Seattle: año cero

Por Pepe Gutiérrez-Álvarez. LQSomos.

Lo explicaba John Le Carré en una entrevista. El siglo XX había acabado con la derrota sin honor del “socialismo real”, parecía que el tiempo se había detenido bajo los pies del neoliberalismo, pero en esto llegó lo de Seattle

Una nueva fase de la historia que aparece recogida en «Battle in Seattle» (Batalla en Seattle, USA, 2007) una película digna de revisión que narra la dramática situación que tuvo lugar en el encuentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Seattle en 1999, que trata de recomponer una imagen de los cinco días que hicieron temblar el templo del dinero en 1999. Narra cómo decenas de miles de manifestantes tomaron por asalto la calle en protesta contra una corporación enemiga de la humanidad llamada Organización Mundial del Comercio (OMC). Muestra que lo que comenzó como una protesta antiglobalización en principio moderada, sin ninguna cobertura mediática, que se planteaba un objetivo tan “utópico” como el cese de las conferencias de la OMC, se convirtió en una auténtica revuelta social que finalmente obligó a proclamar el estado de excepción, lo que desembocó en la adopción de una postura de combate contra el Departamento de Policía de Seattle y la Guardia Nacional por parte de una masa de manifestantes, todos ellos pacíficos y más sin armas que la demagogia de los hechos.

Esta película llegó a nuestras pantallas con menos resonancia de la que merecía, pero ahora puede llegar al más apartado centro social para recordar a los más jóvenes unos hechos decisivos. «Battle in Seattle» muestra los puntos de vista de un grupo de personas que intencionada o accidentalmente estuvieron en las calles de Seattle durante aquellos días.

Ésta película seguramente no habría existido sin el empeño del actor Stuart Townsend que ha efectuado su “ópera prima” como realizador con una propuesta militante que evoca con veracidad estas manifestaciones, que describe a algunos de sus múltiples protagonistas, sus diversos focos de rechazo… Para ello es de suponer que sería imprescindible la intervención de su compañera, Charlize Theron, una actriz que no siempre se distingue por saber escoger sus papeles pero que será recordada por unas pocas películas, no muchas, la verdad. Towsend ha podido beneficiarse del soporte industrial y de una serie de actores conocidos, lo que le ha dado a la producción una dimensión más amplia. Aunque la trama se atiene bastante a los hechos, Towsend ha optado por crear una ficción que a mi parecer resulta bastante representativa aunque la gente que estuvo más cerca seguramente podría matizar muchas cosas. Ha optado por una película coral que sabe mantener el interés del espectador por más que va contando los temas de denuncia. En este sentido resultan muy convincentes apuntes como la del médico que denuncia a la industria farmacéutica o el de los representantes africanos que se han sentido despreciados…

Desde este punto de vista, el autor sale airoso de la operación, y sí la película ha pasado injustamente desapercibida se debe no tanto a sus valores como al hecho de que no ha contado con muchos apoyos de la opinión crítica, entre otras cosas porque estos son todavía muy minoritarios, y tienen que atender a muchas otras cuestiones. Uno hasta podría pensar mal, pues el film arremete directamente contra la OCM y sus dudosas operaciones. Townsend demuestra inteligencia al convencer de pleno a cualquiera de ponerse en contra de tan poderosa organización, y deja bien patente lo que significó para las movilizaciones ulteriores.

No tengo dudas de que la lucha de clases de la que hablamos aquí es también una traducción en la pantalla, y por lo tanto, hay que aprovechar obras comprometidas como esta en la que una cineasta inquieto plasma un capítulo decisivo de nuestra historia y lo hace con rigor y honestidad. Sin ser nada del otro jueves, se trata de un aporte cívico muy interesante que se sostiene por un guión bien tramado, por unas interpretaciones sólidas, pero sobre todo por la convicción de su mirada airada. Se puede afirmar que “Batalla en Seattle” sale airosa en su vocación documental y crítica a fuerza de ser honesta con unos hechos que fueron noticia en todas partes, y que ahora aparecen argumentados a través de las peripecias de diversos actores y testigos de un momento en que la historia marca el inicio de una nueva onda de recomposición social porque el ultracapitalismo no produce más que desastres, y por lo mismo, el creciente el rechazo popular cada vez más recuperado de la “gran derrota”.

Una recuperación que en un primer momento los más pesimistas (Perry Anderson), vieron como probablemente inscrita en muchas décadas, pero que comenzó a tener lugar a finales del siglo pasado, un tiempo en el que el neoliberalismo ya comenzó a encontrarse con serios rechazos. Según cuenta, un empresario testigo declaró que mientras Seattle no llegara a los medios de producción podrían dormir tranquilo. No parece que las fábricas vayan a ser lo que fueron, pero sí lo podrán los pueblos, los barrios…

La película

Battle in Seattle. Año 2007. Duración 100 min. País Estados Unidos. Dirección y guion: Stuart Townsend
Música: Robert Del Naja, Neil Davidge. Fotografía Barry Ackroyd
Reparto: Charlize Theron, Woody Harrelson, Ray Liotta, Ivana Milicevic, Michelle Rodriguez, Connie Nielsen, Martin Henderson, Jennifer Carpenter, Isaach de Bankole, Tzi Ma, André Benjamin, Joshua Jackson, Rade Serbedzija, Channing Tatum, Gary Hudson. Productora: Coproducción Estados Unidos-Canadá-Alemania; Remstar Productions

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar