Arturo del Villar*. LQS. Julio 2018

Más de 12.000 ciudadanos que no aceptan ser vasallos borbónicos participaron el domingo en una espectacular sardana alrededor del Estany de Banyoles, una vez que se marchó el rey de la provincia de Girona, corrido, desprestigiado y roto en fotografía colocada cabeza abajo, porque le pesa mucho. Tuvo que entregar los premios de la Fundació Princesa de Girona en un restaurante, y enterarse de que ese título es rechazado por la comarca y no podrá usarlo la Corona española.

Además de los habitantes de Banyoles llegaron hasta el lago republicanos de toda Catalunya en 50 autocares, en su mayoría vistiendo alguna prenda amarilla en recuerdo de los presos políticos y exiliados por haber proclamado la República Catalana con toda legalidad en el Parlament el 10 se octubre de 2017, respondiendo al deseo del pueblo expresado libremente en el referéndum del día 1.
Estuvo organizada por los Comitès de Defensa de la República (CDR), con la colaboración de organismos locales. Su portavoz, Marc Grabuleda, hizo unas declaraciones al finalizar que deben ser tenidas muy en cuenta por todos los vasallos de su majestad católica: “Solamente a partir de la movilización popular se hará efectiva la República, y se evitará que se vulneren, de forma sistemática, los derechos del pueblo.”

Por nuestras libertades

Pero empecemos por el principio, para recordar la lectura de los mensajes enviados para este acto por el conseller legítimo de la Generalitat, Lluís Puig, y de la delegada del Govern en Bruselas, Meritxell Serret, fervorosamente aplaudidos por los participantes. Exigieron la libertad de los presos políticos, reivindicaron el espíritu del 1 de octubre, y reclamaron el reconocimiento de la República Catalana legítimamente proclamada por el Parlament en uso de sus derechos.
A continuación representantes de Òmnium Cultural leyeron un manifiesto, acogido con entusiasmo por los asistentes. Reivindicaron la libertad de los presos y el regreso de los exiliados, y que se haga efectiva la República. También realizaron un llamamiento a favor de la libertad de expresión, de manifestación y de reunión, amenazada por la conocida como Ley Mordaza y por la arbitrariedad del poder judicial.
El baile de la sardana alrededor del lago resultó impresionante. Y no debe de ser cierto que entre sus aguas habita un monstruo, porque si existiera sin duda se habría dejado ver en esta ocasión histórica, y no lo hizo.
En esta crónica y en las de días anteriores he informado exactamente acerca de la recepción al rey Borbón en Girona, para suplir la falta de noticias fidedignas en los medios de comunicación españoles. Si Felipe VI tuviera dignidad no insistiría más en sostener una Fundació rechazada por la inmensa mayoría de los catalanes, y no volvería a aparecer por allí. Solamente acudieron a recibirle el ministro español de Ciencia, Innovación y Universidades, que sigue en la estratosfera sin enterarse de lo que pasa en el reino, y la delegada del Gobierno de Madrid en Catalunya. Ningún representante de la Generalitat ni del Ajuntament de Vilablareix el día 28 ni del de Caldes de Malavella el 29 apareció por donde él andaba.
Aunque la Oficina de Prensa de la Casa de Su Majestad el Rey no ha comunicado absolutamente nada sobre la oposición manifestada a la visita real a Girona en este junio de 2018, fue tan visible el desprecio a la monarquía del 18 de julio instaurada por el dictadorísimo genocida, lo mismo por parte de las autoridades como de todo el pueblo que se echó a la calle con pancartas y gritos contra la borbonería, que inevitablemente debió darse cuenta del repudio popular despertado por su persona y la de su mujer, así como por su hija ausente e indebidamente llamada princesa de Girona por su padre y por algunos servilones y los estómagos agradecidos premiados. Y muy probablemente le llegarían los ecos del canto repetido en las calles por el pueblo acorralado a distancia por las fuerzas brutas represivas al servicio de la borbonidad:

Ara és hora, segadors!
Ara és hora d’estâ alerta!
Per quan vingui un altre Juny
esmolem ben bé les eines!
Bon cop de falç!
Bonn cop de falç, si el blat ens volen prendre.
Bon cop de falç!

* Presidente del Colectivo Republicano Tercer Milenio.
Más artículos del autor

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/07/Sardana-republicana-y-multitudinaria-en-Banyoles-lqsomos.pnghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/07/Sardana-republicana-y-multitudinaria-en-Banyoles-lqsomos-150x150.pngLQSomosArturo del VillarQuioscoComités de Defensa de la República,Estany de Banyoles,Felipe VI,Fundació Princesa de Girona,Llibertat presos polítics y exiliats de Catalunya!Arturo del Villar*. LQS. Julio 2018 Más de 12.000 ciudadanos que no aceptan ser vasallos borbónicos participaron el domingo en una espectacular sardana alrededor del Estany de Banyoles, una vez que se marchó el rey de la provincia de Girona, corrido, desprestigiado y roto en fotografía colocada cabeza abajo, porque...Cultura Libre, Comunicación Libre