Elogio a la intolerancia

Juan Gabalaui*. LQS. Abril 2019

Nos hablan de ciudadanía y de democracia para defender que nos quedemos quietos y callados. Si protestas activamente y te organizas contra los discursos antisociales y contraderechos, te quitan puntos en el carnet de ciudadanía y de demócrata

No, no soy tolerante. No tolero el fascismo, los discursos almibarados o agresivos que atentan igualmente contra derechos fundamentales. No tolero los privilegios ni las desigualdades, ni a los mentirosos ni a los hipócritas. No tolero a los que se manifiestan contra los derechos de los demás ni a aquellos que se inventan el derecho a disfrutar de espectáculos donde se tortura a animales. No tolero a los que miran a otro lado mientras mueren personas en el mediterráneo o se les enjaula en campos de refugiados y centros de internamiento. No tolero a los que utilizan a otras personas para alcanzar sus deseos, atentan contra su dignidad y se aprovechan de su vulnerabilidad. No tolero a los que defienden dictaduras fascistas y deforman la historia para justificar la vileza de aquellos que consideran héroes aunque no sean más que criminales. No tolero a los que pervierten el lenguaje para seguir acumulando y manteniendo posiciones de poder. No tolero a los que se aprovechan de los que nada o poco tienen, ni a los que les culpan y desprecian. No tolero a los expertos que nos dicen cómo tienen que ser las cosas para que todo siga igual. No tolero a los fascistas de botas militares y excesos verbales ni a los que se esconden detrás del traje y la corbata y cuidan el discurso. No tolero a los autoritarios ni a los amantes de la fuerza bruta y del golpe encima de la mesa. No tolero a los que gritan libertad mientras la atropellan. Su libertad es nuestra cárcel. No tolero a los que aman la tolerancia porque son los mansos que permiten el actual estado de las cosas.

Estoy harto de los biempensantes que nos piden moderación. No hay ni puede haber moderación ante los discursos que atentan contra libertades y derechos fundamentales. La oposición activa y la desobediencia son las herramientas para desactivar este juego. Nos dicen que todo el mundo tiene derecho a expresar libremente sus ideas. Y es verdad. Las pueden expresar. Pero si ponen en riesgo los derechos de las personas, si los quieren eliminar o recortar, nos deben tener enfrente. Es un imperativo moral. Lo contrario nos convierte en cómplices o en idiotas. Nos llamarán terroristas, delincuentes y reaccionarios pero nosotros no hemos cometido terrorismo de estado, ni hemos robado las arcas públicas ni manipulado las más bajas emociones, instigando al odio y a la confrontación. Nos hablan de ciudadanía y de democracia para defender que nos quedemos quietos y callados. Si protestas activamente y te organizas contra los discursos antisociales y contraderechos, te quitan puntos en el carnet de ciudadanía y de demócrata. Prefieren que normalicemos estos discursos estableciendo un debate de igual a igual como si la historia no hubiera demostrado que esto es estéril. Quieren que nos quedemos en casa viendo los debates televisivos. Nos quieren inofensivos. Nos quieren mansos. Nos quieren tolerantes. Pero somos antifascistas y nos tendrán enfrente.

Más artículos del autor
* El Kaleidoskopio

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Getafe: Ateneo La Indomable ¡Empezamos!

  1. Redacción*. LQS. Marzo 2019

Un nuevo Centro Social Autogestionado se presenta en Getafe, será este sábado 16, la inauguración de el Ateneo La Indomable. Un CSA formado por personas y colectivos desde el que se busca construir un espacio de luchas, de encuentros, de convivencia, con el objetivo claro de transformar los barrios y la vida cotidiana en Getafe. Con la apertura lo primero que se ofrece es el espacio físico del local para realizar las actividades que se propongan dentro de los anteriores objetivos.

… Nos gustaría compartir con vosotras algunos de los valores con los que funcionamos, ya que queremos crear entre todas un espacio en el que sentirnos cómodas y podáis participar. Nosotras funcionamos de forma asamblearia, la gestión y propuestas que podréis encontrar dentro del Ateneo, se determinan desde la asamblea celebrada entre las personas que participamos activamente en La Indomable; a la que también podéis sumaros…

El nuevo espacio común se apoya sobre dos ejes fundamentales, el feminismo y el antifascismo, un sitio donde brotan de forma constante, la igualdad y la horizontalidad entre todas las personas, independientemente de su género, sexo, orientación sexual, raza, religión o edad, dentro de un proyecto apartidista y libre de toda confesión religiosa.

… El Ateneo con el fin de mantener su independencia y su autonomía, sólo es entendible desde las prácticas de autogestión, tanto en el uso del espacio, de los materiales necesarios en el mismo, como en aquello que sea necesario para desarrollar las actividades. Por este motivo agradecemos vuestra colaboración activa (gestión de cafeta, mantenimiento y limpieza del local, donaciones de materiales y mobiliario, difusión de las actividades del proyecto, cuotas de socia o cualquier otra forma que se os ocurra) y os invitamos a participar en el espacio…

Si estás interesad@, puedes contactar a través del correo electrónico ateneolaindomable@riseup.net
Y lo dicho, este sábado 16 de marzo se inaugura el Ateneo la Indomable, en la calle Barberán y Collar nº 3, Getafe, a las 18:00 horas se efectuará la apertura de puertas para tener la primera jornada de encuentro llena de actividades.
Salud y larga vida!

