No era solo Billy

Este policía actuaba de tal manera que era digno de ser descrito en los manuales de psiquiatría como un auténtico psicópata: Chulo y camorrista, siempre dispuesto a la bronca y a montar espectáculos en sus intervenciones en la calle, donde con frecuencia, pistola en mano gritaba soy Billy el niño para amedrantar a sus futuras víctimas

Leer más

Torturadores: las tenazas de la dictadura franquista

Vivimos en un país que mantiene la “cultura” franquista. No está tan lejos el escándalo revisionista publicado por la Real Academia de Historia, edulcorando la imagen de la dictadura. La corrupción histórica es avalada por la Judicatura que se acoge a la ley de Amnistía para correr un tupido velo sobre los horrores del franquismo desde el Alzamiento de 1936 y exculpa a los denunciados por la Justicia Argentina (la Querella)

Leer más

Rosa María García Alcón: Verdad, Justicia, Reparación

El 24 de agosto de 1975, cerca de Atocha, fue detenida por policías “secretas” de la BPS (Brigada Político Social) y conducida a la DGS (Dirección General de Seguridad) de la Puerta del Sol. Allí fue “recibida” y torturada por varios policías, entre ellos Antonio González Pacheco conocido como Billy el Niño

Leer más

La monarquía española condecora a los torturadores

Antes de acabar con mi comunicación, deseo que sepan que desde entonces, he consultado con muchos médicos especialistas, tanto de la columna como de la vejiga urinaria; que cada uno de ellos inexorablemente manifiesta que las causas de ambas patologías, sin variación o dudas clínicas, proceden de las torturas que me infligieron los criminales de la BPS. Diré que, en estos más de cuarenta años, me han intervenido quirúrgicamente siete veces en la columna, con largas operaciones que duraban unas ocho horas de media

Leer más

El comisario Roberto Conesa «el garbancito»

Hasta estuvo involucrado en las detenciones de las “Trece Rosas”, ¿infiltración, delación…? Entre las personas a las que denunció estaba aquél “competidor” que se había casado con la chica de sus sueños. Todo se resolvió en un discreto fusilamiento, ¡que cosas!

Leer más