Carlos Olalla*. LQS. Junio 2018 Todo es poesía en “Visages, villages” (“Rostros, lugares”), un canto libre a la belleza, a lo efímero, a lo anónimo, a lo inmensamente pequeño, una invitación a que veamos la realidad desde otros ojos, con otra mirada. Es increíble lo que puede llegar a transmitir una simple foto de gran formato en blanco y negro Rostros anónimos, efímeros paisajes del alma, lugares esculpidos por la memoria. Nuestra cara refleja nuestra vida, nuestras heridas iluminan nuestras arrugas. Rostros del mundo, milenarios paisajes de la Tierra, lugares cincelados por el olvido. Los paisajes reflejan nuestro vacío, nuestra…
Continuar leyendo