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Andalucía no es lugar para el fascismo ¡A la calle!

Redacción*. LQS: Diciembre 2018

“En la bandera de la Libertad bordé el amor más grande de mi vida” Federico García Lorca

Miles de personas, convocadas de manera espontanea a través de redes sociales, se han congregado en diversas capitales de Andalucía —Sevilla, Granada y Málaga— a modo de protesta por los resultados de las elecciones andaluzas que, entre otras cosas, han propiciado la entrada de Vox en el Parlamento.

«Vuestro odio no cabe en nuestras calles»

En Sevilla, fuentes municipales han confirmado la presencia de más de un millar de personas —varios millares, según testigos presenciales— en una manifestación que ha transcurrido, entre otros enclaves, por la Cámara autonómica y las ‘setas’ de la Plaza de la Encarnación y que tiene su lugar de finalización junto al Rectorado de la Hispalense. La manifestación se convocó con el lema «Andalucía no es lugar para el fascismo».
La movilización ha afectado a varias líneas de autobús urbano, que han tenido que modificar su recorrido, así como al tranvía Metrocentro, que ha visto suspendido su servicio como consecuencia de la afluencia registrada en las inmediaciones de la Glorieta Don Juan de Austria.

“Un bote, dos botes… fascista el que no bote”

En Granada, unas 4.000 personas participan en una manifestación por el centro de la ciudad. La asistencia ha ido creciendo desde las 18;00 horas, cuando había sido convocada una concentración en la plaza del Carmen, frente al Ayuntamiento, por colectivos antifascistas.

“Vosotros, fascistas, sois los terroristas»

Cientos de jóvenes también están protestando en el centro de Málaga. La protesta, que ha sido convocada por diferentes colectivos feministas y de izquierda, ha partido de la céntrica Plaza de la Constitución y ha atravesado la calle Larios, donde han llevado a cabo una sentada y se han coreado frases contra la entrada de Vox en el Parlamento andaluz. La marcha se ha desarrollado ante centenares de personas que acudían al centro a realizar compras navideñas y justo antes del inicio de uno de los pases del espectáculo de luces y música que en estas fechas tienen lugar en calle Larios, principal arteria malagueña

#Andalucía #antifascista #Granada #Sevilla #Málaga

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

La cleptocracia española y el sombrío panorama político del país

Ramón Alonso. LQS. Mayo 2018

En los idiomas de origen greco latino el termino cracia significa gobierno, pero lo que caracteriza el tipo de gobierno es la primera parte de la palabra, así democracia es el gobierno del pueblo, aristocracia el gobierno de los nobles, teocracia el gobierno de los religiosos y cleptocracia es el gobierno de los ladrones.

Pero como funciona un poder basado en el latrocinio? Un sistema político de estas características tiene como objetivo el apoderarse al máximo de lo ajeno o de lo publico en el mínimo tiempo posible, mediante cualquier medio, generalmente ilegitimo para el beneficio exclusivo de los que lo controlan o de sus familiares y aliados. Sus formas de actuación son:

Brutal explotación laboral de los grupos sociales más pobres, campesinos, inmigrantes, personas en dificultades.
Apropiciación indebida de bienes públicos o privados, áreas de protección ecológica, propiedades no registradas, o inclusive, quedarse con las ayudas humanitarias contra las crisis o el subdesarrollo.
Otras formas de actuación que requirieren la complicidad del aparato de estado: La manipulación de contratos públicos de obras, suministros y servicios, la especulación urbanística, las alteraciones en la distribución de alimentos y medicamentos, son arduas tareas que deben ser adecuadamente lubricadas con las correspondientes comisiones ilegales, blanqueos o sobornos directos a las personas u órganos de decisión. Los sectores donde son más comunes estas prácticas, son la construcción (privada u obra pública), el suministro de energía y de los derivados del petróleo, la alimentación, el armamento (comercio ilícito de armas o munición), las finanzas (blanqueo, evasión fiscal).

Como tratamos de entramados dirigidos por delincuentes sus mayores problemas se derivan del reparto de beneficios, disputas que en ocasiones terminan en golpes de estado, levantamientos, etc. Por otro lado unas estructuras políticas cuyo funcionamiento se basa en el crimen, son poco compatibles con el ejercicio de las libertades cívicas y los derechos humanos. Los gobiernos corruptos africanos y las antiguas repúblicas bananeras latinoamericanas, son los ejemplos más evidentes de este tipo de ejercicio del poder.

¿Se ha dado alguna vez algo similar en nuestro país?

La dictadura, siguió de manera fiel el axioma de que el poder político absoluto, genera la corrupción absoluta. El franquismo, no fue excepción a esta norma, se rodeó de todo tipo de explotadores sobre todo en el sector de la construcción y la obra pública (véase la explotación de los presos políticos) y de especuladores en todos los terrenos desde el urbanístico: desarrollo incontrolado, destrucción de las costas (Benidorm, Torremolinos…) a la distribución de alimentos (estraperlo, contrabando, fiscalía de tasas…). Todo ello generó astronómicos ingresos cuyo reparto dio origen a bastantes nuevos ricos, con una cultura empresarial y maneras de hacer negocios diferentes, pues estos dependían de la prevaricación sistemática, el clientelismo y la especulación fomentada por las administraciones, todo ello amparado por una opresión sistemática y agobiante. La sinergia de estos factores modificó de tal manera la tradicional clase dominante, que apareció una nueva clase dominante que se consolidó como núcleo de poder. Una simple comparación evidencia que régimen franquista fue una cleptocracia llevada al extremo. Es decir que todas prácticas corruptas como ahora se conocen, o nacieron o se desarrollaron o consolidaron bajo el manto protector del aparato de estado fascista. Al morir Franco, la expresión más dura del franquismo, la represión impune y sin límite, desapareció, pero las instituciones, personas, personajes, grupos económicos que la sustentaron no. La cultura y las formas de llevar a cabo los negocios y las finanzas se mantuvieron inalterables. La corrupción heredada, no solo se mantuvo, sino que se amplió y sofisticó para incrementar los muy elevados beneficios de los corruptos. Es decir, las nuevas clases económicamente dominantes no solo mantuvieron la corrupción sino que favoreciéndola mejoraron sus ingresos.

¿Podemos definir la situación española como cleptocratica?

En una democracia todo empleado público (y los políticos lo son) tiene la obligación de cumplir las leyes y hacer que se cumplan. Un cargo público no es un cacique con poder absoluto en su dominio: debe respetar el marco legal y los derechos ciudadanos. Sin embargo, los hechos hasta ahora jurídicamente probados, nos indican que muchos de los cargos políticos han obtenido beneficios ilícitos lucrándose de su posición, bien directamente mediante cobros irregulares, bien mediante comisiones por amañar contratos o tomar decisiones de legalidad muy discutible a cambio de ganancias ilegitimas. No obstante, el permanente expolio de las arcas públicas tenía que acabar evidenciándose y los casos de corrupción han sido el detonante de una situación política insostenible. Para evitarse complicaciones y conflictos, pues las protestas y los conflictos cada día se enconan más, se vuelve a aplicar la fórmula clásica: incrementar la represión dando más poderes a policías y jueces, aun a pesar de que los últimos pierdan independencia. Estamos gobernados por ladrones, que no dudan en emplear todos sus medios para perpetuar su sistema.

¿Que sucede con el PP y su actual gobierno?

Las formas políticas (los gobiernos) son seleccionados en función de los intereses de las clases dominantes y como sucede en cualquier sistema basado en la máxima obtención de dividendos, si los directivos no funcionan a conformidad de los poderosos, son cambiados. En la actualidad observamos que se está produciendo un relevo de gestores. El gobierno Rajoy agoniza entre su incompetencia y sus condenas judiciales, por tanto los poderes facticos están preparando otro equipo dirigente, constituido por gente nueva, joven y moderna, no implicados en los gravísimos errores del gobierno actual. Sin embargo se trata de una operación de riesgos, pues el discurso de los futuros líderes, emite aromas José Antonianos muy intensos, véanse las soflamas sobre la unidad nacional o las manifestaciones de que empresarios y empleados tienen un factor común: ser españoles, mientras que sus preocupaciones sociales están por descubrir. En conclusión, que se quiere substituir unos gobernantes incompetentes y desprestigiados, por otros que ejecuten sus tareas de una forma más eficaz y con más apoyo social, aun a costa de meter a fascistas en puestos de responsabilidades gubernativas.

¿Y a todo esto, donde está la izquierda?

Pues a no ser que cambie mucho el panorama, ni esta, ni se la espera. Su irrefrenable ansia de dividirse en busca de la verdad y la unidad, es cada día más patente. Su gestión del problema catalán ha sido errática, confusa y corrosiva. Algunos apoyan al gobierno, otros apoyan la postura independentista y otros tuvieron una actitud cuando menos confusa, apoyaron la consulta, condenando el 155, pero cuando algunos políticos catalanes muestran su verdadero rostro: racismo, intolerancia, nulo interés por buscar otras soluciones que la imposición unilateral de sus posturas, vacilan. Cierto es que el tratamiento de las nacionalidades y del nacionalismo ha sido históricamente una de las mayores deficiencias de las organizaciones socializantes, pero no reconocer que se ha llegado prácticamente a un callejón sin salida por la postura intransigente de dos grupos de poder económico y que por ahora, la única salida previsible va a ser en beneficio de la extrema derecha es importante. Mientras que no se denuncie que el conflicto catalán se ha generado por contradicciones que nada tienen que ver con los intereses del pueblo, sino con los intereses de las dos oligarquías, no se puede avanzar. Sin denunciar que la corrupción no es la causa, sino la consecuencia de los abusos de la clase dominante, que pretende buscar soluciones aún más perjudiciales para el interés de las clases trabajadoras, se retrocederá y sin renunciar al protagonismo individual, al sectarismo y a posturas subjetivas o infantiles, nos hundiremos. El marco jurídico vigente, la actuación del aparato de estado y las búsquedas de soluciones prácticas y “patrióticas”, así como la incompetencia de la izquierda nos llevan directamente, si no a una dictadura, a un régimen autoritario, a una dictablanda. Es hora de empezar a actuar, de buscar la unidad, con generosidad y humildad, para poder desmontar la amenaza fascistizante que está tomando forma.

Más artículos del autor

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

“Breves” para Julio Gomariz Acuña

Iñaki AlRui*. LQS. Febrero 2018

A modo de breve presentación, como compañero de banderas y parte editorial… y tal qué en Leganés un 15 de febrero, en “La Libre”

Como dice el titulo “Un relato”, es algo personal, en primera persona, su historia, su vivencia, es su libro, una aportación más para escribir la historia.

Julio Gomariz Acuña, nos deja de firmada su historia oral (qué es la que fue y existió) en estos “relatos” organizados cronológicamente, ”relatos” necesarios para seguir reivindicando una memoria negada, que se intenta hacer caer el pozo del olvido.

Con su historia, su libro, aporta muchas cosas que se pueden compartir o no, que gustan y disgustan, pero no queda duda (¡Unanimidad!) de su contribución a desmontar la falsa idea de los últimos años del franquismo, en los que se nos quiere hacer creer que se vivía en una apertura total de libertad, un ji-ji, ja-ja, como así se pregona desde series de televisión y por una mayoría de políticos (Qué han gobernado, gobiernan…) que banalizan lo que fue luchar contra el franquismo, claro que ellos nunca se enfrentaron, ni los de anteriores gobiernos, ni los de esté… dignos herederos.

El franquismo asesinó, encarceló y torturó hasta el final, y podríamos hacer prorroga con la sangrienta Transición… y de la tortura, suma y sigue.

Los que lucharon contra el franquismo, siguen siendo una voz silenciada en el estado, han participado una minoría en la política del país en un segundo plano siempre. No hemos tenido dirigentes en el gobierno que procedan de esas luchas. Hoy, incluso, tenemos un claro ejemplo, en el que nos gobiernan los herederos directos del franquismo, y casi sin tapujos.

La mejor manera de sacar conclusiones, sin lugar a dudas, es leer el libro, leer la historia, el relato de Julio Gomariz Acuña un libro donde nadie podrá poner en duda la honradez del relato del autor.
Gracias Julio

Notita: Ediciones El Garaje, sigue haciendo su trabajo de difusión y fomento de la lectura, como instrumentales del saber y contra la ignorancia, que siempre se combate con sanos libros. Ah! y también se editan libros por placer, el placer de la lectura.
La editorial, humilde, suple la falta de medios con mucha ilusión y aunando voluntades.

Relato de un miembro del FRAP

Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LQSomos
En Twitter: @IkaiAlo

Reunión casi clandestina

Chito.* LQSomos. Noviembre 2017

Era casi de noche… era Noviembre… estábamos en Madrid… y llovía…

Llegaba demasiado pronto así que me refugié en un bar cercano, uno de esos bares tan nuestros, tan destartalados, cutres las más de las veces, pero que servían de hogar a los que nos pasábamos el día en la calle, de cita en cita, de reunión en reunión…

Sentado en la mesa de mármol, con un vaso de café calentándome las manos, vi pasar al camarada Luis R… Nos miramos y una leve inclinación de cabeza bastó para saludarnos y saber que él ya iba para allá. Pagué y seguí sus pasos. La taberna donde se iba a desarrollar la reunión, tenía el cierre medio echado… medio subido… pero tras la barra había luz.

Una vez dentro las sonrisas y los abrazos… qué bueno veros… qué bueno que sigamos aquí… Putxi… Manolo… Pablo… Nieves… Bernardo… Pegasín… Victoriano… Julio… Marga… Luis… Mariano… el dueño del local (lo siento camarada, no sé tu nombre)… y un par de caras más… también sonrientes… también canosos… a los que yo no conocía.

Durante la hora siguiente Pablo M presentó a Julio G y éste su libro. Un resumen de años de lucha… de juventud pérdida… de miedos… y al final surgieron los interrogantes… ¿Mereció la pena? ¿Lo que hicimos influyó en algo? ¿En aquellas circunstancias lo volveríamos a hacer?… Así pasamos aquella hora… recordando… preguntándonos… apoyándonos… Y el dueño del local perdiendo clientes que intentaban cenar en aquel pequeño y acogedor comedor, decorado con desvaídos carteles de antiguos combates, ocupado ahora por viejos camaradas que en su juventud soñaron con transformar el mundo.

Y nos reímos de las desdichas, de la difícil supervivencia en la clandestinidad, de la incertidumbre cotidiana, de los acogedores escaparates de muebles que nos recordaban el hogar perdido, de la búsqueda de un plato caliente, del sufrimiento de nuestras familias, de la camarada que tuvo el valor de escaparse de la cárcel de mujeres de Yeserías… Y Victoriano se rió a gusto de las páginas de internet donde todavía hoy le dan por muerto, donde se afirma que no sobrevivió a los tiros que le pegaron en el 72… Y así…despacito… y de uno en uno o de dos en dos, nos fuimos dispersando por aquellas calles sombrías… húmedas… propias del noviembre madrileño… encorvados… cabizbajos… sin ningún reconocimiento, todavía ignorados, todavía denostados. Pero poco a poco van saliendo libros como el de Julio, como el de Putxi, como el de Gualino, como el de Muniesa, como el de Moreno, que van contando la otra historia… historias que sorprenden por el arrojo y la valentía de sus protagonistas… nosotros mismos.

* El pasado martes 28 de noviembre tuvo lugar la presentación del libro “Relato de un miembro del FRAP”, de Julio Gomariz, antiguo militante de esa organización. La presentación tuvo lugar en la Taberna El Alambique, en la calle Fúcar. Uno de los asistentes al acto, “Chito” (nombre de guerra del FRAP) recordando su etapa de lucha en la clandestinidad, hizo un excelente paralelismo entre aquella lucha contra el franquismo y este reivindicativo acto para recuperar y potenciar nuestra memoria, con la aparición de un nuevo libro.

Concentración frente al Valle de Cuelgamuros

Carmen Martínez Brugera*. LQSomos. Noviembre 2017

El pasado 19 de noviembre, en una soleada mañana de domingo, nos concentramos una vez más a las puertas de Cuelgamuros, para reivindicar la memoria antifascista y protestar porque todavía siga en pie este megalómano monumento construido por los presos políticos por orden del mayor genocida español de todos los tiempos, para homenajearse así mismo.

La concentración había sido convocada, entre otras asociaciones, por el Foro Social de la Sierra, La Comuna, La Coordinadora Antifascista y El Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid. Por primera vez, este año no tuvimos que soportar a grupos de extrema derecha que nos increparan. Nuestra constancia en mantener esta convocatoria durante once años, a pesar del mal tiempo o de la incomprensión de algunos compañeros que lo veían como un acto testimonial, nos ha permitido ganar poco a poco este espacio público para la democracia.

Nuestras pancartas con el lema “Ni olvido ni perdón, juicio al franquismo” y nuestras voces de “Madrid será la tumba del fascismo”, o “Verdad, justicia y reparación”, dejaban muy claro que no vamos a parar hasta que todas nuestras reivindicaciones sean alcanzadas.

Tras la lectura de los comunicados de las diferentes organizaciones convocantes y de los conmovedores y reivindicativos poemas de la poeta y activista Leire Olmeda, se finalizó el acto con el canto de La Internacional, A las Barricadas y el Himno de Riego.

¡Memoria Antifascista frente a la impunidad y el autoritarismo!
¡Reconversión del recinto en un Memorial Antifranquista!
¡Desmontaje de la Cruz!
¡Fuera la tumba del dictador!
¡Fuera símbolos fascistas de nuestra Sierra!

* Historiadora, acaba de publicar “Robledo de Chavela 1931-1945. Desaparecidos, asesinados, detenidos y depurados”.

“Relato de un miembro del FRAP”

Luis Puicercús “Putxi”* LQSomos. Noviembre 2017

Entrevista a su autor, Julio Gomariz Acuña

Hablamos con Julio Gomariz Acuña, que en los próximos días va a publicar “Relato de un miembro del FRAP”, en el Garaje Ediciones, donde cuenta las vivencias y experiencias de su militancia, detención y posterior prisión. En su trabajo, el autor, entonces militante del FRAP, aporta datos y documentos de los últimos meses de la dictadura. Un trabajo que sin duda va a formar parte de nuestra reciente historia, para mantener viva nuestra memoria de lucha y resistencia contra el franquismo.

LoQueSomos.- “Relato de un militante del FRAP”, ¿es un libro más sobre las cárceles?
Julio Gomariz Acuña.- Por supuesto que no. El testimonio de mis años de militancia tiene como objeto dejar constancia de unos terribles hechos, cuya falsificación debe evitarse. No podemos permitir que los desalmados que persiguieron con saña e impunidad a nuestro pueblo queden en el anonimato y sus víctimas sufran la más atroz de las condenas: el olvido. En realidad esta humilde obra pretende dar visibilidad a los perseguidos, torturados o asesinados por defender la libertad y la dignidad humana en nuestro país.

LQS.- Empecemos por el principio, ¿por qué te metiste en actividades antifranquistas? ¿Y por qué en la FUDE (Federación Universitaria Democrática Española)?
JGA.- Principalmente por rechazo a la brutal represión que se vivía y por las condiciones de miseria en las que vivían muchas de las personas del barrio donde me crié.
Ingresé en la Universidad sin pertenecer a ningún grupo político. Contacté con varios, pero la organización que tenía líneas de actuación más coherente con mi manera de pensar (derrocar a la dictadura mediante la lucha revolucionaria y el rechazo de la influencia de los yanquis) era la FUDE.

LQS.- ¿Cuáles fueron los mejores momentos de tu vida como activista? ¿Y los peores?
JGA.- Los mejores: La conmutación de las penas de muerte del Consejo de Guerra de Burgos de 1970, como resultado de las luchas populares. La retirada de los cuartelillos policiales de las facultades en 1972, porque también fue fruto de nuestras luchas. La entrada de los vietnamitas en Saigón, pues demostró que el Imperialismo Yanqui no era invencible.
Los peores: La mañana del 27 de septiembre de 1975, en la sexta galería por el fusilamiento de los cinco luchadores antifranquistas.
La suspensión de militancia en septiembre del 76, que supuso el mayor desengaño político por la actitud errática de la dirección del PCE (m-l). Declararon que a pesar de sus trágicas consecuencias las acciones armadas habían sido un ensayo.
La escisión en FUDE de 1972, que supuso la pérdida de efectivos muy valiosos, así como de muchos amigos que también habían sido camaradas.

LQS.- En 1975 eres detenido y pasas por las siniestras dependencias de la Dirección General de Seguridad en la Puerta del Sol, ¿cuál fue el peor momento de los interrogatorios? ¿Qué piensas de las acusaciones que se formularon en vuestra contra?
JGA.- Sin duda fueron las primeras treinta y seis horas, cuando a causa de la brutalidad policial, tuve tentaciones de aceptar las acusaciones que me formulaban, aún a sabiendas que eran infundadas, para que dejasen de pegarme y agobiarme. Pero al final no me derroté, porque era consciente de que seguirían torturándome para que delatase a otros compañeros, que tampoco habían participado en los hechos de los que me acusaban.
Me imputaban el haber participado en la muerte de un guardia civil en los alrededores del Canódromo, en Madrid. La acusación carecía totalmente de fundamento, pues se trataba de un atentado de los GRAPO, pero a la Brigada Político Social, solo les interesaba tener a alguien a quien culpar, algún chivo expiatorio, no de encontrar a los autores. Conocía varios trágicos antecedentes de hechos similares.

LQS.- Fuiste a parar a Carabanchel, ¿cuáles fueron los peores momentos en la cárcel? ¿Y los mejores?
JGA.- Los peores: Cuando me sacaron a diligencias para el reconocimiento forense, pues pensé que me incomunicaban para ser juzgado en un Consejo de Guerra.
Los cuatro días de incomunicación adicional e injustificada que me impuso la dirección de la prisión, a pesar de que los militares ya habían levantado esa medida.
Los mejores: El 20 de noviembre, cuando vimos que la bandera se encontraba a media asta. Y también las sonoras carcajadas que provocó el ridículo discurso de Arias anunciando la muerte del dictador.

LQS.- El 27 de septiembre de 1975 fueron asesinados cinco jóvenes antifranquistas, los últimos fusilados por el franquismo, ¿piensas que su sacrificio fue útil? Luchar contra la dictadura era mirar cara a cara a la muerte… ¿Valió la pena?
JGA.- Sí, su sacrificio demostró que la continuidad del franquismo era inviable. Por supuesto que mereció la pena luchar contra la dictadura a pesar de los riesgos. Si no se hubiese luchado, hubiera continuado la opresión mucho más tiempo.

LQS.- Los compañeros asesinados en septiembre del 75, siguen siendo considerados en la actualidad como “terroristas” para la justicia y policía españolas. A estas alturas, ¿qué juicio te merece una calificación de este tipo sobre quienes lucharon y dieron su vida por la libertad y la dignidad de las personas?
JGA.- Me parece injusta esta calificación. Independientemente de consideraciones éticas, políticas o jurídicas sobre la lucha armada. En un Estado democrático, toda persona es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad mediante un juicio justo. Todos los Consejos de Guerra fueron una farsa, nada que pudiese calificarse como juicio justo. Por tanto, como fueron condenados injustamente nadie puede afirmar que fuesen terroristas. La justicia debería anular esos Consejos de Guerra y otros juicios similares.

LQS.- En 2008 la cárcel de Carabanchel, el paradigma de la represión franquista, todo un símbolo de la dictadura fue derruida… ¿qué se nos fue tras su destrucción?
JGA.- Gran parte de nuestra vida. Debería haberse mantenido como un museo o recordatorio, como se ha hecho en otros países e incluso con algunas prisiones del Estado español.

LQS.- Durante la mal llamada Transición (mejor decir Transacción) de los demócratas “de toda la vida”, la mayoría de los políticos en el Poder y que se establecieron en las instituciones, se vanaglorian de haber luchado contra el franquismo (“corríamos delante de los grises, jajaja”) y por la democracia… ¿qué piensas de esa gente?
JGA.- Ya que vamos de juegos de palabras, yo pienso que a la Transición debería quitársele la n y la s para que adquiriera su auténtico significado. Actualmente pienso que si bien es cierto que en los años 80 y 90, mucha gente necesitaba un pasado progresista o cuando menos “folklórico”, también es cierto que si todos los antiguos militantes del PSOE que afirmaban haber participado en el mayo francés, lo hubiesen hecho, el idioma mayoritario en París sería el español… sin duda. Pero los que frivolizan o relativizan las luchas y penalidades de la época, no me merecen la más mínima consideración ni respeto. Mienten, lo saben y lo hacen tan solo por su propio interés. En cualquier manifestación te jugabas la vida y la libertad. Hay muertos y miles de presos y torturados que lo acreditan.

Una imagen vale más que mil palabras: 1976. El primer gobierno de la monarquía presenta en Barcelona su programa político

LQS.- Con la Transición, aparte del “borrón y cuenta nueva”, parece que también se intenta “borrar” a muchos de aquellos compañeros que realmente sí que estuvieron activos en la lucha, desde las Universidades, los talleres, las fábricas y los barrios… “borrones” a lo que das luz en tu libro… Pero realmente, ¿dónde está toda esa generación?
JGA.- Es cierto que se ha intentado y todavía se intenta ocultar los enormes daños que la dictadura causó a muchas personas, entre otros motivos para enmascarar las responsabilidades de los represores o de los beneficiados por la dictadura.
De aquella generación, algunos de los que sufrieron torturas y condenas, quedaron afectados física y sobre todo psíquicamente, lo que les impidió llevar una vida normal. Otros, la mayoría, fueron capaces de llevar una vida normal y en muchos casos, los que abandonaron las actividades políticas alcanzaron éxitos profesionales en sus carreras como médicos, investigadores, profesores o trabajadores cualificados. Gran parte de ellos sigue moviéndose en ambientes de izquierdas. De los que siguieron en política, muchos se metieron en el PSOE… y algunos en IU.

LQS.- Manuel Blanco Chivite, un antiguo camarada, nos decía en una entrevista que “sin riesgo no hay libertad”… ¿qué queda de esa lucha?
JGA.- De acuerdo con Manolo. La situación de libertades y de cierto bienestar económico viene motivada en buena parte por las luchas que entabló el pueblo, que arriesgó y perdió a algunos de sus mejores hijos. Sin estas movilizaciones, la dictadura hubiera durado mucho más, no hay que olvidar que el primer gobierno de la monarquía, continuó en gran medida la política del franquismo. Solo las luchas en las calles, en los centros de trabajo o de enseñanza hicieron inviable el franquismo sin Franco.

LQS.- Cuando alguien ha puesto “toda la carne en el asador”, cuando se destrozó la vida a tanta gente, cuando todavía existen algunas compañeras y compañeros que siguen sufriendo las secuelas de los malos tratos y torturas y cuando tanta gente se ha quedado en el camino… ¿se puede llegar a la conclusión de que no merecía la pena sufrir tanto “por tan poco conseguido”, como dicen algunos?
JGA.- En absoluto. Si partimos de la premisa de que nada se tenía y nada había que perder, cierto es que se podía haber conseguido mucho más, pero si no se consiguió, no fue porque la lucha no mereciese la pena, sino porque se planteó de manera errónea en una buena parte.

LQS.- En resumen, ¿cuál es el balance de tu militancia?
JGA.- Tremendamente positivo. A pesar de haber sido derrotados, había que luchar, la situación era insoportable y se demostró que el Régimen franquista no podía continuar.

LQS.- Y para terminar, una pregunta recurrente, ¿volverías a hacerlo?
JGA.- Las circunstancias personales no son las mismas, como no lo son las situaciones políticas, pero en situaciones similares, condiciones y circunstancias personales, sin lugar a dudas, volvería a hacerlo. Pienso que nuestra época pasó, pero en las actuales circunstancias, con una deriva hacia el autoritarismo por parte del gobierno, se pueden dar situaciones similares. Considero que hoy en día, nuestro papel como generación es el dejar evidencias bien documentadas de lo que pasó, para que los que tomen nuestro relevo, sepan lo que puede volver si se olvida lo que en su momento sucedió… hay que recordar para nunca olvidar.

Muchas gracias, Julio. Salud y República.

Relato de un miembro del FRAP, de Julio Gomariz Acuña.
El Garaje Ediciones, colección Documentos.
ISBN: 978-84-945010-9-8. Precio: 14 euros

* Luis Puicercús “Putxi”, miembro de la Asamblea de Redacción de LoQueSomos. Autor de varios libros: «Ventas-Ciudad Lineal en el recuerdo«, «Propaganda ilegal. Itinerarios de Prisiones. (1972 – 1975)«, del que ya prepara una segunda edición ampliada, «Ictus, una experiencia que cambio mi vida«, «Brigadistas en Cuba«, un testimonio de la enriquecedora experiencia que supuso su estancia en Cuba durante tres años en el marco de las Brigadas de Trabajo Voluntario.
Otras notas del autor

Carlos vive, la lucha sigue

Redacción. LQSomos. Noviembre 2017

¡Carlos, hermano, nosotr@s no olvidamos!

Este sábado 11 de noviembre, miles de personas recorrían las calles de Usera a Legazpi, en la manifestación de homenaje y recuerdo al joven antifascista Carlos Palomino, asesinado por un nazi y miembro de la Guardia real hace diez años.

Grupo de madres italianas en la manifestación de Madrid

En un ambiente combativo y mayoritariamente joven discurrió la manifestación entre canticos y voces como ”No, no, nazis no, nazis no…”, “Qué casualidad el asesino era militar”, “Vosotros fascistas, sois los terroristas”, “Nativa o extranjera la misma clase obrera” o “Fuera nazis de nuestros barrios”. Tampoco falto el recuerdo para l@s pres@s políticos ¡Alfon libertad! o ¡No estamos todas faltan las presas!. La marcha a contado con varias paradas en las que se han realizado sentidas intervenciones compañer@s de Carlos.

Al termino de la manifestación tomo la palabra Mavi, madre de Carlos Palomino:

11 de noviembre de 2007…

La Delegación del Gobierno de Madrid había autorizado una manifestación xenófoba convocada por el partido de ultraderecha Democracia Nacional en uno de los barrios más interraciales de la capital. Carlos acudió junto a sus amigos a una contramanifestación impulsada por varios colectivos antifascistas, en el camino se topó en el metro con un neonazi que portaba un arma blanca.

Cuando Carlos entró al vagón, Josué, le asestó una puñalada en el corazón, poniéndole así fin a su vida. Tras el ataque, el neonazi no huyó al momento, se quedó en el vagón insultando al resto de pasajeros, tal y como quedó reflejado en las imágenes registradas de la cámara de seguridad. “Guarros de mierda”, “os voy a matar”, “Seig Heil”, gritaba. Finalmente, se acabó marchando con el arma en la mano, no sin antes apuñalar a un compañero de Carlos en las costillas.

Josué fue detenido y condenado a 19 años de prisión por un delito de asesinato y otros 7 por tentativa de homicidio. Además, era la primera vez que se incluía el agravante de motivos ideológicos en una sentencia. No era el primer asesinato a manos de un neonazi, pero si que era la primera vez que se reconocía la violencia fascista dentro del marco de los delitos de odio…

#CarlosVive
@LQSomos

Valencia es ANTIFASCISTA

Redacción. LQSomos. Octubre 2016

Miles de personas han recorrido esta tarde de sábado las calles del centro de València, siguiendo la convocatoria de más de doscientas entidades y organizaciones sindicales, políticas y sociales, para rechazar las agresiones fascistas, de la extrema derecha local (Yomus, España2000) el pasado 9 d’Octubre y contra la «impunidad» de la que han gozado (y gozan) los movimientos fascistas implicados.

Tras una gran pancarta de color rosa con el lema ‘Contra el feixisme i per les llibertats. No passaran!’ aderezada con batucadas y música de rock en valenciano, la marcha partía con total normalidad de la plaza de San Agustín pasadas las 18:00 horas, en medio de un importante despliegue policial

Pancartas reivindicativas contra el racismo, la homofobia o el nazismo. y banderas esteladas, tricolores o del movimiento antifascisata, hacían su recorrido entre canticos de: ‘València será la cuna del fascismo’, ‘Fuera fascistas de nuestros barrios’ o ‘Vosotros, fascistas, sois los terroristas’.

En algunos puntos del recorrido había pequeños grupúsculos de los “patriotas” de la bandera “bicolor” profiriendo amenazas e insultos, en esta ocasión la policía ha establecido un cordón de separación.


El recorrido por el centro de Valencia, finalizaba en la plaza de América con la lectura del manifiesto, en el que se recordaba que el fascismo «se hizo brutalmente visible» el 9 d’Octubre y señalaba que su aparición «no fue solo una acción por parte de grupos o partidos de ultraderecha», ya que también «centenares de personas –familias, niños y abuelos– participaron de las agresiones a través de cánticos, insultos o muestras de apoyo a las agresiones», contra las que «pacíficamente se manifestaban favor del valenciano»

El portavoz de la manifestación, Cartes Urtubia ha asegurado que con esta marcha, todas las entidades «se unen y trabajan por defender la libertad». «Al final estamos haciendo una demostración de que el fascismo no tiene cabida en nuestra ciudad y en la calle lo estamos constatando», ha reivindicado. Y ha acentuado: «La respuesta de la gente demuestra que València es antifascista».

#NoPassaran #ValènciaAntifeixista #vlc28o

Notas relacionadas:
València contra el feixisme i per les llibertats
La ultraderecha valenciana revienta la manifestación del 9-O
País Valenciá – LoQueSomos