado de Hitler y Mussolini. Estas infiltraciones, sobre todo de grupos comunistas y anarquistas, necesitaban pasos y rutas seguras por donde pudieran circular militantes, armas, propaganda y todo lo necesario para alimentar a la resistencia interna contra el franquismo.

Entre 1944 y principios de los años 50 estos caminos se convirtieron en lugares de esperanza para miles de personas exiliadas en su lucha contra la dictadura. Pero la consolidación internacional del régimen franquista y el terror y la resistencia interna hicieron cada vez más inútil y contraproducente la lucha guerrillera y, progresivamente, las organizaciones que la apoyaban y organizaban, PCE-PSUC (comunistas) y CNT (anarquistas), plantearon cambios de estrategia política y el maquis entró en una rápida decadencia y desaparición. Además, estos fueron presentados por el régimen como simples delincuentes comunes y, con objeto de despolitizarlos y marginarlos, los llamaba “bandoleros”. Así, quedaron reducidos a grupos pequeños de resistentes y personajes que se hicieron legendarios, pero sin ninguna incidencia política real.

Estos caminos, así como el recuerdo de la lucha guerrillera, han quedado durante muchos años enterrados por el discurso del bando ganador y el silencio impuesto a la población perdedora. El olvido se convirtió en la norma, obligado primero por una dictadura que duró hasta 1977 y después por una joven y precaria democracia que optó por la amnesia voluntaria.

A pesar de ello fue creciendo autónomamente un asociacionismo memorial que actualmente tiene en Catalunya un largo recorrido y unas entidades con un fuerte bagaje militante, como la Associació Catalana d’expressos polítics del franquisme, la Amical de les Brigades Internacionals, la Amical Mauthausen o la propia Amical dels Antics Guerrillers de Catalunya. Por otro lado, la constitución del Memorial Democràtic de Catalunya en 2007 ha servido para dinamizar y visibilizar todo este trabajo y en los últimos cinco años han proliferado alrededor de los lugares de memoria proyectos que combinan la difusión de un pasado reciente, traumático y silenciado, con actividades lúdicas y turísticas de diferentes formatos.

Volver a caminar por las rutas de los maquis

Últimamente, y al calor del impulso del movimiento por la recuperación de la memoria histórica, la Amical Antics Guerrillers de Catalunya está llevando a cabo una intensa investigación para localizar y señalizar estas rutas. Esta entidad renace en 2019 a partir de un grupo de trabajo de diversos activistas en torno a la recuperación de la memoria de Francesc Serrat Pujolar, “Cisquet”, un joven de Olot resistente en Francia durante la Segunda Guerra Mundial y que participó en el maquis en Catalunya entre 1944 y 1945, hasta que fue detenido, juzgado y fusilado en febrero de 1946.

Por otro lado se quería también mantener viva la histórica Amical dels Antics Guerrillers de Catalunya, una vez desaparecido su último presidente Lluís Martí Bielsa (1921-2019), y perpetuar el trabajo de aquellos viejos guerrilleros con una entidad que siguiera impulsando proyectos de memoria e investigación sobre la resistencia al franquismo.

En estos dos años la nueva Amical ha llevado a cabo un intenso trabajo, como la publicación de tres ediciones del libro dedicado a Francesc Serrat Pujolar, un documental sobre su vida, “Cisquet i el seu germà”, dirigido por el olotense Marc Planagumà, una exposición titulada “Cisquet i el seu temps”, una intensa actividad de comunicación a partir de la creación de una web y de una presencia continua en las redes sociales, así como actos de recuerdo, conmemoraciones, charlas, jornadas de estudio, caminatas reividicativas y colocación de placas memoriales relacionadas con la lucha guerrillera en Catalunya.


El trabajo de recuperación de los caminos de los maquis en las comarcas del Ripollès y la Garrotxa, se ha basado sobre todo en los testimonios escritos por los propios guías, en este caso vinculados al PCE-PSUC que operaron en estas zonas fronterizas, también en los informes escritos por los propios guerrilleros y en los atestados de las fuerzas de seguridad (Guardia Civil) que los perseguían y combatían. En estas comarcas se han recuperado y están en fase de señalización dos itinerarios que atraviesan las agrestes y laberínticas zonas de montaña que unían la frontera con el centro de Catalunya para, desde allí acceder a Barcelona y también conectar con el interior de la Península Ibérica. Sobre todo con las regiones donde operaba la potente y organizada Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA). Esta tarea de recuperación de la memoria está contando con el apoyo de la Diputació de Girona, de la Generalitat de Catalunya (Memorial Democràtic de Catalunya) y de los ayuntamientos implicados, y también de otras entidades culturales y memorialistas locales y nacionales.

Todo esto se lleva a cabo en el contexto de un movimiento más amplio en toda España, donde han ido apareciendo iniciativas de recuperación de la memoria histórica vinculadas a actividades lúdicas con una clara vocación cívica y cultural que quieren llegar cada vez a más población, incluso a aquella que generalmente no participa en actos de tipo político o académico relacionados con aquel periodo histórico. En Catalunya, por ejemplo, han surgido iniciativas institucionales en torno a los caminos de la retirada republicana de 1939, vinculados sobre todo al trabajo que lleva a cabo el Museu Memorial de l’Exili de la Jonquera, que depende del Memorial Democràtic de Catalunya. Otras relacionadas con la Batalla del Ebro, promoviendo jornadas que combinan la clásica feria popular, aglutinando actividades diversas, como presentaciones de libros, proyecciones documentales y sobre todo, como elemento central, recreaciones ficcionadas de la batalla, como han hecho en las poblaciones de Flix o Faió, propuestas que tienen una voluntad muy clara de ofrecer una experiencia lúdica y cultural con un tono marcadamente turístico y que se quieren convertir en citas permanentes que atraigan visitantes y dinamicen el territorio. Proyectos como “Terra Enllà” que vincula turismo, producción vinícola y la memoria de la Batalla del Ebro. Paralelamente en el Bages y el Berguedà el proyecto GR179 recupera y señaliza una ruta del maquis especialmente utilizada durante aquel mismo periodo por la guerrilla libertaria vinculada a la CNT.

