Semblanza de Luis Calandre… pleno de omisiones

Cristina Calandre Hoenigsfeld. LQS. Diciembre 2018

Una semblanza de Luis Calandre Ibáñez, llena de intencionados errores, en el epistolario de Alberto Jiménez Fraud

Acaba de publicarse, en tres cuidadosos, costosos y voluminosos tomos el epistolario de Alberto Jiménez Fraud 1905-1964, que fue el director de la Residencia de Estudiantes de la Junta para Ampliación de Estudios, desde su fundación en 1910 hasta 1936.(1).

Como tiene índice onomástico, he visitado ansiosamente todo lo que pone de Luis Calandre Ibáñez, y también las referencias y la semblanza, ya que leerme de una atacada las casi 3000 páginas es imposible.

Tengo críticas para todo lo referente a Calandre:

Según dicen los responsables del epistolario (José García Velasco y otros) durante los 7 años que ha durado esta investigación (financiada con dinero público de investigación I-D Ministerio, proyecto Epístola), se pusieron en contacto con las familias relacionadas con las cartas que se encontraban en el archivo de la familia de Jiménez Fraud y en el archivo de la Residencia de Estudiantes.

En el caso de las cartas con y de Calandre, es falso.

Tomando el índice de corresponsales, que ponen al final del primer tomo, vamos viendo que:

(1529) página 482 del III volumen, carta de Calandre a Alberto Jiménez Fraud (AJF) pone que la carta fue contestada por AJF el 17 de septiembre de 1960, la buscamos en el epistolario y encontramos la carta, cuya referencia es (1601) pagina 617 tomo III, que nos dice que para la transcripción de la carta, se ha partido de una fotocopia que se conserva en la Residencia, sin explicar que proviene del archivo de la familia Calandre. Es decir la han utilizado sin autorización.

Lo mismo se vuelve a repetir, con la referencia (1640), de una carta de AJF a Calandre, donde repiten lo mismo, que la transcripción se ha tomado de una fotocopia que se conserva en la Residencia. Nunca nos pidieron permiso.

Los de la Residencia de Estudiantes-CSIC tienen la mala costumbre de quedarse con las cosas que no les pertenecen, como el Álbum de fotos Calandre, del Hospital de Carabineros que mi padre les dio en el año 1990, en custodia, y que nunca quisieron devolvernos, a pesar de haberlo reclamado, y de que nunca lo enseñaran a los investigadores.
Ya sabemos que los del CSIC cogieron la mala costumbre de arramplar con todo lo de la Junta para ampliación de Estudios (JAE) allá por el año 1938-39, a través del franquista Instituto de España.

La referencia (1589) pagina 600 volumen III, de la carta de Calandre a Natalia Cossio, la mujer de AJF, de 3 de septiembre de 1960, tiene su carta cruzada anterior, de 29 de agosto de Natalia desde Oxford, pero por algún motivo, esta carta no la tienen en el archivo de la Residencia, fotocopiada y transcrita, producto del hurto al archivo Calandre.

Deben pedir permiso, para poder publicar todas esas cartas, que encima se hace dicha publicación, con dinero de todos.
¡Ellos, que son los especialistas en la Propiedad Intelectual!

Semblanza de Calandre

En la página 583 del volumen I, Calandre tiene su semblanzas junto a otros protagonistas de este epistolario (2).

“…Durante la Guerra Civil instaló el Hospital de Carabineros –que dirigió- en los edificios de la Residencia de Estudiantes… además de desarrollar una importante labor de prevención sanitaria en dicho hospital, ocupo el cargo de subdelegado de la JAE en Madrid en 1938, tras la marcha del gobierno a Valencia…”

PRIMERO: La labor del Hospital fue de curar al 99% de los milicianos infectados de una grave epidemia de malaria, desatada en los frentes de Madrid.

SEGUNDO: ocupo el cargo de subdelegado de la Junta Para Ampliación de Estudios, para el que fue nombrado por el secretario Tomás Navarro Tomás en octubre de 1938 y que desempeño hasta el final de la guerra el 1 de abril de 1939. Y no cuando se fue el gobierno a Valencia, que fue en noviembre de 1936, sino cuando ya estaba en Barcelona (que fue a partir de noviembre de 1937)

Esta semblanza es muy tendenciosa, pues no tiene en cuenta lo que ya ha sido reconocido claramente en el certificado de reparación del Dr. Luis Calandre Ibáñez, entregado por la Ministra de Justicia (3) así como numerosos artículos, libros, Tesis, etc.
Es volver a dar por legal el decreto de disolución de la JAE de 19 de mayo de 1938, y eso va claramente contra la legalidad republicana, bajo la que estuvo activa dicha Junta para ampliación de Estudios, en las ciudades republicanas de Madrid, Valencia y Barcelona.

¡Habrá que repetirlo y repetirlo mil veces! Hasta que traigamos la III República.

Notas:
1.- Alberto Jiménez Fraud. Epistolario, 1905-1964
2.- Semblanza Dr. Luis Calandre Ibáñez
3.- Certificado de reparación del Dr. Luis Calandre Ibáñez

Más artículos de la autora

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Deja un comentario