Sáhara ocupado. Resumen informativo Octubre 21

Redacción*. LQSomos.

La siguiente relación de noticias, corresponde al pasado mes de octubre de 2021, es una muestra aproximada de casos de violación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, en ciudades del sur marroquí con población saharaui y en las cárceles marroquíes con presos políticos saharauis, elaborado por el blog Contramutis*, según organizaciones sociales y diversos medios de información

Día 2.- Las abogadas Inés Miranda y Flora Ramos y la médica Raaboub Mohamed Lamin son expulsadas violentamente de El Aaiún y devueltas a Las Palmas de Gran Canaria en el mismo avión en el que habían llegado. Las expulsadas, de nacionalidad española, tenían previsto viajar a Bojador, a 188 kilómetros al sur de El Aaiún, para visitar a la activista saharaui Sultana Jaya, que padecía COVID-19 y que desde el 19 de noviembre de 2020 se encuentra bajo arresto domiciliario y es acosada continuamente por la policía marroquí. Del viaje se había informado a las Naciones Unidas y al Gobierno de España.

Día 4.- La activista saharaui Sultana Jaya, que ha vencido al coronavirus, con el que fue infectada ella y su hermana menor, Um–Almumnin, intencionadamente por policías marroquíes, ha vuelto a su lucha: enarbolar la bandera de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) desde la azotea de su casa, en la ciudad saharaui de Bojador, a la vista de la policía marroquí. En un mensaje grabado, dice que está dispuesta a todo: “No me van a doblegar, seguiré en mi lucha hasta el final, aunque muera. Si estoy viva, será una vida digna”.

Día 4.– La Instancia Saharaui Contra la Ocupación Marroquí (ISACOM), que preside la activista de DDHH Aminetu Haidar, denuncia con motivo de la expulsión de dos abogadas y una médico de El Aaiún que la represión contra civiles saharauis por las fuerzas de ocupación marroquíes está aumentando y que la situación en las zonas ocupadas es deplorable, con torturas, arrestos arbitrarios, juicios simulados, recorte en sus medios de vida, hostigamiento y represión. “La alarmante situación de derechos humanos en las ciudades ocupadas del Sáhara Occidental no habría alcanzado este nivel de no ser por el silencio internacional y el bloqueo mediático sobre los crímenes de la ocupación marroquí cometidos contra civiles saharauis”, afirma ISACOM.

Día 5.- La activista saharaui de Derechos Humanos Sultana Jaya, confinada junto con su familia en su domicilio en la ciudad de Bojador desde hace casi once meses, es maltratada por los policías marroquíes que rodean la vivienda. Al acercarse a la casa el amigo de la familia Hassana Duihi se le impide entrar con golpes e insultos. Al oír las voces Sultana sale a la calle y los miembros de las fuerzas marroquíes arremeten contra ella, obligándola a volver a la casa con malos tratos y empujones.

Día 6.- Un tribunal marroquí en El Aaiún condena al activista saharaui Mohamed Bamba Saloki a dos años de cárcel, de ellos uno en libertad condicional, y a una multa de 500 dirhams. Mohamed Bamba fue detenido arbitrariamente en la ciudad de Smara el 29 de enero de 2021

Día 9.- Paramilitares marroquíes agreden brutalmente a la activista saharaui Luaara Jaya. Es arrastrada y golpeada cuando va a recibir alimentos para ella y sus hermanas, que llevan más de 327 días bajo arresto domiciliario, sin orden judicial, en su casa de Bojador

Día 10.- La policía de ocupación marroquí rodea una casa en El Aaiún para evitar que Equipe Media, agencia de prensa saharaui fundada en 2009 para documentar y difundir información sobre violaciones de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, imparta una conferencia sobre habilidades de liderazgo y derechos humanos internacionales, e intercepta al profesor Mohamed Mayara junto a Abdel Samed Hanan y Mohamed Saleh Zerouali, a los que insulta y amenaza. Las activistas saharauis Fatimatou Dahouara, Thahba Sid Amou y Hayat Khatary, periodista de RASD TV, que asisten a la conferencia, son acosadas y maltratadas. La policía permanece frente a la casa desde las seis de la tarde hasta las dos de la madrugada del día siguiente, insultando y ordenando a los participantes a que pusieran fin al taller y amenazando de muerte a las personas que había dentro de la casa.

Día 11.- El periodista saharaui y preso político Yehdih Jalihenna Sabi, director de la Red Mediática El-Guerguerat, inicia una huelga de hambre para denunciar la sentencia arbitraria que le fue impuesta el 29 de julio de 2021, de un año de prisión y una multa de 10.000 dírhams. Se encuentra en la cárcel de Taourta, en la ciudad de Dajla. Fue acusado de “conspiración y amenazas contra la seguridad del estado de Marruecos”, por haberse hecho eco de unas “fotos de drones” que planeaban en la costa de la ciudad de Dajla. Durante la fase de instrucción y en el juicio de primera instancia no se probó en modo alguno por la acusación la autoría de las fotos, ni la relación del periodista con la obtención de las mismas, y a pesar de ello, sin admitir medio de prueba alguno a la defensa fue condenado.

Día 11.- El preso político saharaui Sid-Albachir Alali Butenguiza, que se encuentra en la cárcel de Kenitra, norte de Marruecos, inicia una huelga de hambre de aviso de 24 horas en protesta por el incumplimiento de las promesas hechas por las autoridades penitenciarias de atender su deteriorado estado de salud. El activista saharaui padece malestar en los oídos, fuertes dolores de cabeza y ojos, y a pesar de haber tomado analgésicos los últimos seis meses, no ha notado mejoría. La enfermera de la cárcel había pedido trasladar a Sid-Albachir Alali Butenguiza a un hospital para realizarle pruebas y evitar que se complique su estado, pero no hubo respuestas de las autoridades penitenciarias.

Día 18.- La esposa del preso político Yehdih Jalihenna Sabi visita a su marido en la cárcel de Dajla y relata que “fue presentado con las manos esposadas y tenía dificultades para mantenerse a pie, con una notable pérdida de peso”. La mujer hace un llamamiento a las organizaciones y agencias internacionales de Derechos Humanos para que presionen a las autoridades de ocupación marroquíes para salvar la vida de su esposo.

Día 19.- Luaara Jaya es víctima de una brutal agresión por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes que rodean en Bojador la casa de la familia Jaya desde el 19 de noviembre de 2019. La mujer es arrastrada y golpeada con violencia por protestar contra la prohibición de acceder a su casa a un grupo de mujeres solidarias. Sultana manifiesta que a pesar de las intimidaciones y de la tortura física y verbal que padecen continuaran su lucha. Declara a ECS que las fuerzas de ocupación han fortalecido su presencia y asedio a la casa y enfatiza que el silencio de las Naciones Unidas alentará a la ocupación y a sus fuerzas a cometer más crímenes contra los saharauis.

Día 22.- El periodista saharaui Yehdih Jalihenna Sabi, director de la Red Mediática El-Guerguerat, es condenado a dos años de cárcel por un tribunal de apelación marroquí, que eleva la anterior condena de un año que le fue impuesta el 29 de julio de 2021, junto con una multa de 10.000 dírhams. Yehdih Jalihenna fue detenido el 27 de mayo de 2021.

Día 23.- Sultana Jaya es obligada violentamente a entrar en su casa, en la que lleva, junto con su familia, 340 días de confinamiento, en Bojador. La activista saharaui intentaba salir de la vivienda para recibir a unas mujeres saharauis simpatizantes con su causa, a las que los agentes marroquíes impiden acercarse. La familia Jaya está sin luz ni agua, sufriendo vejaciones y agresiones, incluso abusos sexuales, llegando a la violación.

Día 25.- El preso político y periodista saharaui Yehdih Jalihenna Sabi, director de la Red Mediática El-Guerguerat, pone fin a la huelga de hambre que inició el pasado día 11 para denunciar la condena que le fue impuesta el 29 de julio de 2021 de un año de prisión y una multa de 10.000 dírhams, pena que le fue aumentada a dos años el 22 de octubre por un tribunal de apelación marroquí.

Día 26.- Impiden al preso político saharaui y defensor de los derechos humanos Naama Asfari hablar por teléfono con su familia sin dar explicación alguna, lo que se une a la falta de atención médica que padece y ausencia de visitas desde hace dos años. La familia relaciona esta prohibición con las declaraciones que hizo al diario francés L’Humanité, en las que denunció las trágicas condiciones de los presos políticos saharauis del grupo Gdeim Izik. Relató que sólo tenía cinco minutos para hablar por telefónico con su esposa, la francesa Claude Mangin, que fue expulsada varias veces de Marruecos, y el hostigamiento al que es sometida, como el ataque a su teléfono por la inteligencia marroquí a través del programa israelí de escuchas Pegasus. Asfari fue secuestrado en El Aaiún el 7 de noviembre de 2010, un día antes del desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik, y condenado por un tribunal militar a 30 años de cárcel.

Día 31.- El preso político y periodista saharaui Mohamed Lamin Haddi cumple 35 días en huelga de hambre y desde el 7 de este mes no se sabe nada de él. Haddi ya estuvo en huelga de hambre 69 días hace unos meses, que finalizó por la fuerza con la intervención de funcionarios marroquíes. Su salud está muy deteriorada y su madre teme por su vida. Haddi fue detenido en la represión que siguió al desmantelamiento del “Campamento de la Dignidad” de Gdeim Izik, donde se acompañó a dos cooperantes que habían acudido para ayudar a los heridos saharauis. Fue condenado a 25 años de cárcel y lleva en prisión desde 2010. Desde septiembre de 2017 está en aislamiento.

Día 31.- Un grupo de activistas saharauis, entre quienes se encuentran mujeres sobrevivientes de las cárceles secretas marroquíes de Agdez y Kela’at Megouna, que intentan participar en una manifestación de rechazo a los 46 años de invasión y ocupación ilegal del Sáhara Occidental por Marruecos son objeto de humillaciones, abusos y palizas por parte de marroquíes conocidos por sus graves delitos contra los saharauis. Najat Knaibila, que pasó 16 años en una cárcel secreta marroquí, afirma que “esta acción irresponsable de la potencia ocupante marroquí está claramente corroborada por su respuesta negativa y su desafío a las resoluciones del Consejo de Seguridad que pedían respetar los derechos de los saharauis a expresar pacíficamente sus opiniones políticas, a mayor vergüenza de Francia, que se esforzó en apoyar los designios hostiles de la ocupación ilegal marroquí”.

#SaharaLibre #FreeSahara

– Ilustración de J. Kalvellido
* Contramutis
Sáhara – LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar