Solicitud retirada Medalla de Honor a la Residencia

Cristina Calandre Hoenigsfeld*. LQSomos. Marzo 2017

Solicitud de retirada de la Medalla de Honor de la Real Academia de Bellas Artes, a la Residencia de Estudiantes

No hay tiempo que perder. Han pasado diez años, desde que solicité a diferentes instituciones (incluido el Parlamento Europeo) el reconocimiento del Hospital de Carabineros, su refugio antiaéreo y su lucha exitosa lucha contra la epidemia de malaria durante la GCE.

Por eso, acabo de escribir y mandar certificada una carta al Director de la Real Academia de Bellas Artes de Madrid, el arquitecto Fernando de Terán (1) para solicitarle que retire el galardón que le otorgaron en octubre del años 2015 a la Residencia de Estudiantes (2), entre otros motivos por “la rehabilitación de los pabellones y recuperación del patrimonio…”

Le formulo dos opciones:

1.- Mantener el galardón, si incluyen lo que ya acaba de reconocer la propia Dirección General de Patrimonio de la Comunidad Autónoma de Madrid en una carta que me han enviado, esto es, que van a incluir en su inventario y catálogo el REFUGIO SUBTERRÁNEO DE LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES DE MADRID.

2- Retirarle la Medalla de Honor, pues no se cumple con la Ley de la Memoria Histórica de 2007, ni con la propia legislación de la CAM del año 2013 sobre Patrimonio.

La Real Academia de Bellas Artes, como las otro siete Reales Academias, están bajo el alto patronazgo de Felipe VI según el artículo 62 d de la Constitución de 1978, y unidas están todas ellas al Instituto de España, creado por Franco, y a donde fue a parar ilegalmente el patrimonio de la Junta para Ampliación de Estudios, por un decreto franquista que supuestamente disolvía a dicha JAE, el 19 de mayo de 1938. Dicho decreto ilegal, todavía no ha sido derogado, ni el Instituto de España tampoco, que incluso tiene su web y está en un emblemático edificio en la calle San Bernardo de Madrid.

En su momento, cuando le dieron esa Medalla de Honor a la Residencia, viendo esas fotos, con la directora tan sonriente, me sentó muy mal, pero vi que era imposible enfrentarme al poder. Era otra más de las numerosas humillaciones a la que la memoria de mi abuelo se veía sometido.
Ahora que tengo la carta de la Directora General de Patrimonio de la CAM, la arquitecta Paloma Sobrini, reconociendo el refugio subterráneo, no voy a desaprovechar la ocasión de poner las cosas en su sitio, le pese a quien le pese en esa Real Academia monárquica, y también en la Comunidad Europea que le otorgo el galardón “Sello Patrimonio Europeo” sin incluir la verdadera historia republicana del lugar (3), pero que todavía tiene la oportunidad de retirárselo, si no se rectifica, en base a las evaluaciones periódicas (4).

Espero que el Ayuntamiento de Madrid me apoye, incluyendo el vestigio arqueológico también en su inventario y Catálogo de Bienes protegidos, como estipula la Ley de Patrimonio Histórico 3/2013, y en la lista de sus 15 lugares emblemáticos que pronto aprobarán en su Pleno, y en donde está incluida la Colina de los Chopos, a la que pertenece la Residencia de Estudiantes, el Hospital de Carabineros, su refugio antiaéreo subterráneo y su director, el Dr. Luis Calandre Ibáñez.

¡No hay tiempo que perder, para la verdad , la justicia y la reparación de todos ellos¡

Notas:
1.- Ver enlace, clic aquí
2.- Entrega de la Medalla de Honor de la Academia a la Residencia de Estudiantes
3.- Residencia de Estudiantes, Patrimonio de Europa
4.- Calendario, concesión de Sello

Más artículos de la autora
LoQueSomos en Red

Deja un comentario