Fuera de Catalunya también se han producido multiples iniciativas en este sentido. Así, por ejemplo, otra propuesta memorial de gran interés y seguimiento es el proyecto sobre la “Desbandada” de la carretera de Málaga a Almería en 1937. “La Desbandá” es una entidad que se presenta al mismo tiempo, y de forma muy oportuna, como una “asociación cultural y club senderista” y ha impulsado una marcha popular con la voluntad explícita de unir memoria y senderismo deportivo.

Un turismo de proximidad con voluntad cívica y pedagógica

Aunque el objetivo principal de la Amical Antics Guerrillers de Catalunya es la recuperación de la memoria de una lucha injustamente olvidada y estigmatizada por el régimen franquista, también abre la puerta a la posibilidad de canalizar un ocio excursionista y motivado inicialmente por el disfrute del paisaje y la naturaleza, dándole un contenido cívico, histórico y ético-político.

Vincular espacios naturales, ocio y recuperación de la memoria histórica es una combinación que permite un turismo de proximidad más enriquecedor y de calidad, mostrándonos a partir de las historias de vida de los maquis un paisaje que es mucho más que una postal encantadora o natural: el escenario real y vivencial de un drama histórico muy reciente. El relato de la resistencia contra el franquismo puede salir así de los libros de historia y del debate puramente académico para convertirse en algo vivido y tangible con la posibilidad de poder caminar por las mismas rutas por las que transitaban los maquis. Se abre la posibilidad de escuchar las historias que sucedieron en aquellos lugares y también de utilizar pequeñas teatralizaciones de carácter pedagógico donde se da vida a aquellos héroes anónimos. Hacer también visibles sus objetivos políticos, sus esperanzas, dando a conocer a los personajes más relevantes, como los guías de pasos y también las penalidades de una vida de permanente clandestinidad y persecución. El proyecto quiere también apoyarse en folletos informativos, charlas, una exposición, vídeos promocionales y una oferta de salidas pedagógicas que también pueda ser útil en el ámbito escolar y asociativo.

La Amical Antics Guerrillers de Catalunya está iniciando un conjunto de acciones mediáticas y proyectos para dar a conocer la propuesta de ocio cultural que representan estas rutas. Se están buscando complicidades con instituciones públicas estatales, sobre todo los ayuntamientos, a través de sus oficinas de turismo. También es importante implicar a los establecimientos de turismo rural del territorio, que pueden ver ampliada y enriquecida su oferta de actividades hacia un visitante mayoritariamente de proximidad (área metropolitana de Barcelona) y que cada vez muestra más interés por el conocimiento histórico y la recuperación de un pasado olvidado y traumático. Paralelamente se busca el apoyo y la participación de entidades culturales y científicas vinculadas al territorio, así como de grupos excursionistas y deportivos. Actualmente se han marcado y señalizado dos rutas de los maquis: una entre Prats de Molló en Francia y Manlleu (Osona) y otra entre La Menera, también en Francia y Cantonigròs (Osona).

Por otro lado, estas propuestas pueden ayudar también a diversificar la oferta senderista, poniendo el foco y dando a conocer caminos poco utilizados y evitando así la “hiperfrecuentación” de otros espacios en los que la facilidad de acceso motorizado, la singularidad del paisaje y una excesiva exposición mediática están masificando de forma insostenible. Una masificación que, entre otras cosas, implica un grave impacto ambiental en espacios generalmente frágiles y al mismo tiempo genera conflictos con las actividades ganaderas y agrícolas propias de estos espacios rurales.

Este maridaje entre turismo y memoria no está exento de problemas, contradicciones y riesgos. Si por una parte las actividades lúdicas en los espacios de memoria sirven claramente como efecto multiplicador de la difusión histórica entre la población, también pueden caer en la trivialización y la espectacularización. En este sentido son interesantes las reflexiones de Ernest Cañada sobre las potencialidades y riesgos del turismo de memoria. Sin estigmatizar por principio cualquier actividad que tenga como objetivo el beneficio económico y la dinamización turística de un territorio, es necesario que tengamos en cuenta cuáles son las líneas rojas que debemos respetar y, por tanto, que las motivaciones memoriales, cívicas y pedagógicas tienen que prevalecer siempre si no queremos que estas propuestas de ocio cultural se conviertan en carcasas éticamente vacías al servicio exclusivo del espectáculo y el lucro mercantil.

La recuperación de las rutas de los maquis puede resultar una potente propuesta de ocio y memoria que dote al turismo de proximidad de un contenido ético y cívico, generador de conocimiento de la historia reciente y de promoción de valores democráticos y progresistas en un tiempo en el que las siniestras sombras de la extrema derecha se ciernen otra vez sobre la historia de la humanidad.

* Nota original: Rutes del maquis a Catalunya: la recuperació d’una història oblidada
Traducido para LoQueSomos por Leticia Palacios

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar